Lunes 12.11.2018
HACIA EL CONGRESO EXTRAORDINARIO

La carrera por suceder a Cospedal es cosa de dos: se retiran de golpe las otras tres alternativas

  • El alcalde guadalajareño Antonio Román, la diputada nacional ciudadrealeña Rosa Romero y el concejal conquense Pedro García Hidalgo se apartan de la lucha por el poder en PP de Castilla‑La Mancha.
  • A pocas horas de cerrarse el plazo para inscribir candidaturas, todo apunta a que el sillón que deja libre María Dolores de Cospedal solo lo van a disputar el albaceteño Francisco Núñez, hombre del aparato, y el toledano Carlos Velázquez.
María Dolores de Cospedal, durante la Junta Directiva Regional del PP en la que anunció su renuncia a liderar la formación. EFE/Archivo
María Dolores de Cospedal, durante la Junta Directiva Regional del PP en la que anunció su renuncia a liderar la formación. EFE/Archivo

TOLEDO.- El camino en la carrera por convertirse en sucesor de María Dolores de Cospedal al frente del PP de Castilla-La Mancha se allana para los dos únicos candidatos que hasta ahora –hay plazo hasta este sábado a las dos de la tarde- han confirmado su intención de concurrir al proceso abierto para elegir al nuevo presidente regional de la formación.

El albaceteño Francisco Núñez y el toledano Carlos Velázquez ven despejado el cuadrilátero para su 'cara a cara' después de que los otros dos nombres que sonaban con fuerza para poder hacerles sombra, la ciudadrealeña Rosa Romero y el guadalajareño Antonio Román se hayan autodescartado de esta contienda, escudándose en la unidad que precisa el partido. Decisiones en las que, a buen seguro, han tenido que ver las presiones que desde el aparato del partido se están ejerciendo, con el objetivo de no dejar a la vista la división existente en el seno de la formación.

Paso a un lado que también ha decidido dar el concejal de Seguridad y Servicios a la Ciudad en el Ayuntamiento de Cuenca, el díscolo Pedro García Hidalgo, quien en los últimos días había jugado con la opción de presentarse a la Presidencia del PP castellano-manchego. Ha sido en su perfil de Facebook donde García Hidalgo ha anunciado que finalmente no presentará su candidatura, aunque dice haber reunido 152 avales.

"Doy un paso al lado convencido de que es la mejor decisión para mi partido que acaba de salir de un proceso congresual nacional y se embarca ahora en otro regional", ha señalado García Hidalgo, quien espera que el partido salga del congreso extraordinario del 7 de octubre "más fuerte, que libere y dé poder al afiliado".

Un García Hidalgo que este miércoles aplaudía en su cuenta de Twitter “la actitud valiente” de Carlos Velázquez, ante las “maniobras” por parte de los aún dirigentes del PP a nivel regional para intentar de salvar 'in extremis' la presentación de una candidatura que pudiera hacer sombra a Núñez. Maniobras sobre las que prefiere “no hablar”, según dice, dando a entender que no solo son posibles, sino que tampoco es la primera ocasión en la que se producen.

Mientras tanto, el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, confirmaba a última hora de este jueves que no presentará candidatura para presidir el partido a pesar de haber reunido más de 400 avales –90 es el mínimo exigido para poder convertirse en candidato- y estar convencido de que, de haberse presentado, podría haber ganado.

Una decisión que toma después de seis días de reflexión -y más de una llamada-, tras los que ha llegado a la conclusión de que no era lo adecuado encabezar una candidatura, ya que apuesta por la unidad del PP.

Sin embargo, aunque esa haya sido la razón que dice le ha llevado a no concurrir en este proceso interno, ve “complicado” que finalmente se presente una única candidatura de unidad tal y como ha pedido el presidente del PP de Albacete y primer popular en anunciar su intención de convertirse en el próximo presidente del partido a nivel regional, Francisco Núñez.

Candidato al que, estando ya en plena campaña electoral, con una agenda repleta de actos y llena de fotos, le surgía un oponente inesperado en el seno del Grupo Parlamentario Popular del que ambos forman parte, Carlos Velázquez. Y aunque Román ha asegurado que no apoya a nadie, lo cierto es que ayer mismo se ha dejado ver con el alcalde de Seseña y diputado regional, durante un vermú solidario celebrado en Guadalajara. Junto a Román y Velázquez también ha estado el presidente de la Diputación de Guadalajara, José Manuel Latre.

Acto al que también asistía, pero el miércoles, Francisco Núñez, que se dejaba ver con la presidenta del PP de Guadalajara y compañera suya en las Cortes, Ana Guarinos.

De izquierda a derecha: Antonio Román, Pedro García Hidalgo y Rosa Romero. Archivo

ROMERO TAMPOCO, TRAS EL ‘AVISO’

Quien todavía no se ha dejado fotografiar con ninguno de los dos candidatos es la diputada nacional del PP por Ciudad Real Rosa Romero, que también estaba valorando si plantar cara o no en esta carrera. Sin embargo también este jueves, al mismo tiempo que Román, ha anunciado que no lo hará, por “responsabilidad y unidad”.

Una decisión que hacía pública mediante un comunicado en el que explica que ha tenido ocasión de hablar e intercambiar impresiones con afiliados, simpatizantes y compañeros de partido de las cinco provincias, siendo numerosas las muestras de cariño y apoyo recibidas, animándole a dar el paso.

Pese a ello, asegura que “por la responsabilidad nacional” que ostenta, como vicepresidenta tercera del Congreso, y en aras de la unidad del partido, ha decidido retirarse de la contienda. La diputada ciudadrealeña afirma que esa unidad es la que siempre ha buscado durante toda su trayectoria política y que como ya avanzó la semana pasada, su voluntad es "estar en la solución" por ello considera que "la mejor solución” que “responsablemente” puede tomar es “trabajar por la fortaleza de nuestro gran partido".

Determinación en la que también puede haber tenido su peso el hecho de que el presidente del PP de Ciudad Real, Francisco Cañizares, negase este martes que Romero tenía el apoyo del partido en la provincia y se mostrase convencido de que “el candidato que mejor cuadra como líder del PP de Castilla-La Mancha para los próximos cuatro años es Paco Núñez”. Una opinión personal que el también compañero de Núñez y Velázquez en la bancada 'popular' de las Cortes hacía extensible a “la inmensa mayoría de los afiliados y de los representantes del Partido Popular”.

Con este mensaje ‘alto y claro’ por parte del aparato del partido, a Romero no le ha quedado otra que dar un paso al lado y conformarse con su papel a nivel nacional.

Explica en su comunicado que el Partido Popular “no se puede presentar el año que viene a unas elecciones autonómicas como un partido debilitado, frente a los que ya se sabe que juntarán sus fuerzas para impedir que gobierne el PP”. "Las importantes victorias que ha cosechado el Partido Popular han estado avaladas por la confianza de miles de afiliados y ciudadanos que creyeron en un proyecto serio y responsable. Es nuestro deber devolver esa ilusión a los castellano-manchegos", ha asegurado.

La que fuera alcaldesa de Ciudad Real muestra así su respeto a todas las candidaturas que se puedan presentar en este congreso extraordinario, ”desde la libertad y la democracia”. Un comunicado sobre el que también emitía una nota de prensa el PP de Castilla-La Mancha, reproduciendo algunas partes de lo que la ciudadrealeña en él planteaba.

Antes de hacer pública esta decisión, concretamente este martes, Romero mantenía una reunión con el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, para “intercambiar impresiones” sobre el próximo congreso. Apenas dos días después, ambos anuncian que no presentarán candidatura.

Comentarios
x