martes 11/8/20
PRESIDENTE DE LA DIPUTACIÓN DE CIUDAD REAL

Nemesio: “La persona que sufre en la provincia me preocupa mucho más que el estado de una carretera”

Nemesio de Lara es el actual presidente de la Diputación de Ciudad Real. En esta entrevista el líder socialista reflexiona con nosotros la actualidad política, al mismo tiempo que opina sobre su gestión al frente de la institución provincial. 

Nemesio: “La persona que sufre en la provincia me preocupa mucho más que el estado de una carretera”

¿Cómo va la cosa presidente?

En España mal; en la Provincia de Ciudad Real mal también, pero no tan mal como iría si no existiera la Diputación de Provincial, y dentro de la Diputación Provincial, aunque esto suene a estúpido, pues muy bien. Nuestro problema principal ahora mismo, aparte de la preocupación por el dolor de tanta gente que está sufriendo las consecuencias de esta crisis que no ha sido corta como se presumía, sino absolutamente alargada, es que a pesar de que hemos ahorrado durante muchísimo tiempo mucho dinero (en tiempos de bonanza dónde otros malgastaban, aquí ahorrábamos), por culpa de la aplicación de la regla de gasto de la normativa SEC, impuesta por Europa y por el gobierno actual de España, nos están obligando a las administraciones locales a no superar un techo de gasto determinado, estés endeudado o no. Esto es tan absurdo, tan surrealista, tan deprimente, que tenemos que estar haciendo filigranas permanentemente para poder gastar lo que hemos ahorrado; no apelando a deuda, a contratar préstamos con bancos, sino para poder gastar lo que tenemos, porque la gente nos reclama a los políticos que invirtamos en bienestar para ellos; entonces el problema no es que nos falte el dinero, es que nos sobra y no nos dejan gastarlo. Este sería el resumen que mejor se entiende para la gente que nos esté leyendo.

Usted siempre se ha caracterizado por hablar claramente dentro de su partido ¿Alguna vez le han llamado la atención por eso?

Siempre he dicho que soy de izquierdas e incluso cuando no se estilaba decir que se era de izquierdas

Sí. Hombre, cuando ya tienes una edad se te respeta más, pero sí; esto supongo que pasa en todos los partidos. Yo me considero un hombre de izquierdas, siempre he dicho que soy de izquierdas e incluso cuando no se estilaba decir que se era de izquierdas, porque históricamente en la democracia en todos los partidos había un afán por ir buscando el centro, en este sentido, recuerdo que en el primer momento de la transición democrática venía una viñeta en El País de unas elecciones francesas y decía: “el centro puro no existe”, y es que yo creo que el centro puro no existe, es solamente un sitio donde se cruzan dos líneas; o eres de izquierdas o eres de derechas, yo creo que no somos madera de un mismo árbol, no debemos de serlo, para que la gente que vota, que elige representantes democráticamente, vea diferencias programáticas entre unos y otros. No soy de los que creen que haya que asaltar los palacios de invierno a estas alturas de la película, pero si presumo de tener una ideología socialdemócrata, de izquierda, que la aplico en mi vida diaria, y en alguna ocasión si me ha llevado a tener algún tirón de orejas.

En mi juventud, yo empecé a militar en el PSOE en el 77, y en el 80 se me expulsó del partido precisamente por ser “rojo” [risas]. Luego el mismo partido me llamó para encabezar la lista a las elecciones municipales de La Solana en 1987, lo cual me honra porque mi partido es el PSOE. En el PSOE lógicamente hay muchas tendencias como en cualquier organización o asociación y yo estoy en el ala de la izquierda, por lo que alguna vez me he llevado un tironcito de orejas… pero bueno, no pasa nada por eso.

En las últimas encuestas hemos podido ver que el PSOE ha descendido de su posición de partido de gobierno o de principal partido de la oposición, ¿usted responsabiliza de esto a alguien?

No soy maniqueo, no soy de los que dicen aquí están los buenos, aquí están los malos, esto se ha hecho mal, esto se ha hecho bien… soy de los que piensan que la interpretación de lo que está ocurriendo actualmente en el plano político es algo muy poliédrico y requiere de muchas explicaciones. Hay muchas razones, tiene que ver la gran crisis financiera absoluta, tiene que ver el que nos ha pillado a todos con el paso cambiado porque nadie fue zahorí, nadie fue profeta, aunque parece que ahora hay mucho profeta del pasado; se puede decir que hay muchísimas explicaciones, la propia globalización que nos ha deprimido a todos, porque creíamos que globalización era igualdad y una especie de gobernanza global o mundial que salvaría a aquellos que menos tienen, pero de pronto se nos engañó. Ni si quiera los pensadores progresistas llegaron a adivinar que la globalización iba a provocar más deterioro, más divergencias y más diferencias sociales dentro de un país desarrollado como España.

Pienso que ha faltado pedagogía

¿Qué no se ha hecho bien? Pues no explicar adecuadamente nuestras políticas, no explicar el determinismo que supone militar o formar parte de una organización que tiene la tarea de gobernar. Y es que una cosa es predicar desde la oposición o desde la calle, y otra cosa es dar trigo cuando se gobierna. Pienso que ha faltado pedagogía, no se tiene que diverger en todas las políticas de la derecha desde la izquierda, se puede converger en algunos apartados, pero yo creo que nos hemos adocenado un poco, y que ese espíritu socialdemócrata real que tenemos que representar los del PSOE lo hemos dejado un poco de lado. Hay que hacer autocrítica.

Si no me equivoco, usted profesionalmente es maestro de EGB, ¿Echa de menos ejercer su vocación?

Sí, soy un maestro vocacional, incluso estaba dirigiendo un colegio en La Solana cuando me eligieron alcalde de mi pueblo, un macro-colegio de más de 700 alumnos. Era prácticamente imposible compatibilizar esta profesión con la política en un pueblo de más de 16.000 habitantes, aunque hubiera querido seguir ejerciéndola, no habría podido.

El mono me lo mato siempre que presido una asociación que tutela varios recursos para personas con discapacidad intelectual de La Solana. Mi especialidad es la pedagogía terapéutica, la educación especial, y en cualquier rato libre que tengo, que son muy pocos, los utilizo yendo a las viviendas tuteladas con los chicos y chicas que tenemos con discapacidad. Voy a visitar el centro ocupacional, y no sé, hago como de maestro en ese momento, me quito ese pesar, ese vacío de encima.

Hábleme de sus inicios en la política ¿Por qué decidió dar un paso al frente dentro de su partido?

Desde niño, cuando yo era pequeñito y me daban unas pesetillas para bajar a la feria volvía a la media hora a mi casa, y a mi familia les extrañaba que regresara tan pronto, ya que la feria es un sitio muy querido para los niños, la causa de ello era que el dinero que llevaba lo utilizaba para dárselo a los mendigos, o acercarme a un puesto de feria donde nadie se acercaba a comprar nada, y yo me lo gastaba aunque no necesitara lo que iba a comprar.

Un día llamé a mis compañeros casi a la revolución

Luego recuerdo que durante mi época de estudiante fui delegado de curso, y siempre tuve problemas severos con el profesorado por salir en defensa de mis compañeros, defendiendo la causa de los más débiles; estoy hablando de tiempos de la dictadura. Recuero que en el campamento que hice, que por cierto era obligatorio entonces para poder sacar el título de maestro, era prácticamente un campamento militar, de esos de cantar el “Cara al Sol”; pues un día llamé a mis compañeros casi a la revolución en un discurso público, el resultado es que me llamaron a capítulo amenazándome de que no iba a ser maestro porque era un “rojeras”…  Hablamos del año 1970, es decir, desde pequeñito siempre he sido así. Entonces cuando llega la democracia, el partido que más encarnaba los ideales que movían mi conducta era el Partido Socialista.

Fui el primer militante de La Solana, así empecé. Pienso que la igualdad como concepto es mucho más importante y más potente que otros conceptos que utilizamos los políticos. ¿Libertad? Sí, por supuesto. ¿Fraternidad? Sí, por supuesto. Pero pienso que la igualdad es envolvente de todos estos conceptos.

Usted suele protagonizar mensajes muy reivindicativos ¿se siente en el ala izquierda del partido o piensa que es el partido el que ha moderado las formas y el fondo?

No, yo me considero al ala izquierda, siempre me he considerado y así me ha considerado el partido. Aquellos que para aquellos que dicen de manera gratuita que en el PSOE no cabe la gente de izquierdas, pues yo tengo que decir que he estado confortablemente en el PSOE siempre y sé que he sido considerado por mi partido como un hombre en el ala izquierda. A mí nadie me ha escupido, ni me ha echado, al contrario, me he sentido cálido y el partido me ha ofrecido puestos de responsabilidad institucional que he ocupado.

Ya son muchos años como presidente de la diputación, pero aún la gente le demuestra su afecto y simpatía por su buena gestión ¿Cómo lo hace? ¿Cuál es su secreto?

Pues aunque parezca una chorrada, haber aprendido de mi madre el sentido de la gestión y el ahorro. Con los dineros públicos soy absolutamente exquisito, hasta el punto de que a mis hijos les tengo dicho que si algún día alguien les dice que su padre se ha quedado con un euro que no es suyo, lo cojan del brazo inmediatamente y lo lleven a una comisaría o a un juzgado. Como he dicho antes, con lo público soy muy ahorrador, en la diputación provincial tenemos ahora mismo los niveles de gasto de capítulos 1 y 2, que son gastos de personal y gastos de adquisición de bienes corrientes y servicios, como unos de los porcentualmente más bajos de España, es decir: hacer más con menos. Eso nos permite que con bajos gastos de funcionamiento, los gastos inversores y los gastos sociales sean mayores.

Aquí no permitimos que los técnicos hagan el presupuesto

En estos momentos, estamos a la cabeza de España en materia de saneamiento. Somos de las diputaciones con menos deuda de toda de España, y eso se consigue trabajando mucho. Aquí no permitimos que los técnicos hagan el presupuesto, el presupuesto lo tiene que hacer un político, ya que el problema de la política actual es que nos hemos dejado dominar por la economía financiera, por los dueños de poder económico; y yo estoy en contra de eso, yo quiero hacer política también con el presupuesto, que es la mejor manera de hacerla. Decía Lenin que “los presupuestos que no se pueden financiar son contra-revolucionarios”, por tanto yo quiero que mi presupuesto se pueda financiar, que pueda ser sostenible.

Y así de sencillo, puede parecer una chorrada pero por ejemplo si veo una luz encendida en algún despacho y no hay nadie trabajando, me meto y la apago. Mirando el céntimo, porque céntimo a céntimo, grano a grano, haces mucho granero. Cuando otros en tiempos de bonanza gastaban en inutilidades, aquí ahorrábamos; y cuando han llegado las vacas flacas aquí estamos invirtiendo.

Hemos escuchado muchas veces que la Diputación de Ciudad Real era la más saneada de España, ¿lo sigue siendo?

Somos los que más estamos invirtiendo financiando programas de empleo

Sí. En los últimos datos del Ministerio de Hacienda, que lo podéis corroborar en la red,  en deuda per cápita somos los segundos de España detrás de la diputación de Barcelona y en deuda bruta somos los segundos de España después de Soria. Si conjugamos estos dos parámetros, indudablemente somos los primeros de España en materia de saneamiento y, aun con esas, somos los que más estamos invirtiendo financiando programas de empleo, obras municipales, apoyo para financiar gastos pendientes de los ayuntamientos, emergencia social, cooperación internacional. No hay ninguna parte en Europa, pienso yo, que más porcentaje de su presupuesto dedique a cooperación internacional y desarrollo. Sé que esto tiene críticas ahora en España, y yo siempre doy dos respuestas: una, aquí hay gente pasando hambre, por eso utilizamos los programas de emergencia social; pero es que en el tercer mundo hay gente que se muere de hambre, son dos conceptos distintos. Y la segunda respuesta: si no os gustan este tipo de políticas, pues votar a otros en la próximas elecciones y aquí paz y después gloria.

Usted cuando se pone a elaborar los presupuestos de la diputación ¿En qué prioriza?

Política social, política de las personas. No es una frase hecha, también se puede comprobar. Lo primero que hago son los programas de emergencia social, becas de comedor, ayudas para libros… Empleo, ahora más empleo que nunca, llevamos  5,5 millones de euros considerados en el presupuesto de 2015 para empleo y la semana que viene daremos una gran noticia en la provincia, casi con toda seguridad, porque probablemente incrementaremos el plan de empleo.

La persona que sufre en la provincia me preocupa mucho más que el estado de una carretera

Después del empleo, ayuda a los ayuntamientos para inversiones municipales, este año llevamos consignados 8,8 millones de euros para obras en los ayuntamientos. Creo que no hay ninguna diputación que en términos porcentuales, dedique tanto dinero a obras municipales. Luego sigo con plan para apoyo para gastos corrientes de los ayuntamientos pequeños de menos de 5.000 habitantes y luego carreteras. La persona que sufre en la provincia me preocupa mucho más que el estado de una carretera, siempre lo he dicho; y con todos mis respetos, sé que esto puede ser contestado fácilmente diciendo: ¡Oye! ¿Y si alguien se mata en una carretera? Pues si hay un bache se va más despacio, no está demostrado de manera automática que si una carretera está mejor arreglada tenga menos siniestros.

Hay más partidas, es un presupuesto muy complejo: prevención y extinción de incendios, la  oficina de vivienda que ha sido este año de los prioritarios, tenemos ahora un acuerdo con la Plataforma Anti-Desahucio con los que estamos colaborando. Es que hay muchas cosas más, podría hablar del “SOJSE”, que es un servicio de orientación jurídica y social para emigrantes, que da un servicio gratuito, etc… Incluso somos la primera Diputación de España (el ministerio copia de nosotros sus órdenes, sus leyes y sus decretos) en materia de administración electrónica, sencillamente porque nos adelantamos al resto. 

En el rato que llevamos se le ve una persona muy austera en comportamiento ¿lo hace por compromiso o es así?

Soy así. Yo tengo los mismos amigos de pandilla que tenía cuando era joven. El único que ha estudiado de mis amigo soy yo, he tenido esa suerte. De hecho esos amigos, cuando me eligieron presidente de la Diputación de Ciudad Real, hablé con ellos, cenamos juntos y les dije: si algún día veis que sin darme cuenta comiezo a “levitar”, me dais una patada en “los cojones” [risas] y me decís: oye Nemesio que nosotros seguimos siendo los mismos eres, tu el que no estas siendo el mismo. Afortunadamente no han tenido que darme esa patada porque no he levitado [risas].

En todos estos años que lleva de presidente de la diputación ¿Cuál cree que es la acción más positiva que ha realizado?

Por la que soy más conocido es por organizar la Feria Nacional del Vino (FENAVIN), ya que es una de las tres ferias más importantes del mundo. Empezamos en el 2001 y todos me trataban de loco, empezando por mucha gente del sector vitivinícola. Ahora tenemos con diferencia la mejor feria monográfica de vino de España.

Estoy muy satisfecho con apoyar al pueblo Saharaui

Pero de lo que más orgulloso estoy es de mis políticas sociales, sinceramente. Y de lo que más emoción, más sentimiento, y eso que cuando mire para atrás el día que lo deje todo y diga: Nemesio ¿Cuándo fuiste más feliz? Pues con el apoyo al pueblo saharaui indudablemente [una lágrima recorre rostro]. Anoche me llamó una madre saharaui que está en una casa de niños enfermos que financia la diputación a través de una asociación que se llama “Hausa”, ella tiene una niña que logramos traernos después de hacer mil gestiones, incluso tuve que intervenir porque no podía salir de Argelia; la chiquilla en cuestión tiene hidrocefalia, así como los riñones llenos de quistes, una niña de cinco años con los riñones llenos de quistes… Ahora la madre tiene miedo de volver a los campamentos, sencillamente porque allí no va a poder salir si la niña tiene algún problema de salud… Esos detalles que no salen en la prensa y son los que realmente me han confortado. A Felipe González un día le preguntaron: ¿Al cabo de su vida física de qué se acordará si mira atrás? Y dijo: me acordaré de los afectos. Al final de mis días me acordaré de los afectos y me acordaré también de la gente que he logrado sacar de un problema, aunque viva en medio de un desierto en Tinduf o en Argelia. Estoy muy satisfecho con eso, con apoyar al pueblo Saharaui.

Y de esto años que ha tenido usted la responsabilidad de llevar la diputación ¿Hay alguna acción política que se arrepintió después de haberla hecho?

Me arrepiento de muchas cosas, de muchísimas indudablemente. Aunque siempre me gusta meditar mucho las cosas para tratar de no equivocarme.

En las macro políticas de la diputación siempre he tratado de actuar con justeza

Las cosas que me puedo arrepentir es haber tenido con la oposición, en algún momento determinado, debates cosméticos agresivos que no van a ninguna parte; que solamente sirven para un momento de gloria y que todo lo demás se va al garete. Me arrepiento de cuando he tenido que prescindir de algún compañero o compañera a la hora de colaborar conmigo en el equipo de gobierno; de haber prescindido de él, porque las listas siempre son ajustadas, y no haber dado las explicaciones humanas suficientes. Me arrepiento de haber tenido algún desencuentro con alguna asociación que a lo mejor ha venido a pedirme una subvención para algo que ellos veían importante, y yo lo he cruzado con otro tipo de datos e información que obraron en mi poder, minusvalorado en este sentido el valor, aunque sea subjetivo, que para una asociación o un ser humano tiene el pedir algo que para él es determinante. Por lo demás creo que en las macro políticas de la diputación siempre he tratado de actuar con justeza y cubriendo espacios que tienen que ver, insisto, con la política de las personas.

Algunas voces de su partido le sitúan como posible vicepresidente de la junta si Page ganara las elecciones en Castilla–La Mancha ¿Qué opina usted sobre esto? ¿Es cierto?

No, no es cierto. Vamos, mi amigo Emiliano, con el que estoy a muerte como se dice vulgarmente, a mí no me ha propuesto nada y creo que pensaría en alguien más joven. Lo digo sinceramente, no me he planteado, ni nadie me ha planteado este tipo de propuestas.

Bono, en dos ocasiones, me propuso ser consejero con él. Pero yo había prometido a mi pueblo que iba a ser alcalde de ellos si ganábamos, por tanto le dije que no a Bono en dos ocasiones. 

Hace poco vimos a su compañera Beatriz Talegón hacer una intervención en RTVCM denunciando la situación de esta televisión pública ¿La pudo ver? ¿Qué percibió?

Sí, no en directo pero la he visto. Era claramente una metáfora de lo que es esta televisión, que siendo de todos los castellano-manchegos, es de unos poquitos. Es aberrante lo que está ocurriendo. Fíjate que también me arrepiento de eso, una vez haciendo una entrevista despotriqué contra Castilla-La Mancha TV y me metí con el periodista que me estaba entrevistando; le dije de todo y luego me arrepentí porque estuve muy grosero, pero es que estaba tan cansado… tan quemado de ver llorando a alcaldes socialistas, sobretodo de pueblos pequeños, viendo como se les escupía en un medio que pagamos entre todos…

Sobre RTVCM: Icluso un informativo ya algunos lo ven para reírse

Alguien podría decirme: hombre cuando ganaba Bono y Barreda había mucho Bono y mucho Barreda en RTVCM, pero es que es otra cosa, esta gente es mucho “maquiavélica”, porque el problema no es que salga mucho el PP, que sale muchísimo, es que cuando sale el PSOE es para hablar mal de él; pero es que este caso es aberrante e insisto, cuando a un periodista o a una periodista se le dice “cuando llegues a ese pueblo ve buscando baches y haz como que tropiezas en uno”, “cuando vayas a ese pueblo vete buscando una caca de perro”, eso es tan bananero, es tan demencial, que hace que la segunda televisión pública menos vista en España sea la de Castilla-La Mancha TV. Han perdido todo crédito, incluso un informativo ya algunos lo ven para reírse… Han conseguido el efecto contrario al que persiguen, es lamentable, por tanto a lo mejor estuvo Beatriz Talegón premeditada y deliberadamente exagerada en su pose, pero es evidente que dijo verdades como puños.

No tenemos constancia de pitos a su persona en caso de haber asistido a los toros ¿por qué cree que sí se los dedicaron a Cospedal?

Es rarísimo que le pitaran porque no le pitaron los anti-taurinos, le pitaron los taurinos; y eso que se estaba celebrando el primer congreso de tauromaquia… Es algo muy curioso.

No me gustan los toros, aunque no deba decirlo en precampaña electoral pensando que hay mucho voto de gente que es taurina, aunque debo confesar que he ido a algunas corridas alguna vez. Pienso que se ha buscado de manera demasiado artificial este congreso. Tiene un problema la señora de Cospedal, cuando va a inaugurar cualquier cosa se le pita y además se esconden los pitos, por ejemplo en RTVCM no aparecían los pitos y salían aplausos. Yo esto no lo he visto ni si quiera en tiempos de Franco.

En esto le pido franqueza y que me diga la verdad ¿Que pastilla se toma por la mañana para mantener ese espíritu tan combativo?

Ninguna [risas], no tomo pastillas ni vitaminas. Mi cafetito con galletas y nada más hasta las tres y media de la tarde, lo cual es fatal desde el punto de vista biológico, no lo hagáis.

He trabajado en el campo desde los nueve años

Aunque si te debo confesar que tomo unas que no se compran en la farmacia: Recordarme todas las mañanas de dónde vengo. Yo he trabajado en el campo desde los nueve años, y mis vacaciones en verano cuando estudiaba eran dos días, Santiago y Santa Ana, que son  las fiestas de mi pueblo. Me acuerdo de cuando iba con el autobús a Manzanares y adelantaba  “la pava”, como se dice en mi pueblo al autobús, a mi hermano pequeño que iba con una bicicleta y el azadón detrás en el portaequipaje. Me acuerdo también de cuando estuve cinco años trabajando de pisador en una bodega, con orca y con pala, no con botones y máquinas como ahora. Saber de dónde vengo, recordar que no te han dado todo caído por la chimenea, esto te hace encarar con fuerza, con valentía y con energía el trabajo político.

Le voy a preguntar respecto a la sentencia del Tribunal Superior en referencia a la contratación del personal eventual de la diputación ¿Hay alguna diferencia en la contratación de dicho personal en la Diputación (PSOE) y de la Junta (PP)? En caso de que no la hubiera ¿Por qué cree que la justicia no aplica la misma sentencia a todas las administraciones?

Estoy todavía esperando la explicación

Ninguna. Creo en los sindicatos a tope, sin ellos la democracia estaría coja; pero un sindicalista de CCOO liberado hará unos veinte años le tomó inquina al PSOE y empezó a recurrir y a demandar. No hay diferencia, ni con los cuarenta y tantos que tiene la Diputación de Barcelona, ni con los treinta y tantos que tiene la de Granada, ni con los que tiene el Consejo del Poder Judicial. Estoy todavía esperando la explicación. Según la ley aquí podría haber trece eventuales por el tamaño. Tengo conclusiones, obviamente, porque esto es una sentencia judicial; pero no las quiero expresar públicamente.

Presidente, para finalizar mande un mensaje para su partido y otro para la gente.

Para el partido: fe en nosotros mismos, somos el partido que consiguió derechos subjetivos para mucha gente, universalizó educación, sanidad y pensiones no contributivas dando derecho a dignidad; contribuimos a que el estado democrático no fuera una palabra escrita en la constitución sino la eficacia. No podemos olvidar de dónde venimos aunque es posible que nos hayamos adocenado en muchos momentos de nuestra vida, pero hay tiempo para, con valentía y con gallardía, seguir pensado en la igualdad. Somos muchos y muy capaces de seguir reclamando el estado del bienestar a través de la socialdemocracia.

Todos los políticos no somos iguales ni todas las políticas son iguales

Para la gente: Le diría que tienen toda mi solidaridad, sobre todo decirle a la gente que sufre que todos los políticos no somos iguales ni todas las políticas son iguales. En la diputación Provincial, con nuestras capacidades presupuestarias que son las que son, estamos trabajando hasta la extenuación. Hay políticos, aunque sólo se puedan contar con los dedos de las manos, entre los que me incluyo, modestia aparte; que siguen entendiendo que cualquier político que en España y en el mundo no anteponga su preocupación por la gente que sufre, a través de una política interviniente, tendría que dejar la política. No todo está perdido; el futuro nos está esperando a los que creemos en esos principios de igualdad, la libertad y de la fraternidad.

Comentarios