sábado 23/1/21
RESTRICCIONES

Castilla-La Mancha plantea cierres en hostelería como los de Cataluña si los datos siguen empeorando

  • El Gobierno regional advierte que si la evolución epidemiológica va a peor esta semana, en Nochevieja y Año Nuevo habrá que cerrar locales y aumentar la vigilancia para evitar, entre otros, el 'tardeo' y las cañas.
  • Las cenas y comidas de los días 24, 25 y 31 de diciembre, y 1 de enero únicamente pueden ser de un máximo de 10 personas en el ámbito privado; y los mayores no podrán salir de las residencias en aquellas localidades que estén en nivel 3.
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, informando este martes sobre la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha. Foto: D. Esteban González
El consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, informando este martes sobre la evolución de la pandemia en Castilla-La Mancha. Foto: D. Esteban González

TOLEDO.- Si los datos siguen empeorando y la tasa de incidencia acumulada continúa aumentando esta semana, en Nochevieja y Año Nuevo se incrementarán las medidas restrictivas como la apertura y cierre de la hostelería por franjas horarias, tratando así de evitar el 'tardeo' y las cañas.

Así lo ha avanzado el consejero de Sanidad, Jesús Fernández Sanz, quien ha precisado que aunque no sabe si sería "exactamente" el modelo que se está aplicando ya en Cataluña, aunque sí en la misma línea se trataría de "abrir en franjas horarias" determinadas y "cerrar en aquellas que favorecen los encuentros", como el 'tardeo' o las cañas, "sin demasiada responsabilidad".

De este modo, y para que no haya que llegar a ese extremo, Fernández Sanz ha apelado nuevamente a la responsabilidad de los ciudadanos, instando a no incumplir las normas ni el decreto, algo "importante" para no tener que seguir aumentando las restricciones.

Y es que, tal y como ha recordado el consejero, en estos momentos lo que se pide en los niveles 2 y 3 en los que se encuentran toda Castilla-La Mancha, es que "en los espacios exteriores la gente esté sentada y no en grupos mayores de 6 personas". "Es lo que se pide y hay que cumplir, porque cumpliéndolo es más fácil luchar contra el virus", ha subrayado.

Por ello, "si no se hace, tendremos una Nochevieja y un Año Nuevo más restrictivos", en los que "habrá que cerrar locales, vigilar los lugares y no permitir ese tardeo". Algo que "seguramente tendremos que hacer si la incidencia epidemiológica sigue creciendo".

El titular de Sanidad ha pedido así a aquellos que siguen incumpliendo las normas que den "un salto cualitativo y cuantitativo" y se unan al grupo de la responsabilidad, porque respetándolas "salvaremos vidas, mejoraremos la salud, la actividad económica y social", más aún "ahora que tenemos el horizonte al otro lado".

Pero además de este aviso sobre la posibilidad que de cara a la próxima semana puedan aumentar las restricciones en Castilla-La Mancha, el consejero de Sanidad se ha referido también a cómo queda el decreto de medidas especiales para estas fechas tras la modificación que ha experimentado respecto al anunciado y publicado en el Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) la semana pasada.

De momento se mantiene lo relativo al cierre perimetral de la región, añadiéndose a las excepciones ya planteadas en el decreto inicial la relativa a permitir entradas y salidas para visitar a familiares y allegados entre los días 23 de diciembre y 7 de enero. "No se toca esa parte", ha subrayado Fernández Sanz.

Respecto a las reuniones para cenas y comidas los días 24, 25 y 31 de diciembre, así como 1 de enero, el consejero ha incidido en que es en el "entorno privado" en el que se permite un máximo de 10 personas, con la recomendación de que sean como máximo de dos grupos de convivencia, mientras que si estos encuentros se producen en cualquier otro lugar, no privado, "se mantiene el número de 6 personas" como máximo.

Junto a ello, la modificación incluye que el toque de queda anunciado hace una semana para la una y media para Nochebuena y Nochevieja, se adelanta a las doce y media de la noche, "exclusivamente para volver a casa" y en ningún caso para acudir a otras fiestas u otro lugar que no sea el propio domicilio.

Por otra parte, el consejero de Sanidad también ha precisado que, en el caso de las residencias de mayores, se mantiene la prohibición de visitas pero con la posibilidad de salir del centro entre el 23 y el 31 de diciembre, para regresar el 7 de enero. Algo que se podrá llevar a cabo en centros ubicados en localidades "en nivel 1 o nivel 2", pero que "no podrá ocurrir" en aquellas que se encuentren en nivel 3.

Y es que en apenas una semana se ha duplicado el número de municipios castellanomanchegos con medidas especiales de nivel 3, pasando de 12 a 24, al incorporarse este martes otras cinco localidades, entre las que se encuentran la ciudad de Albacete y Ciudad Real capital.

En este sentido el consejero de Sanidad ha detallado cómo "la situación ha ido empeorando epidemiológicamente", por lo que a pesar de tener en el horizonte la llegada de las vacunas, se hace necesario seguir tomando medidas.

Así ha explicado cómo mientras que la semana pasada la tasa de incidencia acumulada en 14 días se situaba en 224 casos por 100.000 habitantes, esta semana se encuentra ya en 277 casos por 100.000 habitantes. Junto a ello, el índice reproductivo básico (IR) -el número de personas que cada persona puede contagiar- ha pasado de 0,92 a 0,95 en unos días, lo que muestra que "estamos contagiando un poco más".

Fernández Sanz ha insistido en que "no está en el ánimo de este Gobierno seguir siendo restrictivo", muestra de ello que se ha tratado de "compaginar la salud con la vida social y económica, lo mejor que hemos podido", pero ha recordado que "la salud está por delante". Por ello, "si sigue creciendo la incidencia acumulada y el IR, se adoptarán medidas más restrictivas".

Para el consejero de Sanidad "lo mejor es quedarse en casa, reunirse solo con la familia", y de este modo "venceremos antes al virus".

EL DÍA 27 EMPIEZA LA VACUNACIÓN

Por último, el consejero se ha referido también a la vacunación  que está previsto dé comienzo el día 27. Como ya se anunciaba se comenzará por las personas ingresadas en centros sociosanitarios y los profesionales que en ellos trabajan, aunque todavía no se ha cerrado en qué centros se comenzará a vacunar.

Vacunas que, ha recordado Fernández Sanz, llegarán semanalmente, aunque todavía se desconoce el número de dosis de la vacuna de Pfizer.

Por otra parte también ha hecho referencia al adelanto de plazos por parte de la Unión Europa para autorizar la vacuna de Moderna, que estaba previsto fuera aprobada el 12 de enero, pero que finalmente se prevé reciba el visto bueno el día 7. Vacunas que "se mantienen a -20 grados", en lugar de a -80 grados como la de Pfizer, y para cuya llegada y distribución Castilla-La Mancha también está preparada.

Comentarios