miércoles 20/1/21
VIOLENCIA DE GÉNERO

Los recursos de acogida de la región han atendido a más de 15.000 mujeres y menores desde 2001

  • En lo que va de año 263 mujeres y 221 niños y niñas han pasado por los centros de esta red castellanomanchega.
  • La consejera de Igualdad ha demandado la implicación de la ciudadanía contra la violencia de género, de modo que no se consienta "ningún signo, síntoma o conducta" que pueda indicar violencia machista.
Fernández ha asistido a la presentación del cupón de la ONCE conmemorativo.
Fernández ha asistido a la presentación del cupón de la ONCE conmemorativo.

TOLEDO.- La red de recursos de acogida de Castilla-La Mancha ha atendido a lo que va de año a un total de 263 mujeres y 221 niños y niñas que de manera directa o indirecta sufren violencia. En total 484 personas que forman parte de las 7.108 mujeres y 8.070 menores que desde el año 2001 vienen atendiendo estos centros.

Así lo ha destacado la consejera de Igualdad y portavoz del  Gobierno regional, Blanca Fernández, que esta mañana ha participado en la presentación del cupón conmemorativo de la ONCE con motivo del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres, que se celebra este miércoles.

Fernández ha calificado como "escalofriante" el dato de que más de 15.000 mujeres, niñas y niños hayan tenido que recurrir a estos centros "tras tener que abandonar sus hogares y no tener ninguna red familiar".

Así, tras lanzar un mensaje de apoyo a las víctimas, la consejera ha vuelto a reclamar la implicación de toda la ciudadanía para luchar contra la violencia de género. "No hay excusas para dar la espalda a una mujer que ha sufrido o está sufriendo violencia de género", ha subrayado.

Para la consejera la elocuencia de esta realidad hace necesario contestar a quienes cuestionan la existencia de la violencia machista, ya que "cuando una mujer toma la decisión de dejar su hogar, de llevarse a sus criaturas, a veces con una mano delante y otras detrás, imagínense si se está inventando que es víctima de violencia de género", ha reflexionado.

Una "terrible" realidad que hace que las mujeres no solo sean las que tengan que abandonar su hogar, sino que aún tengan que estar justificando ante parte de la sociedad" que han sufrido violencia por el hecho de ser mujeres.

Contundente respuesta que Fernández ha vuelto a dar después de que la pasada semana se pronunciase del mismo modo tras la polémica suscitada durante el último pleno celebrado en el Ayuntamiento de Tomelloso (Ciudad Real), donde la portavoz de Vox justificaba la violencia machista argumentando que "un hombre mata a una mujer, y a una niña, por múltiples causas".

"Estamos ante una situación de justicia o injusticia: estar con las víctimas de la violencia machista es una cuestión de justicia y darles la espalda es injusto y no nos lo podemos permitir", ha señalado Fernández.

Por esta razón, ha agradecido a la ONCE la edición de este cupón conmemorativo "con un mensaje tan extraordinario: 'Estamos contigo', no estamos con tu maltratador, no estamos con quien niega la violencia de género", algo especialmente importante "en estos tiempos en los que se contesta la misma existencia de la violencia de género".

Al respecto, la consejera ha dicho que es muy clarificador que la mayoría de las mujeres asesinadas por violencia de género especialmente en los últimos años no habían denunciado por miedo o por presiones del entorno para no hacerlo.

NO SER CÓMPLICES

Por todo ello, la consejera de Igualdad ha vuelto a pedir implicación contra la violencia de género, "que no consintamos ningún signo, síntoma o conducta que nos pueda indicar que estamos presenciando violencia machista porque no podemos ser cómplices de ningunas de las maneras".

En ese sentido, ha añadido que, aunque la sociedad actual ha avanzado mucho, detecta la violencia machista como tal frente a lo que pasaba en generaciones anteriores y la mayoría de las personas tienen tolerancia cero hacia la misma, "debemos seguir detectándolo para hacer el diagnóstico correcto y al tratamiento adecuado".

Para concluir, la titular de Igualdad ha reivindicado que la pandemia no haga olvidar que la violencia machista "es otra suerte de pandemia de más difícil gestión porque lleva siglos con nosotros y nosotras, aunque con la implicación de la ciudadanía no me cabe duda de que estamos viendo la luz al final del túnel y de que vamos a erradicar esa violencia machista a base de sensibilizar, de  educar a nuestros hijos e hijas y en ningún caso sin desatender a las mujeres que sufren violencia machista y sin culpabilizarlas porque desde luego no puede caer sobre ellas ningún tipo de responsabilidad".

Comentarios