miércoles 11.12.2019
CIUDAD REAL

Madre e hijo detenidos en Puertollano por secuestrar, drogar y amenazar a una menor para obligarla a estar con él

  • Indujeron a la joven a abandonar el centro tutelado en el que se encontraba para después retenerla contra su voluntad, suministrándole entonces estupefacientes con la intención de forzarla a tener una relación sentimental.
  • Fue liberada por agentes de la Policía Nacional, mientras que a los arrestados se les imputan delitos de inducción al abandono del domicilio, detención ilegal, contra la salud pública y amenazas.
Imagen de la fachada de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en la localidad de Puertollano (Ciudad Real). PeriódicoCLM
Imagen de la fachada de la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía en la localidad de Puertollano (Ciudad Real). PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.-Efectivos de la Policía Nacional han detenido en la localidad ciudadrealeña de Puertollano a una mujer y a su hijo por haber inducido a una menor a abandonar el centro tutelado en el que se encontraba, para después retenerla contra su voluntad en su domicilio, suministrándole drogas a fin de que estuviera semiinconsciente.

Según los agentes, las gestiones policiales han permitido establecer que probablemente la intención de los arrestados era facilitar una relación sentimental entre el hijo de la detenida y la menor, por lo que la convencieron para dejar el centro en el que se encontraba, que está gestionado por la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha.

Las investigaciones para su localización se iniciaron después de que fuera denunciada su desaparición por una educadora del centro, con el objetivo de evitar que pudiera encontrarse en situación de riesgo o desamparo debido a su condición de menor de edad.

Las educadoras del centro tutelado, con las que la Policía Nacional mantenía un contacto permanente, alertaron de que la menor había enviado una serie de mensajes en los que decía que se encontraba bien y que no quería regresar a las instalaciones dependientes del Gobierno regional.

Aún así, y barajando la opición de que la menor pudiese estar en la localidad de Puertollano, los agentes trataron de determinar que se encontraba en el domicilio de la mujer que posteriormente resultó detenida, que cuando los policías se personaron en su casa negó que la menor estuviese en el interior y aseguró que ni siquiera la conocía.

Sin embargo, unas horas más tarde de esta visita la menor contactó con una educadora mediante una aplicación de mensajería y le comunicó que se encontraba en Puertollano y que, aunque deseaba regresar al centro, no podía hacerlo.

Tras esta comunicación, los policías volvieron nuevamente a la vivienda, pero los captores habían decidido trasladar a la menor a un sitio del domicilio desde el que no pudiese alertar a los agentes ni pedir auxilio, liberándola posteriormente para evitar los problemas que podría ocasionarles el que fuera hallada en su casa, explica la Policía Nacional, que en ese mismo momento procedió a la detención de la madre y su hijo.

Finalmente, la directora del centro y una educadora recogieron a la menor en la estación de AVE de la capital provincial, trasladándola al servicio de Urgencias del Hospital General.

DELITOS QUE SE LES IMPUTAN

La menor manifestó desde un principio haber sido inducida por la madre y el hijo para abandonar el centro en el que residía e irse con ellos a su domicilio en Puertollano donde había drogas y había sido retenida a la fuerza y la habían amenazado si contaba todo lo ocurrido. Desde ese mismo momento se activó el protocolo existente para este tipo de delitos.

La Policía mantiene la hipótesis de que la intención de los detenidos era facilitar la relación sentimental entre la menor y el hijo de la arrestada, pero en la medida en que aumentaron la presión policial y la voluntad de la retenida de abandonar la vivienda decidieron impedirle salir y suministrarle drogas para anular sus capacidades físicas y psicológicas.

Cuando la continua presencia policial les condujo a expulsar a la menor, llegaron a amenazar su integridad física si denunciaba los hechos, sabedores de la gravedad del acto que habían perpetrado.

A los arrestados se les imputa ser los presuntos autores de los delitos de inducción al abandono del domicilio, detención ilegal, contra la salud pública y amenazas.

Comentarios
x