miércoles 5/8/20
ESTADO DE ALARMA

El aumento de los casos de violencia machista lleva a la Junta a abrir un nuevo recurso de acogida

  • El Gobierno regional recuerda a las víctimas de la violencia de género que "no están solas", que pueden pedir ayuda y protección para ellas y sus hijos.
  • Este nuevo recurso se suma a los centros de acogida ya existentes, los cuales siguen funcionando con normalidad.
Los recursos de ayuda a las víctimas de violencia de género funcionan con normalidad.
Los recursos de ayuda a las víctimas de violencia de género funcionan con normalidad.

TOLEDO.- El confinamiento ayuda a proteger del coronavirus, pero está haciendo que aumente la situación de vulnerabilidad de las víctimas de violencia de género y sus hijos, que no solo están obligadas a convivir con sus maltratadores, sino que en muchos casos ven cómo la violencia que se ejerce contra ellas se incrementa. Situaciones que hay que denunciar y frente a las cuales es posible pedir ayuda para su propia protección y la de los menores a su cargo.

Recursos de apoyo y ayuda que no solo se mantienen sino que se están incrementando, dado el repunte de casos que se ha producido desde que se decretó el estado de alarma. En el caso de Castilla-La Mancha, desde el Gobierno regional se ha abierto un nuevo recurso residencial para las mujeres víctimas de violencia machista y sus hijos.

Un recurso extraordinario que se había previsto tras la promulgación del decreto del estado de alarma, pero que ha sido necesario utilizar ante el repunte de casos registrado.

Así lo señalaba la consejera de Igualdad y portavoz del Ejecutivo autonómico, Blanca Fernández, durante la rueda de prensa que ofrecía este martes tras la reunión del Consejo de Gobierno, en la que ha informado de que los recursos residenciales de los que dispone la Comunidad están al completo, lo que ha hecho necesaria la apertura de éste de carácter extraordinario.

Un nuevo recurso residencial que viene a sumarse a los catorce centros de acogida ya existentes y que se encuentran funcionando con normalidad.

Fernández recordaba la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran las mujeres víctimas de violencia de género ya que en las últimas semanas se han incrementado las llamadas de petición de auxilio e información a los teléfonos 900 100 114 o 016, líneas gratuitas que no dejan registro en la factura, que sí es necesario borrar la llamada desde el dispositivo móvil.
Mujeres a las que Blanca Fernández lanzaba un mensaje de esperanza, recordándoles que "no están solas".

La consejera destacaba también el compromiso de las trabajadoras y trabajadores que atienden estos recursos, con cuya ayuda cuentan las víctimas para protegerlas a ellas mismas y a sus hijos. "Queremos reconocer la profesionalidad a todas las personas que trabajan en los centros de la mujer y en particular a las que lo que hacen en los recursos de acogida, especialmente porque es un trabajo que no se puede desarrollar de manera telemática y, sin poner ni una sola pega, están dando todo de sí mismas para proteger a las víctimas, así como a sus hijos e hijas".

Para potenciar la difusión de estos teléfonos de ayuda a víctimas de violencia machista, desde el Gobierno regional se ha puesto en marcha una campaña en medios de comunicación.

Comentarios