domingo 15.12.2019
MEMORIA DE CASTILLA-LA MANCHA

Marcelino Martín González del Arco, el alcalde de Guadalajara asesinado por la dictadura de Franco

Fue el primer regidor republicano de Guadalajara, cargo que desempeñó entre  el 18 de abril de 1931 y el 15 de enero de 1934. Una vez acabada la Guerra Civil, el franquismo lo condenó a muerte, siendo fusilado el 26 de abril de 1940.

Marcelino Martín González del Arco | Foto: Foro por la Memoria de Guadalajara
Marcelino Martín González del Arco | Foto: Foro por la Memoria de Guadalajara

Marcelino Martín González del Arco fue un destacado profesor y político socialista vinculado a Guadalajara. Nació en la localidad salmantina de Cespedosa de Tormes, en 1886. Estudió en Salamanca. Fue catedrático de Física y Química en el Instituto de Guadalajara, inspector de Segunda Enseñanza y director del Instituto Obrero de Madrid. Ingresó en la Agrupación socialista de Guadalajara en el año 1919, representándola en varios congresos del PSOE. Además dirigió “Avante”, el órgano de expresión de la Agrupación de Guadalajara.

Martín González del Arco ingresó en la Masonería. Se inició en 1925 con el nombre simbólico de “Salamanca” y perteneció a las logias “Ibérica, número 7” de Madrid, y “Arriaco, número 8” de Guadalajara.

Entre el 18 de abril de 1931 y el 15 de enero de 1934, nuestro protagonista fue alcalde de Guadalajara. Consiguió acta de diputado por Guadalajara en las elecciones a Constituyentes de 1931. En el Congreso formó parte de las Comisiones de Reglamento, de Guerra y de Agricultura. Aunque repitió como candidato socialista, tanto en las elecciones de 1933 como en las de 1936, no consiguió salir elegido en ninguna de las dos. En la Revolución de 1934 perteneció al Comité Revolucionario de Guadalajara. En 1936 fue nombrado compromisario del PSOE para elegir al nuevo presidente de la República.

En la Guerra Civil se le encomendó la tarea de ser comisario-director del Instituto para obreros de Madrid. No consiguió salir de España y fue detenido en Alicante, estando preso en el Castillo de Santa Bárbara. Se le trasladó a Guadalajara. Sería juzgado en un consejo de guerra y condenado a muerte el 21 de diciembre de 1939. Fue fusilado el 26 de abril de 1940. Sus restos mortales se trasladaron a Salamanca, donde descansan en el cementerio civil.

Paulino Aparicio dedicó hace unos años un libro a los alcaldes republicanos de Guadalajara donde reseña, entre otros, la vida y obra de Marcelino Martín González del Arco. También es recomendable la consulta de su biografía en el Diccionario Biográfico del Socialismo español, accesible en la red.

Comentarios
x