miércoles 29.01.2020
MÁS DE 20 MESES SIN ASESINATOS

Castilla-La Mancha cierra 2019 sin víctimas mortales de violencia de género

  • Desde marzo de 2018 no ha vuelto a registrarse ninguna muerte por violencia machista en la región, cumpliéndose así el periodo más largo sin asesinatos desde que se tiene registro.
  • De forma paralela el número de denuncias interpuestas por violencia de género ha aumentado, alcanzando las 1.637 en el tercer trimestre de 2019, acumulando hasta entonces 4.510.
Castilla-La Mancha cierra 2019 sin víctimas mortales de violencia de género

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha cerrado el 2019 sin víctimas mortales por violencia de género, acumulando así más de veinte meses sin tener que lamentar ninguna muerte en contexto.

Desde el mes de marzo de 2018 no se ha vuelto a registrar un asesinato machista en Castilla-La Mancha, después de que la región comenzase ese año con dos víctimas en apenas dos meses: Celia, de 90 años, que el 28 de enero moría tras ser envenenada por su marido en la residencia de ancianos en la que vivía en Mazarambroz (Toledo), y Dolores, de 41 años, atropellada intencionadamente por su marido el 24 de marzo y era abandonada en una cuneta de la A-5 a su paso por la localidad toledana de Santa Cruz de Retamar.

Dos víctimas mortales que han sido las últimas hasta la fecha en la región, que acumula así el periodo más largo sin víctimas mortales por violencia machista desde que se tiene registro. Un esperanzador dato que contrasta con las seis mujeres asesinadas en 2017.

Así se desprende de los datos oficiales publicados en el portal estadístico de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género, consultados por PeriódicoCLM.

Una evolución que va de la mano del aumento del número de denuncias presentadas, que hasta el tercer trimestre del año sumaban un total de 4.510 en la región, de las cuales 1.637 fueron interpuestas entre los meses de julio y septiembre, casi 230 más que en el trimestre anterior y 35 más que en el tercer trimestre de 2018, el que hasta ahora había registrado mayor número de denuncias por violencia machista en Castilla-La Mancha.

Un aumento del número de denuncias que ha caminado de la mano de un descenso en el número de víctimas mortales, llegando hasta no haberse producido ninguna durante los últimos veinte meses.

Dato sobre el que este miércoles llamaba la atención a través de las redes sociales quien durante la pasada legislatura estuvo al frente del Instituto de la Mujer de Castilla-La Mancha, Araceli Martínez, quien señalaba ese 'cero' al terminar el año como "la noticia más importante de 2019 en Castilla-La Mancha".

Algo para lo que es clave denunciar este tipo de violencia, lo cual se incrementa "cuanto más amparo" sienten las víctimas.

Una protección que se ofrece a través de numerosos servicios de ayuda y acogida, pero que también desde octubre de 2018 cuenta con un respaldo legislativo, tras la aprobación por aclamación de la nueva ley para una Sociedad Libre de Violencia de Género en Castilla-La Mancha, con la que la región volvía a situarse a la vanguardia en esta materia tanto en el conjunto del país como en Europa, como ya hizo en 2001 con la anterior norma.

Se daba así luz verde a una norma pionera a través de la que se garantiza la protección y ayuda a las mujeres y menores víctimas de la violencia machista, ampliándose asimismo el concepto de violencia de género, al considerar como tal la violencia sexual, el acoso y la violencia institucional.

Una ley en la que se contemplan medidas en materia de prevención, protección y atención a las víctimas, pero también actuaciones de investigación y evaluación, así como de regulación de la responsabilidad institucional ante situaciones de violencia.

Comentarios
x