Lunes 24.09.2018
HACIA EL CONGRESO EXTRAORDINARIO

Tambores de guerra en el PP de Castilla-La Mancha: el aparato de Cospedal ya tiene rival

  • Defiende públicamente un proyecto de "integración", en el que los afiliados "recuperen la ilusión" y que apueste por la "descentralización" del partido. 
El alcalde de Seseña, diputado regional, coordinador del PP en la provincia de Toledo y nuevo aspirante para suceder a Dolores de Cospedal, Carlos Velázquez. Archivo
El alcalde de Seseña, diputado regional, coordinador del PP en la provincia de Toledo y nuevo aspirante para suceder a Dolores de Cospedal, Carlos Velázquez. Archivo

TOLEDO.- La carrera hacia la Presidencia del Partido Popular de Castilla-La Mancha cuenta desde hoy con un nuevo aspirante, el alcalde de Seseña, coordinador general del PP en la provincia de Toledo y diputado regional, Carlos Velázquez, quien dice aspirar a “integrar a todo el partido” y poder así convertir a la formación en “una alternativa real de gobierno” en la región.

Así lo señalaba esta mañana durante la presentación pública de su candidatura, en el barrio toledano de Santa Bárbara, donde ha estado rodeado por simpatizantes de su proyecto, entre los que se encontraban algunos cargos políticos, como las alcaldesas de Ocaña y La Puebla de Montalbán, Remedios Gordo y Soledad Frutos; los concejales del PP de Toledo Iñaki Jiménez y José Manuel Velasco; el concejal ‘popular’ de Orgaz y exedil de la capital, José Luis Sánchez-Mayoral, la exdiputada nacional Rocío López, y el exconcejal y miembro de la Junta Directiva Regional del PP de Castilla-La Mancha, Vicente Romera.

Junto a ellos también un grupo de miembros de Nuevas Generaciones, algunos de los cuales también estuvieron en primera fila durante la visita que el ahora presidente del PP nacional, Pablo Casado, realizaba a Toledo el pasado 2 de julio, y que con su presencia han querido mostrar hoy su apoyo a Velázquez, al igual que el resto de militantes y simpatizantes que le han acompañado.

Un paso adelante que dice dar Velázquez tras una realizar una reflexión “tranquila, serena y conjunta” sobre “qué es lo mejor para el PP y qué es lo que esperan y desean los afiliados” del partido en la región.

Una decisión que el alcalde de Seseña comunicaba ayer a la presidenta del partido, María Dolores de Cospedal, y al secretario general de la formación, Vicente Tirado, aunque sobre el contenido de dichas conversaciones ha preferido no dar detalles, como tampoco ha respondido al ser preguntado sobre si ha recibido presiones para no presentar su candidatura.

Y es que, cabe recordar, esta no sería la primera ocasión en la que se planteara a Velázquez la necesidad de ‘ceder’ en sus aspiraciones personales o convicciones del rumbo que debe tomar la formación, “por el bien del partido”. Así le sucedía la primavera pasada, cuando veía frustradas sus aspiraciones a convertirse en presidente del PP de Toledo en sustitución del veterano Arturo García-Tizón.

Fueron varias las piezas que hubo que encajar en un PP toledano a cuya Presidencia salieron varios candidatos, que tuvieron que ‘conformarse’ con guardar las formas y acatar una lista de unidad, con el entonces delegado del Gobierno en la región, José Julián Gregorio, como presidente; el alcalde de Mora, Emilio Bravo, como secretario general, la entrada del exdelegado de la Junta en Toledo, Fernando Jou en una de las vicesecretarías, y Velázquez como coordinador general y portavoz del PP en la provincia.

Tampoco el diputado regional ha querido entrar en detalles respecto a las conversaciones que ha mantenido con el alcalde de Guadalajara, Antonio Román, y la diputada nacional del PP por Ciudad Real, Rosa Romero, quienes también barajan la posibilidad de presentar sus candidaturas en este proceso interno y que, de momento, siguen pensándoselo.

Con quien no había podido hablar antes de presentar públicamente su candidatura había sido con su compañero de bancada en el Parlamento autonómico, presidente del PP de Albacete, alcalde de Almansa y primer aspirante que comunicó su intención de suceder a Cospedal, Francisco Núñez, que ya se encuentra en plena campaña recorriendo la región, con quien únicamente había podido intercambiar mensajes a través del móvil. Asegura que la relación entre ambos es “excelente”.

No obstante, considera que es el momento de “confrontar proyectos”, de hablar de ideas y no de personas, por lo que considera que el congreso extraordinario del PP de Castilla-La Mancha, en el que se elegirá al nuevo presidente del partido en la región, será “una extraordinaria oportunidad para todos los afiliados del PP para poder debatir”. Una alternativa que no se puede negar, subrayaba Velázquez, como tampoco “esconder unas falsas primarias”.

APARATO FRENTE A AFILIADOS

De este modo, el también portavoz adjunto del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes castellano-manchegas se une a la carrera por suceder a María Dolores de Cospedal en la que desde el pasado viernes tomó posiciones el que hasta hoy había sido el único popular en confirmar su candidatura, Francisco Núñez.

Dos perfiles muy similares dentro del PP regional -ambos procedentes de Nuevas Generaciones, alcaldes y diputados regionales entre los más agresivos, dialécticamente, con el Gobierno- que ponen de manifiesto que, al margen de la unidad y el cierre de filas en torno a la todavía presidenta de la formación, son distintas las corrientes que se mueven en las aún agitadas aguas ‘populares’.

Velázquez defiende que su proyecto busca “vertebrar” el partido para así poder “descentralizar la toma de decisiones”, puesto que la gran extensión de Castilla-La Mancha, conformada además “por gente muy distinta”, requiere de esa descentralización, para que las decisiones se tomen “lo más cerca posible de los municipios y los afiliados”.

Un punto de partida fundamental para poder lograr el segundo objetivo de su candidatura, que pasa por “estar más cerca de las personas, de los simpatizantes, de los afiliados, de los concejales que llevan muchos años trabajando sin cobrar un duro y de alcaldes de pueblos pequeños que les cuesta dinero estar en el servicio público”.

Es por ello que Velázquez se considera el candidato que puede “recuperar esa ilusión”, “integrar a todo el partido” y conseguir una alternativa “real” para volver a gobernar Castilla-La Mancha en las próximas elecciones autonómicas.

Asegura que la suya es una candidatura “para reunir a todos los afiliados”, que son “lo mejor del PP”, y para conseguir “un partido más fuerte, más unido y que sea capaz de conseguir el voto de quienes dejaron de votar al PP, para recuperar el gobierno de Castilla-La Mancha”. Su intención, que los afiliados del PP recuperen “el orgullo” de pertenecer al partido.

Explica Velázquez que su candidatura “en ningún caso va contra nadie”, a pesar de que desde otros partidos, dice, se vaya a tratar de buscar enfrentamientos “donde no existen”.

Frente a su proyecto se encuentra el que a todas luces parece ser el sucesor de Cospedal propuesto por su aparato, Francisco Núñez. Un candidato que por ahora ha conseguido recabar el apoyo público por parte de ‘nombres’ destacados dentro de la formación, como habiendo ya recabado apoyos públicos por parte del presidente del PP provincial de Toledo, José Julián Gregorio; del alcalde de Talavera, Jaime Ramos, y hoy mismo haciéndose la correspondiente foto, del presidente del PP de Cuenca, Benjamín Prieto y el alcalde de la capital conquense, Ángel Mariscal.

Y como también lo demuestra el hecho de que desde su candidatura se ha tenido acceso, por ejemplo, al listado de contactos a través del cual habitualmente se distribuyen los comunicados de la formación. Del cual, por el momento, Velázquez y su candidatura no han hecho uso. Una práctica que tampoco es nueva, pero que sirve para hacerse una idea de los medios con los que unos y otros cuentan para hacer llegar su mensaje.

El próximo sábado, 15 de septiembre, a las dos de la tarde, concluirá el plazo para la presentación de candidaturas a la Presidencia del PP de Castilla-La Mancha que se celebrará en Albacete el 7 de octubre. Para ser proclamados precandidatos, será necesario haber presentado al menos el aval de 90 afiliados que estén al corriente del pago de las cuotas.

Comentarios
x