Jueves 21.03.2019
MEDIO AMBIENTE

Un águila imperial de Ciudad Real, entre los setenta animales hallados muertos por cebos envenenados

  • La Guardia Civil ha detenido e investigado, en el marco de la última fase de la operación 'Antitox', a veintiuna personas por el uso ilegal de veneno en el medio natural.
  • Entre los ejemplares muertos se encuentran algunas de las aves más amenazadas del territorio nacional, además de especies cinegéticas y animales domésticos.
Cadáver de una de las aves envenenadas que han sido halladas por la Guardia Civil en la última fase de la operación Antitox. PeriódicoCLM
Cadáver de una de las aves envenenadas que han sido halladas por la Guardia Civil en la última fase de la operación Antitox. PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.- Un total de veintiuna personas están siendo investigadas, algunas de las cuales llegaron a ser detenidas, por el uso de cebos envenenados. Pesquisas que se enmarcan dentro de la última fase de la operación 'Antitox' llevada a cabo por la Guardia Civil, en la que se han sido hallados setenta animales muertos, algunos en peligro de extinción y otros restos correspondientes a especies cinegéticas y animales domésticos.

De hecho, entre los ejemplares envenenados se encuentran algunas de las especies más amenazadas del territorio nacional, como el quebrantahuesos, el milano real y el águila imperial, este último caso en Ciudad Real.

Durante el operativo del Servicio de Protección de la Naturaleza (Seprona) han sido realizadas entre el 1 de marzo y el 31 de diciembre de 2018 un total de 201 actuaciones en veintiuna provincias para prevenir, detectar y erradicar el uso ilegal de veneno y de otros medios prohibidos de caza y para concienciar a la población de la ilicitud de estas prácticas.

Para esta operación se ha contado con la participación de unidades del Servicio Cinológico especializadas en la búsqueda y localización de este tipo de cebos. La misma se ha desarrollado en diferentes espacios naturales, explotaciones ganaderas y agrícolas, terrenos dedicados a la caza y establecimientos de venta de fitosanitarios.

Fruto de estas actuaciones han sido intervenidos también veinticinco cebos envenenados y numerosos productos tóxicos. Además, han sido incautados otros métodos prohibidos de caza como armas de fuego modificadas, lazos conejeros y cepos.

Esta fase de la operación 'Antitox' ha destacado por la cantidad de veneno y medios prohibidos decomisados, que han superado en más de cuatro veces la cantidad incautada en la pasada edición. Como consecuencia, han sido interpuestas 66 denuncias por infracción a la normativa de sanidad vegetal, ley del Patrimonio Natural y de la Biodiversidad y legislación cinegética.

La Guardia Civil recuerda que el uso de veneno y de otros medios prohibidos en el medio natural ha constituido una práctica habitual en España para eliminar determinados animales debido a los perjuicios que ocasionan a determinadas actividades como la cinegética, la agrícola y la ganadera.

No obstante advierte de que estas conductas representan en muchos casos no solo un riesgo medioambiental muy grave para las especies y los ecosistemas en general, sino que igualmente constituye un factor de riesgo importante para la salud de las personas.

Añade que esta práctica ha contribuido notablemente a que algunas de las especies de la fauna española se hayan situado el borde de su extinción, como el águila imperial y el lince ibérico.

De hecho entre los setenta animales muertos descubiertos destaca el hallazgo del cadáver de una hembra de quebrantahuesos en Asturias que había sido introducida en Picos de Europa.

La Guardia Civil destaca que el quebrantahuesos es una especie incluida en el catálogo español de especies amenazadas en la categoría de "en peligro de extinción". Tras el hallazgo de este ejemplar se inició una investigación que dio como resultado la identificación y detención del presunto autor de los hechos.

También destaca el hallazgo de cinco milanos reales envenenados en Cáceres y el cadáver de un águila imperial en Ciudad Real, ambas especies igualmente en peligro de extinción y como en el caso del quebrantahuesos son objeto de programas de recuperación.

En estos últimos casos también se logró la identificación de los autores, los cuales fueron detenidos y están siendo investigados.

Por otra parte durante la operación se hallaron en una finca de la provincia de Zamora pruebas e indicios relacionados con incendios forestales.

Comentarios
x