martes 4/8/20
DESEMPLEO

El paro sube en 11.007 personas en Castilla-La Mancha durante un mes de abril marcado por el coronavirus

  • Supone el mayor aumento para el cuarto mes del año de la serie histórica, que sitúa el número total de parados registrados en la región en 199.019, un incremento del 5,85 por ciento respecto a marzo y el 16,94 por ciento en relación a hace un año.
  • El Gobierno regional destaca el "fuerte golpe" que ha supuesto el coronavirus para el empleo en la región, mientras que desde la patronal se apuesta por prolongar los ERTEs por fuerza mayor y los sindicatos defienden medidas para mantener el empleo.
Castilla-La Mancha tiene 28.338 parados registrados más que hace un año.
Castilla-La Mancha tiene 28.338 parados registrados más que hace un año.

TOLEDO.- Castilla-La Mancha cerraba el mes de abril con 11.007 desempleados más, llegando así a alcanzar un total de 199.019 parados registrados. Un aumento del 5,85 por ciento respecto al mes de marzo, marcado por la crisis del coronavirus y el decreto de estado de alarma, que hace que el incremento sea del 16,94 por ciento respecto al mismo mes del año anterior, al ser 28.833 desempleados más.

Un aumento del paro que desde el Gobierno regional ha sido señalado como la mayor subida para un mes de abril de la serie histórica, "muy marcada" por la situación de COVID-19, aunque el impacto del coronavirus se haya "moderado" respecto al inicio de la crisis sanitaria, puesto que en marzo la subida fue de 12.271 personas.

Así lo ha apuntado en rueda de prensa la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral, Nuria Chust, quien ha precisado que el desempleo solo subió en el cuarto mes del año en 2008, 2009 y 2012, durante la anterior crisis económica.

La viceconsejera ha considerado que aunque abril ha sido "tradicionalmente" un mes con "estacionalidad positiva" para el mercado de trabajo, especialmente teniendo en cuenta la Semana Santa, este año ha estado "marcado" por la pandemia, la declaración del estado de alarma y la paralización de la mayor parte del tejido productivo de España y de los países de su entorno.

Un aumento del paro que en el conjunto de España ha sido del 7,97 por ciento respecto a marzo, lo que se traduce en 282.891 personas más registradas en las oficinas de empleo, haciendo que el total de demandantes se eleve hasta los 3.831.203.

Así se desprende de los datos publicados este martes por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), según los cuales el número de hombres desempleados en la región se situó en 79.436, mientras que el desempleo femenino afectó a 119.583 mujeres en abril.

Por sectores de actividad económica, el sector Servicios es el que en términos absolutos ha registrado un mayor aumento del número de parados, sumando 7.934 desempleados en el mes de abril, siendo así el total de 132.102. Un incremento del 6,39 por ciento respecto al mes de marzo y un 18,08 por ciento más que en el mismo mes del año anterior.

También en el sector Industria se ha superado ampliamente el millar de nuevos parados, sumando en abril las listas del paro un total de 1.559 personas. Se sitúa así el número total de desempleados en 19.837, lo que supone una variación del 8,53 por ciento respecto a marzo, pero un aumento del 17,95 por ciento respecto a abril de 2019.

En lo que respecta a la Construcción, durante el mes de abril se registraron en las oficinas del paro 973 personas más. El sector acumula así en la región un total de 18.007 desempleados, un 5,71 por ciento más que en marzo y el 45,81 por ciento más que hace un año.

La Agricultura por su parte es el sector que menos se ha visto afectado por el paro en esta crisis del coronavirus, aunque también ha registrado un aumento en sus listas. Así, durante el mes de abril se registraron 331 parados más, hasta alcanzar los 15.583 desempleados en la región. Una variación mensual del 2,17 por ciento, que supone un 2,03 por ciento más que en el mismo periodo de 2019.

Finalmente en lo que respecta al colectivo Sin Empleo Anterior, en abril se registraba un total de 13.490 inscritos, lo que supone 210 personas más que en el mes de marzo. Un aumento del 1,58 por ciento respecto a marzo, pero que refleja en términos interanuales un descenso del 2,74 por ciento respecto a abril del año pasado.

Atendiendo a los datos por provincias, en todas ellas se ha registrado un aumento del desempleo durante el mes de abril. 

En Albacete el número de parados aumentaba en 1.609 personas, un 4,42 por ciento más respecto a marzo, hasta alcanzar un total de 38.005 parados registrados. Se trata de 4.4490 parados más que hace un año, lo que representa un aumento del 13,4 por ciento.

Por su parte en la provincia de Ciudad Real las listas del paro aumentaban en 2.975 personas, el 5,71 por ciento, hasta un total de 55.116 desempleados. Datos que reflejan un incremento del 15,29 por ciento respecto al mismo mes de 2019, al ser 7.308 personas más las inscritas como demandantes de empleo en las oficinas de empleo de la provincia.

En la provincia de Cuenca el aumento del paro respecto a marzo ha sido del 4,05 por ciento, al sumar 554 desempleados en sus listas, que acumulan así 14.244 personas. Una variación que en términos interanuales es del 13,74 por ciento, al sumar 1.721 parados más que hace un año.

Sin embargo en términos relativos ha sido la provincia de Guadalajara la que mayor aumento del paro ha registrado en este mes de abril, con una subida del 8,65 por ciento respecto a marzo. En total ha sumado 1.586 personas a las listas del paro, hasta alcanzar un total de 19.921 desempleados. Una cifra que supone el 30,96 por ciento más que hace un año, tras sumar 4.710 parados más que en abril de 2019.

Por su parte el mayor incremento en términos absolutos lo registra la provincia de Toledo, donde son ya 71.733 los parados registrados, 4.283 personas más que en el mes de marzo. Un aumento del 6,35 por ciento, que en términos interanuales se eleva hasta el 17,35 por ciento, al haber sumado en los últimos doce meses 10.604 parados.

En relación con los contratos, en Castilla-La Mancha se formalizaron en abril 27.539, lo que representa un total de 18.025 menos que el mes anterior (-39,56 %) y 32.569 menos que el mismo mes del año pasado (-54,18 %). De todos ellos, 2.684 fueron de carácter indefinido.

99.342 TRABAJADORES AFECTADOS POR ERTE

Para la viceconsejera de Empleo, Diálogo Social y Bienestar Laboral esta subida del paro está motivada por la finalización y no renovación de contratos temporales desde que se produjo la declaración del estado de alarma, así como la no generación de empleos temporales propios de esta época del año.

Asimismo ha recordado que los trabajadores afectados por los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE) están excluidos del cómputo de paro registrado.

Y es que, según los datos publicados por el Ministerio de Seguridad Social, un total de 99.342 trabajadores castellanomanchegos se han visto afectados por un expediente de regulación temporal de empleo en abril.

Del total 93.571 ERTE se declararon por fuerza mayor, mientras que 5.771 fueron no por fuerza mayor.

No obstante, desde el Gobierno regional se ha destacado que Castilla-La Mancha es la sexta comunidad autónoma con menor aumento del paro registrado en comparación con abril del año pasado.

Para la viceconsejera estas cifras del paro "completan y definen la fotografía" del impacto del coronavirus en la región, que ha provocado "un fuerte golpe" en el empleo.

Sin embargo, se ha mostrado confiada en que con el regreso a la actividad económica las cifras de empleo puedan recuperarse paulatinamente, y ha destacado la apuesta del Gobierno por la vuelta a la actividad y a que "el tejido productivo emprenda el camino a la recuperación", mediante la puesta en marcha de medidas como Plan de Medidas Extraordinarias por la Recuperación Económica que este lunes firmaba con la patronal y los sindicatos CCOO y UGT.

IMPACTO DEL 16%, SEGÚN CCOO

Sindicatos desde los que también se han valorado estos datos. Desde Comisiones Obreras estiman que el coronavirus ha tenido un impacto del 16 por ciento en las cifras del paro registrado en la región en el mes de abril. 

Dato al que llegan tras analizar la serie histórica y hacer una estimación de cómo hubiera sido la evolución si no hubiera existido la crisis sanitaria.

Consideran que son unos malos datos porque "nos encontramos en mitad de una pandemia y en estos momentos se están priorizando la vida, se está atendiendo la alerta sanitaria, que es el verdadero problema al que hoy nos enfrentamos y es la causa de esta situación en la que estamos".

No obstante, aunque es importante salvar vidas, "es también importante que esas vidas sean dignas, por tanto es fundamental proteger el empleo".

Así lo han señalado en un comunicado, a través del cual la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales de CCOO, María Ángeles Castellanos, ha subrayado que son los trabajadores los que "están sacando adelante la sociedad" y que son "imprescindibles" medidas para el mantenimiento del empleo.

Por su parte desde el sindicato UGT han alertado de que la mayor destrucción de empleo se produce entre los jóvenes y en los puestos de trabajo temporal y ha lamentado la "prolongada pérdida de empleo" en la región y en España a pesar de las medidas establecidas para frenar los efectos de la COVID-19.

En un comunicado de prensa, la responsable del Gabinete técnico de UGT Castilla-La Mancha, María Ángeles Huete, coincide al señalar que estos datos reflejan la finalización de contratos temporales y despidos, a pesar de contar con la flexibilización de los Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE), además de "evidenciar la precariedad del mercado laboral español", motivo por el cual "ahora se destruye en mayor medida el empleo temporal y juvenil".

En concreto, UGT ha indicado que el paro en los jóvenes de Castilla-La Mancha aumenta más que el del conjunto de la población, con una subida del 7,59% respecto al mes anterior y 2.947 parados más con menos de 25 años que en abril de 2019, lo que supone un crecimiento del 19,10% del paro interanual.

Para evitar que el impacto sea mayor, UGT Castilla-La Mancha ha pedido establecer un ingreso mínimo de urgencia y ampliar los ERTE en los sectores que sea necesario.

APUESTA POR PROLONGAR LOS ERTES 

Por su parte desde la Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (Cecam) consideran que los datos del paro del mes de abril ponen de manifiesto que es necesario prolongar los expedientes temporales de regulación de empleo (ERTE) por fuerza mayor, más allá del estado de alarma decretado por la COVID-19.

El secretario general de Cecam, Félix Peinado, ha considerado que las circunstancias de la declaración del estado de alarma y paralización de actividades como consecuencia de la pandemia, ha provocado que este crecimiento de la contratación y del empleo no se haya producido "sino que, al contrario, continuando la tendencia iniciada del mes de marzo de crecimiento de la tasa de desempleo, esta tendencia continúe en el mes de abril, aunque un poco aminorada en Castilla-La Mancha respecto del mes de marzo".

Y ha advertido que "los datos, siendo negativos, podrían ser peores si tuviésemos en cuenta la cantidad de trabajadores y de empresas que se encuentran sujetos a ERTE de fuerza mayor en estos momentos".

Peinado ha destacado que este mecanismo "está sirviendo, gracias al acuerdo que alcanzamos a nivel nacional las organizaciones empresariales y sindicales con el Gobierno, como un auténtico muro de contención contra el desempleo y un soporte fundamental para la continuación, en el futuro, de la actividad de las empresas que se ven sujetas a los ERTE por fuerza mayor".

Comentarios