miércoles 16.10.2019
AGUA

García-Page viaja a Bruselas para denunciar el trasvase del Tajo con la sentencia del Supremo "en la mano"

El presidente del Ejecutivo castellano-manchego está dispuesto a llegar "hasta el fondo" en este asunto y aboga por un gran acuerdo "real" en materia hidrológica que refleje un cambio de relación de los territorios con el agua.

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su viaje a Bruselas para denunciar el trasvase del Tajo. Foto: Cristina Fernández García-Viso
El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, durante su viaje a Bruselas para denunciar el trasvase del Tajo. Foto: Cristina Fernández García-Viso

TOLEDO.- El presidente de Castilla-La Mancha y secretario regional del PSOE, Emiliano García-Page, considera que la reciente sentencia del Tribunal Supremo que anula varios artículos del Plan Hidrológico del Tajo debe ser el punto de partida de una etapa en la que se cambie la relación de los territorios con el agua.

Una premisa con la que ha viajado este lunes a Bruselas, sentencia "en mano", con la intención de "llegar hasta el fondo" en este asunto.

Un viaje en el que está acompañado por el presidente de la Asociación de Municipios Ribereños del Tajo, Francisco Pérez Torrecilla, junto al que García-Page tiene previsto presentar este martes una denuncia por el trasvase del Tajo al Segura y la situación del río ante la Comisaría de Medio Ambiente de la Comisión Europea.

Antes de viajar a Bruselas, García-Page aseguraba este domingo desde Madrid, donde asistía al Comité Federal de su partido, que el Supremo acaba de "tumbar la estrategia de falso acuerdo sobre el agua de Mariano Rajoy y María Dolores de Cospedal", lo que a su juicio pone "patas arriba toda la planificación hidrológica", y obliga a rehacerla, en particular en lo relativo a los trasvases.

Una sentencia dictada por la Sección Quinta de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del Tribunal Supremo que estima parcialmente el recurso presentado por varias plataformas y colectivos contra el Plan Hidrológico del Tajo aprobado en 2016, declarando la nulidad de varios artículos al no fijar caudales ecológicos en Aranjuez, Toledo y Talavera de la Reina.

Al mismo tiempo se mostraba convencido de que "con la del Tajo, van a estar todas las demás cuencas". Entiende así que es necesario iniciar una etapa en la que se produzca un cambio de relación con el agua.

Asimismo aseguraba que Castilla-La Mancha está "muy contenta" con la sentencia del Supremo conocida hace unos días, y avanzaba que se va a "acentuar" esa alegría e insistencia en Europa, ya que la Unión Europea "es en definitiva la que ha permitido con sus directivas que el Tribunal Supremo eche atrás una legislación totalmente anticuada".

Tras conocerse la sentencia, García-Page señalaba en su cuenta de Twitter que "la mejor celebración del #FridaysForFuture" había sido "conocer que el Supremo anula el plan de cuenca del Tajo por falta de caudales ecológicos".

Posteriormente, y antes del inicio de un acto con militantes socialistas en Albacete, Emiliano García-Page abogaba por alcanzar "un gran acuerdo" en materia de agua. Un consenso en materia de política hidrológica que "no debe ser ficticio, sino real".

Un gran acuerdo que "es buscado y defendido" por el Partido Socialista tanto en el centro de España como en el Levante español, precisaba.

Ya durante el acto con militantes albaceteños, insistía señalando que era uno de sus mejores días en política gracias a esta sentencia, al mismo tiempo que tendía la mano a Murcia y a Levante para "alcanzar un acuerdo".

Por otra parte, manifestaba su esperanza en conseguir lo mismo "para el Júcar, el Segura y el Guadiana", al tiempo que agradecía a las plataformas y organizaciones sindicales que les apoyaron en las manifestaciones, así como "a tanta gente que en esta tierra ha tenido claro que el agua es vida", habiendo logrado "una de las mayores victorias en materia de agua".

Comentarios
x