domingo 08.12.2019
25N | VIOLENCIA DE GÉNERO

Castilla-La Mancha y su acto institucional contra la violencia machista como ejemplo frente al negacionismo de Vox

  • La formación ultraderechista no acude a la conmemoración regional, en la que Emiliano García-Page y su consejera de Igualdad, Blanca Fernández, han comprometido 50 millones de euros para combatir esta lacra durante la legislatura.
  • En el evento se ha reconocido a cinco centros educativos por su trabajo en favor de la igualdad, al considerar el Gobierno castellanomanchego al alumnado como  la "esperanza" para una sociedad libre de violencia de género.
Emiliano García-Page, este lunes, en el acto oficial de la región con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Foto: J.R.M.
Emiliano García-Page, este lunes, en el acto oficial de la región con motivo del Día Internacional para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Foto: J.R.M.

CUENCA.- Las batallas hay que darlas "sin violencia, con testimonio y compromiso". Es el mensaje que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha lanzado este lunes a aquellos que niegan el problema de la violencia de género, como Vox, la única formación política de la región que no ha estado representada en el acto institucional del Día Internacional para la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres que la Junta de Comunidades ha celebrado en Cuenca.

Una asistencia mayoritaria por parte de instituciones y partidos políticos que García-Page ha agradecido a todos, "menos uno, que no ha querido" ‑ha precisado en alusión a la formación ultraderechista‑, criticando esta forma de desmarcarse de los eventos oficiales contra esta lacra como si "el problema" de este tipo de violencia "fuera menor", postura ante la que asegura sentir "desconfianza".

Y es que si el siglo XX fue "el del avance" en las libertades ciudadanas y los derechos, el XXI tiene que ser "el siglo de la igualdad entre hombres y mujeres". Algo que "no va a ser fácil", ha reconocido, al ser ésta "una pelea que hay que dar y que no viene por generación espontánea".

García-Page, que ha comenzado su intervención recordando a la joven de 26 años asesinada este lunes en Santa Cruz de Tenerife, ha destacado los avances en favor de la igualdad y en contra de la violencia machista que se han ido produciendo en España en los últimos veinte años, y que en Castilla-La Mancha se han traducido en la legislación "más exigente" en la lucha contra esta lacra.

Leyes a través de las cuales se ha puesto en marcha "una medicina", aunque ha admitido que "va a tardar tiempo" en actuar.

No obstante, García-Page ha manifestado su confianza en el futuro, recordando que todo sistema, incluidas las libertades y derechos, "se tienen que defender", momento en el que ha aprovechado para reconocer el trabajo de las fuerzas del orden y para subrayar que solo ellas están legitimadas para ejercer la violencia.

"No podemos decir que somos un Estado avanzado y moderno si permitimos que la violencia, bastante molesta ya en Estados Unidos, se ampare en el uso de las armas", ha denunciado el jefe del Ejecutivo autonómico, quien ha resaltado que se trata de "encauzarla, domesticarla y civilizarla".

Asimismo, ha recordado sobre los avances que se han producido en los últimos veinte años, en los que se ha conseguido que la violencia de género haya dejado de ser un problema exclusivo del ámbito doméstico y que muchas mujeres se hayan atrevido a denunciar.

Para García-Page queda claro que frente a "los cuatro extremistas" que exaltan la violencia, la mayoría de la sociedad se ha movilizado, siendo ésta una "batalla moral" que ha merecido la pena, puesto que se ha logrado tener como país, y dentro de él Castilla-La Mancha "por encima de ninguna", la legislación "más exigente en la lucha contra la violencia machista".

Una posición a la vanguardia que se ha traducido en decisiones y precedentes asentados por el Gobierno regional en materia de prevención y ayuda de violencia machista. Ha recordado así las ayudas a los huérfanos de madre por violencia machista con la extensión del subsidio por orfandad, algo que no pasa en otras comunidades autónomas, y a las que se han  acogido en lo que va de año once menores en la región.

El presidente de Castilla-La Mancha ha garantizado igualmente su compromiso, a través de las distintas políticas transversales que lleva a cabo el Ejecutivo autonómico, en la protección y prevención de las víctimas muertas a causa de la violencia machista. En Castilla-La Mancha, durante esta legislatura se van invertir 50 millones de euros en centros de la mujer, recursos de acogida y ayudas para que las víctimas salgan de la situación de violencia de género.

SEMBRAR IGUALDAD DESDE LAS ESCUELAS

Palabras que ha pronunciado en un acto celebrado en el Teatro Auditorio de la capital conquense en el que, por primera vez, se ha buscado la implicación y colaboración de la comunidad educativa.

Un aspecto al que se ha referido durante su intervención la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, quien ha subrayado la importancia de sembrar la semilla de la convivencia en igualdad, pues es ésta "la base para erradicar cualquier tipo de violencia contra las mujeres". Fernández ha señalado cómo "el alumnado de hoy es esa luz de esperanza" que hace pensar que "esa sociedad libre de violencia de género a la que aspiramos está en vuestras manos y está en las mejores manos".

Se ha dirigido así a los representantes de los cinco centros educativos de la región que hoy han sido reconocidos por su trabajo en favor de la igualdad: el CEIP ‘Claudio Sánchez Albornoz’, de Almansa (Albacete), el IES ‘Maestro Juan de Ávila’ de Ciudad Real, ‘San Isidro’ de Azuqueca de Henares (Guadalajara), el ‘Pedro Mercedes’ de Cuenca y el ‘Julio Verne’ de Bargas (Toledo).

Por otra parte, la consejera ha defendido que la violencia de género "no puede ni debe dejar indiferente a nadie", por lo que ha pedido que "la sociedad haga de muro de contención y una marea humana que señale al maltratador y proteja a la víctima".

Un dardo dialéctico contra Vox con el que Fernández ha hecho un llamamiento para que como sociedad "no permitamos que nos cuenten historias", que se diga que la violencia de género no existe, ya que "es un problema estructural y con raíces tan profundas que en esta lucha no sobra absolutamente nadie".

En esta línea ha remarcado que "no se trata de una pelea entre hombres y mujeres para ver quién tiene más capacidades para decidir las cosas", sino que esta lucha lo es de mujeres y hombres "por igual", ya que "queremos ver fuera de la sociedad cualquier tipo de violencia".

Entre los asistentes al acto se encontraba el secretario de Organización del PSOE regional, Sergio Gutiérrez, quien en declaraciones a los periodistas ha atizado también a la formación que lidera Santiago Abascal, al instar a "todas" las fuerzas políticas a condenar la violencia de género, de modo que "no la oculten ni la maquillen".

Gutiérrez se ha mostrado convencido de que la violencia de género está siendo vencida "combatiéndola desde las instituciones, desde las asociaciones, desde el conjunto de la sociedad", convirtiéndola en "un problema social", y no "doméstico", como quieren hacer ver desde algunos partidos. "Una realidad que mata", ha subrayado el secretario regional de Organización socialista, "un machismo que asesina", por lo que el problema "tiene que ser atajado por el conjunto de la sociedad y por el conjunto de las instituciones".

Así Gutiérrez ha reclamado esa "unidad y unanimidad" en la lucha contra la violencia de género, que a día de hoy no es posible "porque algunos partidos políticos como Vox se niegan a ello", ha sentenciado, apelando a que "al menos" exista la unanimidad del resto de fuerzas políticas. Un contexto en el que Castilla-La Mancha "se consolida en el liderazgo nacional" en la lucha contra la violencia machista, ha sentenciado.

Comentarios
x