viernes 21.02.2020
VIOLENCIA MACHISTA

La Junta activa todos sus recursos para amparar a los menores huérfanos por el crimen machista de Toledo

  • La consejera de Igualdad y portavoz del Gobierno regional anuncia protección económica y psicológica para los dos hijos de la víctima, que fueron quienes dieron la voz de alarma tras presenciar la muerte de su madre a manos de su pareja.
  • El Ejecutivo castellanomanchego se ha concentrado en repulsa por el asesinato esta mañana, a las puertas del Palacio de Fuensalida, donde también se ha guardado un minuto de silencio que ha estado presidido por Emiliano García-Page.
El presidente regional, Emiliano García-Page, y la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en la concentración, en el Palacio de Fuensalida, en repulsa del asesinato machista de La Puebla de Almoradiel (Toledo). Foto: A. Pérez Herrera
El presidente regional, Emiliano García-Page, y la consejera de Igualdad y portavoz, Blanca Fernández, en la concentración, en el Palacio de Fuensalida, en repulsa del asesinato machista de La Puebla de Almoradiel (Toledo). Foto: A. Pérez Herrera

TOLEDO.- El Ejecutivo regional ha mostrado su más "profunda repulsa y condena" al último asesinato machista, "especialmente terrible", que ha tenido lugar esta madrugada en la localidad toledana de La Puebla de Almoradiel.

Crimen que ha costado la vida a una mujer de 43 años, madre de dos niños, que han sido testigos del apuñalamiento a la víctima por parte de su padre.

Hechos que han sido condenados desde el Gobierno de Castilla-La Mancha, mostrando su repulsa con una concentración a las puertas del Palacio de Fuensalida, sede de la Junta, donde se ha guardado un minuto de silencio que ha estado presidido por el jefe del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page.

Al término del mismo, la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo, Blanca Fernández, ha atendido a los medios de comunicación ante los que ha lamentado "especialmente" este nuevo crimen, que se ha producido "delante de unas criaturas que no tienen culpa nunca de nada".

Dos menores que, junto a la asesinada, "son las víctimas" de este suceso, porque "en su infancia tienen que ver cómo un asesino machista, en este caso su padre, asesinaba a su madre delante de ellos".

La portavoz regional ha explicado que fueron los dos menores "quienes dieron la voz de alarma", lo cual hace que el caso sea "especialmente terrible".

En este punto, Fernández se ha congratulado de que Castilla-La Mancha aprobara en 2018 una ley que reconoce ayudas especiales para huérfanos de la violencia machista, además de contar con coberturas como la asistencia psicológica para los menores víctimas, "especialmente en este caso tan dramático".

"La ayuda psicológica, la terapia, tiene que ser inmediata, inminente y prestarse durante mucho tiempo", ha incidido, para seguidamente informar que el Gobierno regional ha activado todos sus recursos para "no dejar desamparados" a los menores, "ni económica ni psicológicamente", pues "ahora son nuestra prioridad". En ese sentido, ya están trabajando coordinadamente el Centro de la Mujer de la localidad, el Ayuntamiento y los servicios sociales.

Visiblemente emocionada, la portavoz del Ejecutivo castellanamanchego ha hecho una reflexión general, criticando así la censura parental que Vox ‑la medida ha sido apadrinada también por el PP‑ quiere implantar en los centros educativos: "Cuando hablamos de igualdad de género en las aulas, de los talleres de igualdad, estamos hablando de educar para que los chicos y chicas tengan plena conciencia de que somos iguales".

"Tenemos que tener los mismos derechos. No hay nadie superior a nadie y la desigualdad es la base de la violencia de género, y sólo mediante el cambio de mentalidad, que posiblemente necesitemos dos generaciones, podremos acabar con la violencia de género, si hacemos bien las cosas", ha subrayado.

Y, ha añadido, "para hacer las cosas bien hay que pasar por las aulas, educar a las niñas y niños en igualdad, contarles que es un problema estructural que provoca tanto sufrimiento que no se puede frivolizar, ni meterlo constantemente en el debate político".

En este contexto, ha pedido "por favor" a las fuerzas políticas que "no polemicemos con el concepto de violencia de género. Ya está bien de polémicas absurdas que no nos llevan a ningún sitio", ha sentenciado.

La portavoz del Ejecutivo subrayaba así la importancia de "trabajar en las aulas por una educación de igualdad, el respeto a todos los seres humanos", puesto que "los hombres y mujeres tenemos derecho a tener las mismas oportunidades y a ser considerados iguales", ha insistido. Concluía haciendo un llamamiento a acabar con la desigualdad, "que es la base de la violencia de género".

Comentarios
x