sábado 23/1/21
COVID-19

Castilla-La Mancha comienza este miércoles la administración de 17.550 vacunas

  • A lo largo de esta tarde se completará la distribución en las cinco provincias para que mañana se empiecen a suministrar en residencias sociosanitarias a usuarios y trabajadores.
  • Tras esta primera entrega, y con una periodicidad semanal, irán llegando las dosis de vacunas hasta completar las 219.375 asignadas a Castilla-La Mancha en esta primera fase, con las que se podrá vacunar a más de 109.000 personas.
La vacuna contra la COVID-19 comienza este miércoles a administrarse en las residencias de la región.
La vacuna contra la COVID-19 comienza este miércoles a administrarse en las residencias de la región.

TOLEDO.- Veinticuatro horas después de lo previsto, debido a los problemas logísticos registrados en Bélgica, el primer envío de vacunas contra la covid ha comenzado a llegar a las comunidades autónomas y desde este miércoles comenzará su administración en residencias sociosanitarias.

La provincia de Ciudad Real distribuirá 6.825 dosis, Albacete 4.875, Toledo 2.925, Guadalajara 1.950 y Cuenca 975 dosis.

En total este martes llegaban hasta el almacén centralizado dispuesto por el Gobierno de Castilla-La Mancha para ello un total de 17.550 dosis de vacunas, desde el cual esta tarde se pone en marcha el reparto a las distintas gerencias dependientes del Servicio de Salud castellanomanchego, siguiendo para ello el cronograma acordado previamente con cada una de ellas, de modo que mañana pueda dar comienzo el proceso de vacunación en todas las provincias.

Un nuevo paso que pone en marcha la maquinaria para esta campaña de vacunación, tras el anticipo que se vivía el pasado domingo en la residencia Los Olmos de Guadalajara, donde una de sus usuarias, Araceli Hidalgo, de 96 años, y una de sus trabajadoras, Mónica Tapias, técnico de cuidados auxiliar de enfermería, se convertían en las primeras en recibir la vacuna en España.

Un día antes llegaban hasta la plataforma logística de la farmacéutica en Guadalajara un total de 450 dosis, que se distribuían por todo el territorio nacional con el objetivo de que el inicio de la campaña de vacunación comenzara prácticamente al mismo tiempo que en el resto de Europa.

Estaba previsto que fuese un día después cuando comenzaran a llegar las dosis asignadas semanalmente a España -lo cual se prorrogará durante los próximos 3 meses- aunque no ha sido hasta este martes cuando se ha materializado la entrega.

Tras ella, y con una periodicidad semanal, está previsto que vayan llegando a Castilla-La Mancha las dosis de vacunas hasta completar las 219.375 asignadas en esta primera fase, las cuales permitirán vacunar a 109.687 personas.

Desde el Gobierno regional recuerdan que la población diana de estas primeras dosis son todos los residentes y trabajadores de los centros sociosanitarios de mayores, alrededor de 45.000 personas.

A estos centros se desplazarán equipos de Atención Primaria, compuestos por un médico/a y enfermero/a, los cuales estarán apoyados por los equipos de atención sociosanitaria, contando además con el personal sanitario de las residencias.

Desde el Gobierno regional, a través de la Consejería de Sanidad, se ha diseñado un Plan Operativo, en el marco de la Estrategia Nacional de Vacunación frente a la Covid-19, cuyo objetivo es reducir la morbilidad y la mortalidad causada por esta enfermedad, protegiendo a los grupos más vulnerables mediante la vacunación en un contexto de disponibilidad progresiva de vacunas.

En este Plan Operativo de Vacunación Covid-19 en Castilla-La Mancha se recogen los aspectos funcionales para el desarrollo de la campaña, tales como la recepción, almacenamiento, dispensación, control de stock y eliminación de residuos de vacunas.

Los equipos de vacunación se encargarán de la reconstitución de la vacuna, administración y registro en el aplicativo de Turriano (historia clínica de Atención Primaria del SESCAM).

Por último, recuerdan que es necesaria la administración de dos dosis de la vacuna para completar su efectividad, existiendo un plazo entre la primera y la segunda dosis de 21 días. Algo que, precisan, implica una planificación exhaustiva con el objetivo de poder aprovechar el máximo de unidades con la mínima pérdida por errores en la cadena de frío o el transporte de dosis.

Comentarios