Viernes 15.02.2019

La mano derecha de Cospedal vaticina que la gran coalición supondrá el fin de la transición

Además de valorar las consecuencias que tendría el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos al PSOE, el secretario general del Partido Popular de Castilla-La Mancha ha criticado que la estructura regional de C’s está conformada por ex altos cargos socialistas.

María Dolores de Cospedal junto a Vicente Tirado | EFE
María Dolores de Cospedal junto a Vicente Tirado | EFE

Vicente Tirado, el que fuera presidente de las Cortes de Castilla-La Mancha durante la legislatura de María Dolores de Cospedal y actual secretario general del PP de Castilla-La Mancha, se ha mostrado seguro de la victoria de los conservadores en las elecciones del próximo 26-J, aunque opina que, ante la improbabilidad de lograr mayoría absoluta, un gobierno de gran coalición sería "el toque final para concluir la transición".

En una entrevista concedida en el ecuador de la campaña electoral que concluirá con la cita en las urnas, la segunda en seis meses, Tirado afirma que el Partido Popular va a subir en escaños tanto a nivel nacional como en Castilla-La Mancha y augura más de ciento treinta en el conjunto del país y once o doce en la región.

Ex altos cargos socialistas en la cúpula regional de C’s

Además, también se ha mostrado confiado en mantener los tres escaños de Ciudad Real, dos en Albacete, dos en Cuenca y subir de dos a tres en Toledo y de uno a dos en Guadalajara. Esta subida sería, sobre todo, a costa de Ciudadanos, según Tirado, que alerta de que incluso esta formación puede quedarse sin representación por Castilla-La Mancha o como mucho uno frente a los tres de diciembre.

Los argumentos para esta caída que expone Tirado es que el partido de Albert Rivera "ha pasado líneas rojas como no respetar la lista más votada, porque en Castilla-La Mancha está representado por ex altos cargos socialistas y, lo más importante, porque los votantes de C's se han dado cuenta de que su voto ha ido a apoyar a Pedro Sánchez", es decir, al candidato del PSOE.

Dudas sobre quién será el principal partido de la oposición

Sobre los socialistas, Tirado afirma que percibe "un hundimiento", pero no cree que "sea tan grande como el que parece que dan las encuestas", ya que no tiene "claro que el segundo partido vaya a ser Unidos Podemos", a pesar de que el PSOE "se ha radicalizado mucho hacia la izquierda y ha hecho que la gente diga que, ante dos partidos radicales de izquierdas, prefiera al original, que es Podemos e IU, y no a la fotocopia".

En cualquier caso, Tirado se muestra convencido de la victoria del PP en las urnas el 26 de junio y vaticina que logrará más del 30 por ciento de los sufragios, frente al 28,72 % obtenido en diciembre, porque "la gente en este momento busca seguridad, estabilidad, moderación, garantizar que las pensiones sigan subiendo, que la economía funcione y se genere empleo", enumera Tirado, que sostiene que esos valores los representa el PP.

La gran coalición, toque final para concluir la transición

Y ante este escenario sin mayorías absolutas, el secretario general de los 'populares' en Castilla-La Mancha apuesta por un gobierno de gran coalición formado por PP y PSOE e incluso Ciudadanos, para "dar estabilidad" al país y porque esta fórmula de gobierno sería "el toque final para concluir la transición, que ha sido una de la mayores virtudes que se ha tenido en la democracia española".

"El colofón de esa transición sería ver en un mismo gobierno a gente de distintos partidos constitucionalistas", opina Tirado, que también subraya la necesidad de que para formar gobierno se apoye a la lista más votada y afirma que al PP "le ha caracterizado siempre su generosidad y su moderación, pues no es bueno el radicalismo ni el negativismo en el que ha caído Pedro Sánchez".

Tirado cree que el electorado del PP acudirá a las urnas porque está "muy motivado" porque "hay gente que dice que la vez pasada no fue a votar o votó a otro partido y ahora dice que va a votar al PP" para "evitar" la situación vivida durante los últimos seis meses y considera que la participación será similar a la de diciembre.

Las consecuencias del ‘sorpasso’ en Castilla-La Mancha

Ante las consecuencias que tendría en Castilla-La Mancha el ‘sorpasso’ de Unidos Podemos al PSOE, Tirado apunta que el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, ofreció "dar estabilidad al PSOE en los gobiernos municipales y autonómicos" si se creaba ese Gobierno de gran coalición.

"Hay que pensar en el interés general por encima del interés partidista", cree Tirado, que opina que el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, "no está cómodo con su gestión, ahora que va a hacer un año, porque sabe que ha fracasado, se han destruido programas y hay más lista de espera".

También acusa al presidente autonómico de gobernar con "bastante odio" y no pensando en el presente y en el futuro, sino que "ha hecho un gobierno de retrovisor, de mirar para atrás" y considera que García-Page "no supera ser un presidente perdedor, el único presidente que no ha ganado las elecciones".

Y sobre el futuro de su partido en Castilla-La Mancha, cree que "lógicamente, habrá renovaciones" en el próximo congreso regional, aunque sostiene que el liderazgo de la presidenta de los 'populares' en la región, María Dolores de Cospedal, "es muy fuerte" y que, en general, el partido está "fuerte, unido y con mucha ilusión".
 

Comentarios
x