sábado 04.07.2020
VIOLENCIA MACHISTA

Prisión sin fianza para el marido de Liliana, detenido tras asesinarla frente a sus niños

  • La jueza también decreta la suspensión de la patria potestad de Daniel sobre los dos hijos de la pareja, así como la prohibición de comunicarse con ellos.
Liliana, la mujer asesinada este martes en la Puebla de Almoradiel (Toledo), y Daniel, la pareja que confesó cometer el crimen machista. PeriódicoCLM
Liliana, la mujer asesinada este martes en la Puebla de Almoradiel (Toledo), y Daniel, la pareja que confesó cometer el crimen machista. PeriódicoCLM

TOLEDO.- La titular del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Quintanar de la Orden ha decretado prisión provisional comunicada y sin fianza para Daniel Mateescu, el hombre detenido en relación con la muerte de su pareja, Lilian Mateescu, la madrugada de este miércoles en La Puebla de Almoradiel (Toledo), como presunto autor de un delito de asesinato.

Según han informado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, además se ha establecido como medida cautelar para el investigado la suspensión del ejercicio de la patria potestad sobre los dos menores hijos de la pareja, así como la prohibición de comunicarse con los mismos por cualquier medio.

Menores que, cabe recordar, presenciaron el asesinato de su madre a manos de su padre y quienes dieron la voz de alarma sobre lo que estaba sucediendo en su domicilio.

Liliana tenía 43 años y era natural de Rumanía. Llevaba residiendo en la localidad toledana junto a Daniel, su presunto asesino, desde hace casi quince años y fue allí donde nacieron sus hijos.

No existían denuncias previas por malos tratos, tal y como se confirmaba desde la Delegación del Gobierno en Castilla-La Mancha, pero la noche de este martes, en torno a las doce y media, Daniel acababa con la vida Liliana con un cuchillo de cocina en presencia de sus dos hijos.

Minutos después era él mismo quien comunicaba a los servicios de emergencia del 112 que había acabado con la vida de su pareja, quien se convertía en la cuarta víctima mortal por violencia de género en España hasta ese momento, y la segunda en Castilla-La Mancha.

Los agentes de la Guardia Civil procedían a su detención poco después del suceso.

Tal y como han señalado fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha, el procedimiento continúa instruyéndose en sede judicial.

Comentarios