Viernes, 22 de Junio de 2018 Actualizado: 12:58 h.

EDUCACIÓN

"Es un gasto excesivo": el argumento del PP de Guadalajara para dejar a los niños sin comedor en Navidad

El Gobierno municipal dirigido por el conservador Antonio Román ha rechazado el ofrecimiento de la Junta ‑que corre con los gastos del servicio‑ para que los menores que lo necesiten puedan acceder a un comedor escolar durante las vacaciones.

El alcalde del Partido Popular de Guadalajara, Antonio Román | Archivo
El alcalde del Partido Popular de Guadalajara, Antonio Román | Archivo

GUADALAJARA.- Esta Navidad no habrá ningún comedor escolar abierto en la ciudad de Guadalajara, tras la negativa del Gobierno municipal al ofrecimiento de la Junta de Comunidades. Con esta postura, el Ayuntamiento que preside el conservador Antonio Román impedirá que las familias que necesiten este servicio puedan hacer uso del mismo, como había sucedido en los periodos vacacionales anteriores.

La decisión del Gobierno municipal del Partido Popular se hacía pública este lunes, durante la celebración del Consejo Escolar. Una reunión en la que, al ser preguntada sobre los planes municipales respecto a la apertura de comedores escolares, la concejala de Educación, Isabel Nogueroles, aseguró que no se iba a abrir ninguno "porque las últimas vacaciones se apuntaron doce niños y para esa cifra no era necesario". Además calificaba como "excesivo" el gasto que supondría "pagar al conserje, la luz y la calefacción" para atender a ese número de niños. 

Palabras de la concejala de Educación que han suscitado la polémica en Guadalajara. Desde el Grupo Municipal Socialista consideran "inadmisible" la argumentación esgrimida por los ‘populares’. Así lo señalaba su viceportavoz, Lucía de Luz, quien subrayaba que "con un solo niño que haya que necesite este servicio, estaría justificada su apertura"

En este sentido, apuntaba también que, si en las últimas vacaciones fueron doce los niños que se apuntaron, todos ellos con beca de comedor, "en esta ocasión probablemente fuesen más al abrirse la oferta a alumnos no becados". De esta forma, con la apertura del comedor escolar además del servicio social se estaría ofreciendo también un servicio "para la conciliación de la vida laboral y familiar". 

La edil socialista considera que la negativa de Román y su equipo de Gobierno a que aquellos niños y familias de Guadalajara que lo necesiten puedan beneficiarse del servicio de comedor escolar durante las vacaciones navideñas, únicamente puede explicarse "por el empeño del alcalde en impedir o dificultar cualquier colaboración con el Gobierno regional"

Y es que, subrayaba De Luz, "la Junta paga íntegramente el servicio, que es gratuito para los alumnos becados, mientras que los no becados deberían abonar la mitad del coste". Para el Ayuntamiento el único coste sería el pago del conserje, mientras que a cambio "estaría ofreciendo un servicio mucho más completo" que el de campamento urbano o días sin cole, los cuales no tienen comedor. 

MÁS DE 4.600 NIÑOS EN LA REGIÓN

Con esta decisión de no abrir el comedor escolar, Guadalajara no se suma a la solicitud que ya han cursado otras diecinueve localidades de la región en la que sus escolares sí tendrán la posibilidad de beneficiarse del servicio de comedor durante el periodo navideño. Comedores escolares en los que se podrá atender a unos 4.600 niños, según los cálculos de la Consejería de Educación, de los cuales algo más de 3.000 tendrían derecho a beca del cien por cien. 

Una estimación de potenciales usuarios "que finalmente, por la experiencia de otros años, no son tantos, pero que sean los que sean merece la pena poner en marcha esta iniciativa para asegurar que ningún niño o niña se quede sin comer en estas fechas", puntualizó Felpeto. 

Asimismo, concretó que se han firmado ya convenios con los ayuntamientos de Albacete capital y Hellín; de Alcázar de San Juan, Herencia y Santa Cruz de Mudela, en la provincia de Ciudad Real; de Cuenca capital y Quintanar del Rey, en la de Cuenca; de Cabanillas del Campo, Pioz y Torija en la de Guadalajara; y de Bargas, El Casar de Escalona, Illescas, Los Yébenes, Méntrida, Olías del Rey, Seseña, Talavera de la Reina y Yuncos, en la provincia de Toledo. 

Datos que ofrecía el pasado lunes el consejero, Ángel Felpeto, quien recordaba que desde el inicio de la legislatura el Gobierno regional se comprometió a facilitar el funcionamiento de los comedores escolares en aquellas localidades cuyos ayuntamientos así lo demandaran durante los periodos de vacaciones. El objetivo era y es "asegurar que todos los niños de la región tengan garantizada al menos una comida principal al día, independientemente de sus circunstancias familiares y sociales"

El consejero de Educación aprovechaba para hacer balance de los comedores escolares y recordaba que durante este curso están funcionando en los centros educativos públicos de Castilla-La Macha 373 comedores, que cuentan con 28.192 usuarios, de los cuales 13.364 se han acogido a las becas que concede el Gobierno regional, de ellos 8.770 han recibido una ayuda del 100 por cien y 4.594 del 50 por ciento. 

Estas ayudas, que fueron recuperadas en esta legislatura por este Gobierno, benefician en la provincia de Albacete a 2.123 alumnos y alumnas becados; en Ciudad Real son 2.358; en Cuenca, 811; en Guadalajara, 1.980; y en Toledo, 6.092.