sábado 23/1/21
RESTRICCIONES

Qué está permitido y qué no durante esta Navidad en Castilla-La Mancha

  • El decreto entra en vigor el 23 de diciembre y los datos de la evolución de la pandemia serán revisados por científicos cada tres días.
  • Las fronteras se abren durante quince días para visitar a familiares y allegados; se podrán reunir hasta diez personas en las cenas y comidas de Nochebuena, Navidad, Nochevieja y Año Nuevo y en las residencias se permitirán salidas, pero no visitas.
Las reuniones de familiares y allegados podrán ser de hasta 10 personas los días 'clave' de estas fiestas. /FOTO: EFE
Las reuniones de familiares y allegados podrán ser de hasta 10 personas los días 'clave' de estas fiestas. /FOTO: EFE

TOLEDO.- El Consejo de Gobierno ha aprobado este martes el decreto que recoge las reglas que regirán esta Navidad en la comunidad autónoma en el marco del estado de alarma, y sobre las que no se descarta que sea necesario dar algún paso atrás si es necesario. 

Decreto que entra en vigor el próximo 23 de diciembre, tal y como explicaba el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, en rueda de prensa, en la que subrayaba la necesidad de mantener las limitaciones para hacer frente al covid.

Aunque el seguimiento de los datos es diario, se ha establecido que en este periodo desde el Gobierno regional se revisarán, en una reunión científica, "cada tres días", por lo que no se descarta "tener que dar marcha atrás en alguna de las medidas".

Y es que "no nos puede pasar lo que nos pasó en la primera ola", subrayaba el consejero, puesto que ahora "tenemos conocimiento de muchas cosas y vamos a ser muy cautos y responsables en este tipo de medidas".

De este modo, tal y como ya se había avanzado en los últimos días, el decreto aprobado por el Consejo de Gobierno se articula en torno a tres medidas relativas a la limitación de la movilidad, las reuniones y encuentros familiares, y la movilidad nocturna.

PERMITIDAS VISITAS A FAMILIARES Y ALLEGADOS

Así, en lo que se refiere a las restricciones de movilidad, el decreto establece la limitación de entrada y salida en la región, al igual que ocurrirá en el resto de territorios. 

De este modo, del 23 de diciembre al 6 de enero se mantienen estas restricciones, salvo para aquellos desplazamientos que se  produzcan por alguno de los motivos previstos en el decreto de estado de alarma (estudios, trabajo, enfermedad, visitar familiar enfermo), a lo que se añaden ahora con carácter transitorio excepciones para aquellas personas que se desplacen "a ver a un familiar o allegado", cumpliendo en todo momento "el límite y la permanencia de las personas aplicables".

No obstante, y aunque se añade esta excepción, Fernández Sanz recordaba que "no es obligado el tener que viajar" en estas fechas, sino "una propuesta", por lo que ha insistido en la necesidad de "limitar al máximo los movimientos", aunque se abre la mano "para que se puedan realizar estas visitas".

CENAS Y COMIDAS HASTA 10 PERSONAS

Por otra parte, en lo que se refiere a los encuentros y reuniones, para los días 24, 25 y 31 de diciembre,  así como 1 de enero,  se podrán celebrar "cenas y comidas" superando el máximo de 6 personas permitido el resto del periodo, llegando alcanzar "hasta 10 personas" si no se trata de convivientes, incluidos los menores.

En este sentido el consejero precisaba que si los convivientes fuesen más de 10 personas "se pueden reunir, no pasa nada", pero por ejemplo "si bajo el mismo techo viven 9, solo podrán invitar a 1".

En el caso de no convivientes, además de la limitación de 10 personas, se deberá tener en cuenta que no sean más de 2 grupos distintos.

A LA 1:30 EN NOCHEBUENA Y NOCHEVIEJA

Por último respecto a la movilidad nocturna, el decreto que regulará la Navidad en Castilla-La Mancha contempla que para los días de Nochebuena y Nochevieja se permitirá que el toque de queda se alargue hasta la una y media de la madrugada, manteniéndose su duración hasta las 6 de la mañana. De este modo se podrá estar fuera "siempre que sea para volver a casa" hasta la una y media, "no para celebrar otra fiesta", precisaba Fernández Sanz.

En este sentido señalaba que en estas fechas sigue siendo importante "evitar encuentros sociales y familiares, especialmente en lugares cerrados" y reducir el número de contactos. Esa es la recomendación que hacen las autoridades, aunque si no se pueden evitar mejor que sean "al aire libre".

GRUPOS DE 6 EN BARES Y RESTAURANTES

Reuniones siempre de un máximo de 10 personas en las fechas señaladas (24, 25 y 31 de diciembre, así como 1 de enero) en domicilios privados, número de personas que se reduce a 6 si los encuentros se producen en bares o restaurantes, al igual que el resto de días.

Asimismo el consejero de Sanidad pedía "sentido común" a la hora de aplicar lo que se entiende por "allegado", concepto que "está pensado para aquellas personas que han convivido, son pareja o no han podido verse  un tiempo, o familia que no es directa y puedan verse".

Medidas a las que  se suman las recomendaciones de "las 6 Ms": mascarilla, su uso obligatorio todo el tiempo, quitándola únicamente para comer o beber; lavado de manos frecuente; metros, el mantenimiento de la distancia física; maximizar la ventilación; minimizar el número de contactos y "me quedo en casa si tengo algún mínimo síntoma".

RESIDENCIAS: SALIDAS SÍ, VISITAS NO

Sin embargo, para Fernández Sanz la medida "más importante" de cara a estos días es la relativa a las personas mayores que residen en centros sociosanitarios. 

En este sentido el consejero recordaba que mientras que en agosto aún "se vivía de las rentas del confinamiento", con muy pocas residencias y residentes afectados, este número fue subiendo de nuevo y en estos momentos se han alcanzado las 82 residencias contaminadas en el mes de noviembre y 434 residentes. "No son las cifras de la primera ola", pero en tres meses se  multiplicaron los centros y residentes afectados.

Cifras que en el último mes, intensificando los controles y manteniendo las restricciones, incluidas a las visitas, se ha conseguido reducir el número de centros afectados hasta poco más de 50 y los residentes contagiados a poco más de 250.

"Así queremos seguir la Navidad", señalaba el consejero, puesto que "la mejor manera de cuidar a nuestros mayores es salvarles de la contaminación que pueden sufrir por agentes externos". Por ello, en Castilla-La Mancha no se van a permitir las visitas en estas fechas, aunque sí las salidas.

En este sentido Fernández Sanz explicaba que se permitirán con una serie de condiciones. Los residentes podrán salir entre el 23 y el 31 de diciembre, en aquellos centros que estén libres de Covid (en los últimos 14 días ningún residente puede haber sido positivo ni haber estado en aislamiento). Además el residente no deberá presentar clínica sospechosa de Covid, y deberá permanecer en un solo domicilio, y en ese entorno no deberán existir personas que requieran aislamiento o cualquier tipo de confinamiento.

Respecto a la vuelta, el consejero ha detallado que no podrá realizar antes del 7 de enero, con el objetivo de tener en cuenta "todo el periodo ventana" ante una posible contaminación.

A su vuelta la residencia deberá seguir estando libre de Covid, y el residente tampoco presentar clínica sospechosa, habiéndose realizado además una PCR en las 48 horas inmediatas al regreso; una vez en el centro se mantendrá unos días en aislamiento.

"No queremos que los mayores vuelvan a ser el foco" como en la primera ola, subrayaba, y para eso "hay que cuidarlos".

MIRAR ALREDEDOR

Medidas que el consejero de Sanidad desgranaba tras analizar la situación en la que se encuentra Castilla-La Mancha en relación a España y a los países del entorno.

En este sentido Fernández Sanz se refería a la situación en otros países en los que, según el consejero, es "peor que la  que estamos viviendo en España", lo cual lleva a insistir en la necesidad de "tener cuidado".

Y es que, subrayaba, "nos encontramos en un momento muy difícil", en el que los países del entorno de España, "están todos en una situación difícil". Así, ha citado por ejemplo el caso de Rusia, donde la incidencia acumulada a 14 días es de 264 casos por 100.000 habitantes; mientras que en Francia se sitúa en 230, en Reino Unido asciende a 319, en Italia son 459 casos por 100.000 habitantes y en Portugal 546.

Unos momentos en los que España se encuentra con una tasa de incidencia acumulada a 14 días de 193 casos por 100.000 habitantes, "un buen dato con respecto a lo que está pasando", aunque es necesario tener "mucho cuidado" y "responsabilidad".

Junto a ello en España el índice de letalidad -en relación a las personas que están contagiadas- es del 2,8 por ciento, dato que en los países de alrededor es superior, como Reino Unido con un 3,5 por ciento; mientras que en Francia, Alemania o Polonia se sitúa en torno al 2 por ciento.

En este contexto la situación de Castilla-La Mancha se encuentra ligeramente por encima de la media de España. Y es que si bien hasta hace "una semana y media" la región se mantenía por debajo de esa media y ahora la supera, "es porque estamos creciendo un poquito".

Así, la incidencia acumulada a 14 días es de 224 casos por 100.000 habitantes, dato que si se contempla a 7 días es de 90 casos por 100.000 habitantes, mientras que la media de España es de 81.

Datos que "nos obligan claramente a mantener las medidas de restricción y contención".

"No estamos como en la primera ola", aseveraba el consejero, del total de 94.000 casos registrados hasta la fecha en la región, 18.000 corresponden a esa primera ola y 76.000 a la segunda, siendo el índice de rotación -cuánto se contagia persona a persona- menos de 1, concretamente 0,92.

Fernández Sanz comparaba también los datos relativos a la letalidad de una y otra ola,  destacando cómo mientras que en la primera con muchos menos casos se situó en el 16 por ciento, en estos momentos con muchos más casos es del 1,6 por ciento.

Del mismo modo ha valorado la situación de la capacidad asistencial, respecto a la que destacaba cómo se afronta la Navidad tanto en Castilla-La Mancha como en el conjunto de España. Así ha precisado que en la región hay en estos momentos 487 personas hospitalizadas en cama convencional y 66 en las UCI".

Todos estos datos hacen que Castilla-La Mancha se encuentre en una situación de riesgo "medio-bajo" en cuanto a los datos de incidencia acumulada y sin embargo en un nivel "alto" respecto a la capacidad asistencial. "Presentamos unos buenos datos a estas alturas, pero hay que ser muy cauto", ha advertido Fernández Sanz,  quien no ocultaba que están "expectantes" con lo que pueda producirse esta semana con relación al puente de la Constitución, al esperarse un aumento de casos.

No obstante, y aunque considera que en Castilla-La Mancha se puede "presumir del talante, del comportamiento y la responsabilidad" mantenidas durante toda la pandemia, no hay que bajar la guardia.

Por ello defendía la necesidad de mantener las restricciones, en estos momento de nivel 2 para casi el 97 por ciento de la región, exceptuando solo una docena de localidades para las que ha sido necesario decretar el nivel 3.

Para el consejero es el momento "de ser más responsables" al aproximarse las fiestas navideñas. Y es que, recordaba, el nivel 2 "permite una serie de circunstancias con mayor  flexibilidad que aquellas de nivel 3", aunque para poder seguir en esas limitaciones menos estrictas es imprescindible mantener de forma "tajante" esas restricciones.

Pedía así  "echar una mirada alrededor" y ser conscientes de lo que puede pasar de nuevo. Los datos "son buenos", pero "no los ideales", recordaba, por lo que ha invitado a tener "mucha prudencia" y "responsabilidad".

Para finalizar, el consejero de Sanidad insistía en la idea de que "a lo mejor hay que dar un paso atrás", convencido de que estos son unos momentos "para pensar en las navidades del 21, del 22 o del 23, en las que seguramente vayan a ser en las que  podamos pasarlo otra vez muy bien, estando todos juntos". Para ello, apostillaba, "esta Navidad tiene que ser de ésta manera".

Por ello ha insistido en que "el mejor regalo" de estas Navidades es "cuidarnos y cuidar a los nuestros".

Comentarios