viernes 15.11.2019
VIOLENCIA MACHISTA

Las víctimas de violencia de género aumentaron un 10,7 por ciento en Castilla-La Mancha durante 2018

  • Un incremento casi tres puntos por encima de la media nacional, que se situó en el 7,9 por ciento, alcanzando las 31.286 víctimas registradas en todo el país.
  • En la región un total de 1.667 mujeres fueron víctimas de violencia física o psicológica por parte de su pareja o expareja.
Imagen de una de las campañas contra la violencia de género que ha puesto en marcha el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha. Foto: José Ramón Márquez
Imagen de una de las campañas contra la violencia de género que ha puesto en marcha el Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha. Foto: José Ramón Márquez

TOLEDO.- El número de víctimas de la violencia de género aumentó un 10,7 por ciento en Castilla-La Mancha en 2018, al pasar de las 1.506 registradas en 2017 a las 1.667 del año pasado. Un incremento que se encuentra casi tres puntos porcentuales por encima de la subida experimentada en el conjunto del país, precisamente en un año en cuyo último trimestre veía la luz en la región la novedosa Ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha.

Así se desprende de la Estadística sobre Violencia Doméstica y Violencia de Género publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), en el que se analizan los datos de violencia de género, entendida esta como todo acto de violencia física o psicológica (incluidas las agresiones a la libertad sexual, las amenazas, las coacciones o la privación arbitraria de libertad) que se ejerza contra una mujer por parte del hombre que sea o haya sido su cónyuge o esté o haya estado ligado a ella por una relación similar de afectividad aún sin convivencia.

Encuesta relativa al año 2018, durante el cual el número de víctimas aumentó un 7,9 por ciento en España, alcanzando las 31.286.

Número de víctimas que aumentaba en todas las comunidades autónomas entre los años 2017 y 2018, a excepción de Extremadura, donde eran 14 menos las registradas, y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, en las que la variación a la baja fue del 12,2 y el 16,2 por ciento, respectivamente.

En el extremo contrario, los mayores incrementos anuales se produjeron en La Rioja (47,1 por ciento más que en 2017), Canarias (24,8 por ciento) y Murcia (18,4 por ciento).

En términos relativos, las mayores tasas de víctimas de violencia de género inscritas por cada 1.000 mujeres de 14 y más años se registraron en La Rioja (2,4), Comunidad Valenciana y Región de Murcia (2,2 en las dos). 

Por su parte, Castilla-La Mancha se situa también por encima de la media nacional, fijada en 1,5 de cada 1.000 mujeres mayores de 14 años y más, registrando una tasa de 1,9 por cada 1.000, mismo dato registrado para comunidades como Cantabria y Andalucía, coincidente también con la tasa de las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Por el contrario, País Vasco (0,8), Cataluña y Galicia (1,0 en ambas) presentaron las menores tasas. 

Datos procedentes del registro, del que es titular el Ministerio de Justicia, que contabiliza las víctimas que tienen órdenes de protección frente a sus agresores o bien a estos se les han impuesto medidas cautelares tras haberlas agredido.

Según la estadística publicada por el INE, de las 31.286 mujeres víctimas de violencia de género registradas en 2018 en el conjunto del país, casi la mitad, el 47,3 por ciento, tenía entre 25 y 39 años, siendo la edad media de las víctimas de 36,5 años.

Sin embargo, los mayores incrementos del número de víctimas se produjeron entre las mujeres de 60 a 64 años, un 15,1 por ciento, y entre aquellas con 18 y 19 años, con un aumento del 10,9 por ciento.

Por su parte, el grupo de edad en el que se producía un mayor descenso fue el de mujeres de 75 y más años, con una reducción del 12,1 por ciento.

Según los datos ofrecidos por el INE, atendiendo al lugar de nacimiento, casi dos de cada tres víctimas de violencia de género habían nacido en España (el 64,9% del total), proporción similar a la del año anterior.

DENUNCIADOS

Por otra parte, durante 2018 un total de 31.250 hombres fueron registrados como denunciados por violencia de género con orden de protección o medidas cautelares dictadas inscritos en el registro, lo cual supuso un incremento del 7,8 por ciento respecto al año anterior.

Casi la mitad de los denunciados, el 48,1 por ciento, se concentraron en las edades de 30 a 44 años, siendo la edad media de los denunciados de 39,3 años.

Así, los mayores aumentos en el número de denunciados por violencia de género se registraron en el tramo de 18 a 19 años, con un incremento del 14,1 por ciento, así como en el 25 a 29 años, con un 11,9 por ciento de variación respecto a 2017.

Atendiendo al tipo de relación existente entre la víctima y el denunciado, en el 20,9% de los casos la víctima y el denunciado eran cónyuges y en el 5,9% excónyuges. Por su parte, el 22,0% mantenía una relación de pareja de hecho y el 23,2% era expareja de hecho.

Comentarios
x