Miércoles 26.09.2018
SIN ACUERDO

La patronal castellano‑manchega, contra la subida salarial que su dirección nacional pactó con sindicatos

Los empresarios se desmarcan en Castilla-La Mancha del acuerdo salarial, escudándose en que está basado en unos parámetros económicos alejados de la realidad regional, y los sindicatos temen que más de 600.000 trabajadores se vean perjudicados.

Félix Peinado, Francisco Rueda, Carlos Pedrosa y Paco de la Rosa. Foto: JCCM
Félix Peinado, Francisco Rueda, Carlos Pedrosa y Paco de la Rosa. Foto: JCCM

TOLEDO.- La patronal castellano‑manchega considera que el ‘Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva 2018‑2020’, alcanzado entre su dirección nacional (CEOE) y los sindicatos, será "difícil de aplicar" en Castilla-La Mancha, al contemplar unos parámetros económicos "que no son los que tiene nuestra región" y que "en general exceden a las posibilidades de la comunidad autónoma"

Una posición que manifestaba el secretario general de la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam), Félix Peinado, a preguntas de los periodistas momentos antes de participar en la Jornada del Consejo Regional de Relaciones Laborales celebrada en Toledo, donde compartía mesa redonda con representantes sindicales, quienes han discrepado con esta valoración. 

Consideran los empresarios que, si bien en el ámbito nacional las grandes empresas están teniendo un incremento importante de beneficios, no es esto precisamente lo que está ocurriendo con las pequeñas y medianas empresas ni con los autónomos, que conforman la mayor parte del tejido empresarial de la región. 

En este sentido, Peinado ha subrayado que en los últimos años Castilla-La Mancha "ha crecido significativamente menos que la media nacional", puesto que desde 2010 ha experimentado un decrecimiento del 0,7 por ciento en el PIB, según los datos del INE, mientras que en el ámbito nacional la economía en su conjunto ha crecido un 5,3 por ciento. En su opinión, la situación de la región es peor que antes de la crisis, mientras que en el resto del país es mejor, según informaba en nota de prensa la patronal castellano‑manchega. 

Un punto de vista con el que discrepan los representantes de Comisiones Obreras y UGT en la región, quienes sí consideran viable la aplicación en Castilla-La Mancha del acuerdo de negociación colectiva alcanzado a nivel nacional que, pese al aviso dado, la patronal asegura estar dispuesta a negociar "hasta el final"

Y es que Peinado está convencido de que se terminará llegando a acuerdos, aunque no ha desaprovechado la ocasión para pedir a la parte sindical que "comprenda" las grandes diferencias que tiene la región con lo que ocurre en las grandes empresas del resto de España

En este sentido, el secretario general de Cecam apuesta por "ir viendo caso por caso y sector por sector", convencido de que habrá sectores en los que se podrá plantear lo acordado e incluso más, y en otros en los que no se pueda llegar. Eso sí, avisan que lo que no han hecho nunca ni van a hacer ahora es suscribir acuerdos que luego no puedan aplicar. "Si las empresas no pueden aplicar una subida salarial no tiene sentido que se acuerden subidas salariales que son inaplicables", ha sentenciado.  

ARGUMENTOS DE LOS SINDICATOS

Una opinión con la que ha discrepado abiertamente el líder autonómico de Comisiones Obreras, Paco de la Rosa, quien se ha mostrado convencido de que si la patronal a nivel nacional ha entendido que la subida salarial es imprescindible, también lo harán los empresarios castellano‑manchegos. 

En este sentido, De la Rosa ha subrayado que, a pesar de las circunstancias precarias en las que ha estado creciendo la región en los últimos dos años, la economía de Castilla-La Mancha crece a un ritmo superior al de otras comunidades autónomas. 

De hecho, fue la tercera comunidad autónoma en la que más creció porcentualmente el PIB en 2017 y en 2016 también hubo ya resultados positivos, ha apuntado De la Rosa, que ve factible trasladar el acuerdo a la región, "en un momento en el que ya se llevan prácticamente tres años de crecimiento económico continuado en España y también en Castilla‑La Mancha". 

El dirigente sindicalista ha insistido en que los últimos datos de 2017 referidos a la región constatan que tanto en renta per cápita como en crecimiento neto ha estado por encima y ha aseverado que "hemos superado la crisis, desde un punto de vista económico, con un 10 por ciento menos de personal, con un 10 por ciento menos de plantilla, con un 10 por ciento menos de trabajadores, ya somos capaces de generar más bienes y servicios que en 2007".

En este contexto, ha confiado en que "a pesar de las dificultades, vamos a ser capaces de plasmar en esta tierra este acuerdo histórico", que no solo servirá para dar dignidad a los salarios más bajos, "situando esos 1.000 euros de base sobre la que se deberá de negociar en los más de 80 convenios que hay en la región, sino que además lo que hará será paulatinamente mejorar los salarios y las condiciones de vida de la gente". 

Así, ha señalado que "en una tierra como la nuestra, donde tenemos una altísima dependencia del consumo interno, es el consumo interno en muchas ocasiones el que tira de la economía y es más que evidente que la subida salarial era imprescindible". 

"Eso lo ha entendido la CEOE en el ámbito nacional y estoy convencido de que también lo hará la Cecam en Castilla-La Mancha, De la Rosa, mientras que su homólogo de UGT, Carlos Pedrosa, ha abogado por recuperar la negociación colectiva "como un elemento fundamental de reparto de riqueza, pero dentro de la realidad territorial en la que vivimos". 

En Castilla-La Mancha más de 600.000 personas asalariadas se verían perjudicadas si la dirección regional de la patronal mantiene su postura, advierten desde los sindicatos.

Comentarios
x