jueves 1/10/20
Advertisement
PUBLIRREPORTAJE

Planta cara a los incendios forestales, tu labor es esencial

Extremar las precauciones, evitar actuaciones negligentes y llamar al 112 si vemos una columna de humo o somos testigos de un incendio, son factores clave para luchar contra ellos.

Planta cara a los incendios forestales, tu labor es esencial
Campaña de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha contra los incendios forestales | Foto: PeriódicoCLM

TOLEDO.- ¿Sabías que 9 de cada 10 incendios forestales son evitables? ¿Que el 38 por ciento se deben a negligencias o accidentes causados por personas y otro 35 por ciento intencionados?

Datos que demuestran la importancia de extremar las precauciones en el medio natural, de estar alerta y prevenir que el fuego arrase bosques y zonas de pasto. Y es que, en la mayoría de los casos, evitar los incendios está en nuestras manos.

El año pasado tan solo el 9,2 por ciento de los incendios forestales registrados en la región se debieron a causas naturales, principalmente rayos.

Sin embargo, en el 90,8 por ciento restante la participación del hombre tuvo un papel fundamental. Así, en el 38,66 por ciento de los incendios forestales se constató como su origen una negligencia, malas prácticas o accidentes causados por personas.

Pero no todo son negligencias y accidentes, puesto que también hay un alto porcentaje de los fuegos en el medio natural que son provocados de forma intencionada. Concretamente en 2019 el 35,33 por ciento de ellos fueron causados a propósito; del 14,61 por ciento restante no se llega a conocer su origen.

Porcentajes que se transforman en cifras alarmantes si se tiene en cuenta que la media de incendios forestales registrados en Castilla-La Mancha en la última década es de 800 siniestros al año.

¿CÓMO PUEDES AYUDAR?

De ellos el 75 por ciento -unos 600- son conatos, al conseguir los medios apagarlos en fase muy temprana, mientras que los 200 restantes se desarrollan como incendios.

Una labor para la que es fundamental la pronta detección del fuego, lo cual permite que los medios puedan intervenir lo antes posible y evitar que lo que puede quedar en un conato se extienda y adquiera grandes dimensiones.

Para ello resulta esencial el papel de los ciudadanos, que tanto con sus actuaciones como dando la voz de alerta en caso de detectar la presencia de fuego, pueden plantar cara a los incendios forestales.

Así, si eres testigo de un incendio o ves una columna de humo, no dudes y llama rápidamente al 112 e intenta dar la información lo más precisa posible sobre su situación.

Pero no solo se trata de dar el aviso en caso de incendio, sino también de prevenir. Por ello en el medio natural es fundamental tener máxima precaución y actuar con responsabilidad, especialmente en un territorio como Castilla-La Mancha, que en buena parte está considerado de riesgo alto o muy alto.

Precaución que debe ser aún mayor si cabe, cuando el Índice de Propagación Potencial de Incendios Forestales (IPP), elaborado a diario por los técnicos del Plan Infocam en función de la situación, se encuentre muy algo o extremo, debiendo ser conscientes de que cualquier negligencia o accidente puede provocar un incendio de graves consecuencias.

Especialmente en semanas como ésta, en las que las temperaturas máximas no han bajado de los 34 grados en el Valle del Tajo, las mínimas también han subido y una nueva masa de aire cálido elevará las temperaturas hasta el fin de semana, cuando también se prevén fuertes rachas de viento.

A ello se suman las condiciones de la vegetación, más susceptibles a la propagación de incendios tras la ola de calor de la semana pasada, por lo que el IPP se prevé que sea muy alto e incluso extremo en varios puntos de Castilla-La Mancha.

No realizar fuego, llevar la comida preparada y no dejar residuos, gestionándolos de la manera adecuada, son simples prácticas que ayudarán a evitar incendios, como también el evitar aparcar vehículos encima del pasto y tirar cigarros al suelo.

En vacaciones son frecuentes las salidas al campo, en familia, con amigos, pero siempre deben realizarse con precaución, evitando cualquier actividad que pueda suponer un riesgo de incendio forestal como las barbacoas o cocinar en la naturaleza.

Pero el peligro no solo viene de la mano del ocio, sino que también quienes trabajan en el campo también son fundamentales para evitar los incendios. Por ello, si en estos días se tienen que realizar actividades agrarias que implican el uso de maquinaria o motores, se deben extremar las precauciones.

Para ello intenta trabajar a primera hora de la mañana en las parcelas que limiten con terreno forestal.

IPP, UNA HERRAMIENTA CLAVE

Además de esa labor ciudadana, también es esencial para ejercer esa labor de prevención y vigilancia es el Índice de Propagación Potencial de Incendios Forestales (IPP), que a diario elaboran los técnicos del Plan Infocam, y gracias al cual se puede planificar con exactitud el operativo y predecir el comportamiento del fuego.

Se trata pues de una herramienta fundamental de cara a la efectividad en la extinción de los incendios, así como para la identificación de las oportunidades existentes para acabar con el fuego en función de distintos factores como la meteorología, la vegetación, el estado del combustible natural o la virulencia del viento, entre otros aspectos.

Un dispositivo del Plan Infocam que, si bien durante los meses de verano tiene un mayor volumen de actividad, se mantiene durante todo el año, realizando labores de prevención y extinción de incendios forestales.

Alrededor de 3.000 personas trabajan en Castilla-La Mancha para prevenir y extinguir los incendios forestales. Ellos son necesarios, pero tú eres esencial.

Planta cara a los incendios forestales. Actúa con responsabilidad en el medio natural.

Comentarios