domingo 20/9/20
EDUCACIÓN

Una veintena de aulas de la región se encuentran en cuarentena por la COVID-19

  • Se trata de grupos de distintos niveles, desde Educación Infantil a Secundaria, que se encuentran en cuarentena tras haber dado positivo algún alumno o docente.
  • El presidente regional, Emiliano García-Page, subraya los esfuerzos que se han realizado para que el curso inicie de forma presencial y advierte de que a lo largo del mismo será imprescindible "no bajar la guardia".
El colegio Infantes de Toledo es uno de los centros que tienen algún aula confinada.
El colegio Infantes de Toledo es uno de los centros que tienen algún aula confinada.

TOLEDO.- Una veintena de aulas, de las 18.000 en las que comenzaron las clases presenciales la semana pasada en Castilla-La Mancha, se encuentran confinadas por haberse detectado algún caso o sospechoso de COVID-19 entre los profesores o el alumnado.

Dato que ha ofrecido hoy el presidente de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, en declaraciones a los medios de comunicación este lunes con motivo de la inauguración de las nuevas instalaciones del Centro de Educación de Personas Adultas (CEPA) de Puertollano (Ciudad Real).

Declaraciones en las que ha confirmado que alumnos y profesores de una veintena de aulas de la región -que comenzaron a abrir sus puertas el pasado miércoles, 9 de septiembre- se encuentran en cuarentena. En algunos casos son varios los grupos de un mismo centro los que se encuentran en esta situación, mientras que en otros es un único aula el que se encuentra confinada, tal y como han precisado a Efe fuentes de la Consejería de Educación.

Cinco de estas aulas confinadas se encuentran en centros de Toledo capital, donde se han confirmado casos positivos o hay sospecha de ello, obligando a aislar grupos de alumnos (tanto de Infantil, como Primaria y Secundaria) y profesores en los colegios concertados Nuestra Señora los Infantes, Maristas y Mayol, así como el CEIP Garcilaso de la Vega y el IES María Pacheco.

Aunque se trata de un porcentaje mínimo respecto al total de aulas abiertas en Castilla-La Mancha, el presidente autonómico ha advertido de que a lo largo del curso escolar será necesario "estar atentos", ser prudentes y "no bajar la guardia", precisando "un esfuerzo sostenido" a lo largo de todo el periodo lectivo.

En este sentido, ha defendido que en los últimos meses se ha trabajado para elaborar "protocolos seguros" para la vuelta de los alumnos a las aulas y, aunque se mostrado consciente de que se producirán problemas y dificultades a lo largo del curso, ha valorado que "miles de profesores y trabajadores no docentes se han dejado la piel" para posibilitar el inicio del curso escolar de forma presencial.

En este sentido, García-Page ha subrayado cómo España ha sido capaz de empezar el curso "a tiempo", lo cual de no haber sido así habría supuesto "un paso atrás".

Asimismo ha explicado que en caso de que haya alumnos que tengan que confinarse por la COVID-19, se desplegarán los medios necesarios para tener garantizada la educación. En este sentido ha apuntado que la Consejería de Educación ha comenzado este lunes a repartir más de 10.000 tabletas en los centros educativos de educación Infantil y Primaria, tanto públicos como privados, para que puedan utilizarlas aquellos estudiantes que lo necesiten en caso de no presencialidad total o parcial.

En esta línea ha insistido en que Castilla-La Mancha ha sido la comunidad autónoma que más recursos ha destinado a combatir el virus, siéndolo además en todas las áreas en las que tiene competencias: educación, sanidad, servicios sociales y residencias.

A este respecto, ha pedido "consenso" para que las ayudas que va a recibir España, procedentes de Europa, con destino a paliar los daños ocasionados por la pandemia, sean objeto de acuerdo en el reparto.

Comentarios