jueves 25/2/21
Advertisement
COVID-19

Page va a aprobar ampliar aforos y reabrir cines y teatros desde el lunes, pero mantendrá cerrada la región

  • El Gobierno autonómico adoptará este sábado, en una reunión extraordinaria, la decisión de bajar a nivel 2 las restricciones por la pandemia, cuya modificación entrará en vigor a partir de la próxima semana.
  • El presidente asegura que el cierre perimetral no se levantará hasta que las comunidades vecinas, especialmente Madrid, mejoren sustancialmente y se aproximen a los datos de Castilla-La Mancha.
Page va a aprobar ampliar aforos y reabrir cines y teatros desde el lunes, pero mantendrá cerrada la región
El presidente regional, Emiliano García-Page, anunciando que Castilla-La Mancha bajará a nivel 2 sus restricciones a partir del lunes | Foto: Esteban González
Advertisement

CUENCA.- Castilla-La Mancha volverá al nivel 2 de medidas especiales el próximo lunes, tras haber mejorado considerablemente la evolución de la pandemia de covid-19 y aproximarse al escenario previo a la Navidad.

Así lo ha avanzado el presidente del Ejecutivo autonómico, Emiliano García-Page, durante la visita a las obras del nuevo Hospital Universitario de Cuenca, donde ha recalcado que las medidas adoptadas "bajo nuestra conciencia y nuestra responsabilidad" han funcionado y han permitido, junto al comportamiento responsable de la mayor parte de la ciudadanía, dar este nuevo paso.

Tras recordar la "tormenta de contagios exagerada" que supuso la Navidad, llevando a una tercera ola "muy seria y muy grave", García-Page ha destacado cómo las medidas adoptadas en Castilla-La Mancha han llevado a poder acercase al escenario previo a ese momento.

Por ello, "si los datos siguen bajando", el Consejo de Gobierno acordará en su reunión extraordinaria de este sábado "pasar a nivel 2 a toda la comunidad autónoma", salvo "excepciones puntuales" -ha precisado-.

De este modo, ha insistido el presidente regional, se podrá entrar "en otra estrategia", consistente en "ir combinando la vacunación masiva, que ya empieza a ser acelerada, con las medidas de restricción". Medidas, ha explicado, que "no van a desaparecer hasta que todo el mundo esté inmunizado".

No obstante, este nuevo paso hacia la relajación de las restricciones va a permitir a los castellanomanchegos "volver a un nivel muy razonable de convivencia y de circulación social y económica", similar al existente antes de las fiestas navideñas.

Según García-Page, "lo estamos consiguiendo", se está "venciendo bien" la situación a la que llevaron esas fechas, aunque no sin "un esfuerzo inmenso por parte de todo el mundo y también con mucho desgaste político", ha reconocido.

De este modo, el paso a nivel 2 de la mayor parte de la comunidad autónoma va a permitir que se recupere "el nivel de convivencia que llevábamos" tanto en el ámbito deportivo, como en la hostelería y la generación de turismo, entre otros, ha subrayado el presidente regional.

Aunque no ha ofrecido más detalles al respecto, cabe recordar que el nivel 2 de medidas especiales contempla, entre otras cuestiones, un aforo máximo del 50 por ciento para la hostelería en locales cerrados -sigue sin permitirse el servicio de barra- y de hasta el 75 por ciento en las terrazas; la apertura de locales de juego y apuesta a un 50 por ciento de su aforo, así como la vuelta del público a las competiciones deportivas federadas, con un 30 por ciento del aforo en espacios cerrados, hasta un máximo de 300 espectadores, y del 50 por ciento al aire libre, con un tope de 500 asistentes.

Cines, teatros y auditorios podrán volver a abrir sus puertas con un 30 por ciento de su aforo máximo, de mantenerse las medidas tal y como recoge el documento publicado en la web del Gobierno regional.

TODAVÍA NO LEVANTA EL CIERRE

Por delante quedará aún la posibilidad de eliminar el cierre perimetral de la comunidad autónoma, aunque todavía "no nos lo planteamos", ha reconocido García-Page, quien ha asegurado que no se producirá "hasta que se haya reducido sustancialmente, o se haya aproximado, la mejoría en las comunidades vecinas y especialmente en Madrid, al nivel que estamos nosotros".

En Castilla-La Mancha "estamos bajando muy deprisa porque se han tomado medidas, el que no quiera que no lo vea", ha recalcado.

Por ello considera que se deben adoptar medidas "en el conjunto", de modo que permita a todos "tener la misma red de seguridad".

Así se ha mostrado confiado en poder levantar los perímetros "en las próximas semanas", de forma que de cara a la Semana Santa, aunque este año no haya grandes concentraciones, se pueda "convivir con cierta normalidad e incluso gestionarlo económicamente, como nos pasó en verano, con bastante inteligencia dadas las circunstancias".

El presidente castellanomanchego se ha mostrado así "razonablemente satisfecho" con el comportamiento que ha tenido todo el sistema, lo cual garantiza que el sábado se pueda arbitrar el nivel 2 para toda la región. 

Algo que "será un éxito a celebrar como esfuerzo colectivo de todo el mundo", ha destacado, "porque así es como se arregla un  problema de pandemia como el que tenemos".

Comentarios