sábado 23/1/21
TEMPORAL

La nieve hunde la cubierta de tres pistas polideportivas en colegios de Toledo

  • La fuerte nevada que lleva viviendo la capital regional en los dos últimos días ha hecho que se acumule gran cantidad de nieve sobre las cubiertas, que han terminado hundiéndose.
  • No se han producido daños personales, puesto que en esos momentos no se encontraba nadie en los recintos escolares.
Las cubiertas de las pistas exteriores de los colegios Maristas (izq) y Gregorio Marañón (dcha) de Toledo han colapsado por la nieve.
Las cubiertas de las pistas exteriores de los colegios Maristas (izq) y Gregorio Marañón (dcha) de Toledo han colapsado por la nieve.

TOLEDO.- El temporal de nieve que azota Castilla-La Mancha desde hace dos días ha ocasionado que este viernes se hayan hundido las cubiertas de varios centros educativos de la capital regional.

El primer suceso tenía lugar en el colegio Maristas, ubicado en el barrio de Buenavista. La cubierta de una pista polideportiva exterior de reciente construcción no ha podido soportar el peso de la nieve acumulada, y se ha partido por la mitad, derrumbándose sobre la pista.

Un suceso que se ha saldado sin tener que lamentar daños personales, puesto que en esos momentos no había nadie en las instalaciones del centro.

Del derrumbe de este techado se producía en torno a las siete de la tarde, y hasta la zona se han desplazado efectivos de la Policía Local.

Cabe recordar que el centro estrenaba la remodelada pista deportiva el pasado curso -septiembre de 2019-, tras unos trabajos desarrollados en pleno verano el objetivo de cubrir una de las zonas exteriores ya existentes en el centro, de modo que se pudiera disponer de más espacio a cubierto para el desarrollo de actividades deportivas y sociales.

La cubierta se realizaba con cerca de un millar de metros cuadrados de paneles de chapas de acero lacado, con aislante en la parte interior para protegerla del calor y del frío.

Un techado se soportaba en ocho pilares, cuatro por lado, los cuales se levantaban alrededor de siete metros sobre la pista deportiva.

Trabajos que se aprovechaban también para la construcción de una nueva grada en esta zona.

Otro hundimiento de este tipo se registraba también esta tarde en otro barrio de la capital, en Santa María de Benquerencia, donde la cubierta levantada en la parte exterior del colegio Gregorio Marañón ha terminado también cediendo.

En este caso la cubierta se ha combado hacia dentro, aunque no ha llegado a tocar el suelo. Tampoco ha habido que lamentar daños personales en esta ocasión.

Ya entrada la noche también se ha conocido otro derrumbe de una cubierta de similares características, en otro colegio de este mismo barrio. Se trata del CEIP Gómez Manrique, que también contaba con una de sus pistas exteriores techada.

Lo sucedido en estas tres cubiertas ha hecho saltar las alarmas sobre lo que pudiera repetirse en otras estructuras de este tipo existentes en la ciudad. Y es que en los últimos dos años han sido varios los centros educativos de la capital en los que se han levantado este tipo de techados con el objetivo de mejorar las condiciones para el desarrollo de actividades tanto dentro como fuera del horario lectivo.

Estructuras que, en el caso de los colegios públicos, han sido sufragadas por el Ayuntamiento, con una inversión de más de 100.000 euros en cada una de ellas. En concreto, cuentan también con cubiertas de este tipo el colegio Ciudad de Nara -situado justo enfrente de Maristas, donde esta tarde colapsaba el primer techado-  y el Ángel del Alcázar, en el barrio de Santa Bárbara.

Cabe recordar que para este viernes estaba prevista la vuelta a clase tras las vacaciones de Navidad en los centros educativos de Castilla-La Mancha. Un regreso a las aulas que, sin embargo, debido a las previsiones que alertaban de la dureza de este temporal de nieve era aplazado hasta el lunes. Una decisión que era trasladada por parte de la Consejería de Educación a los centros y a través de estos al resto de la comunidad educativa, la víspera de Reyes.

Comentarios