Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:02 h.

EMPLEO

Julio deja 2.818 castellano‑manchegos menos en el paro, que registra su mejor dato en nueve años

El desempleo de la región se sitúa en 170.272 personas, lo que supone una bajada del 1,63 por ciento con respecto al mes anterior. Pese a ello, la temporalidad de las contrataciones se ha disparado por encima del 90 por ciento.

Un grupo de personas observa los carteles de una oficina de empleo. EFE/Archivo
Un grupo de personas observa los carteles de una oficina de empleo. EFE/Archivo

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha cerrado julio con 2.818 personas menos inscritas en la lista del paro, que se reduce hasta los 170.272 parados registrados. Un mes que tradicionalmente es bueno para el empleo, pero que en esta ocasión ha sido incluso algo mejor, al representar el mayor descenso desde 2010 para este mes. La región se sitúa así con el dato más bajo de paro desde julio de 2009.  

Así se desprende de los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), según los cuales el mes de julio dejó en la región una disminución del 1,63 por ciento del número de parados registrados y un descenso de 7.751 personas respecto al mismo mes del año anterior, lo que representa un 4,35 por ciento. 

Reducción que sigue la línea registrada en el conjunto del país, donde el número de desempleados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo se redujo en 27.141 personas durante el mes de julio, lo que supone una disminución del 0,86 por ciento respecto al mes anterior. De este modo, se sitúa el número de parados registrados en España en 3.135.021 personas. 

Una situación de desempleo que en Castilla-La Mancha afecta a 109.624 mujeres, frente a los 60.648 hombres inscritos en las oficinas de empleo. 

En este sentido, el paro se redujo en todos los sectores de actividad económica, siendo la industria el que, en términos porcentuales registró mejor comportamiento, con una disminución del 2,77 por ciento, que en términos absolutos se tradujo en 459 parados menos. Respecto al mismo mes del año pasado, la disminución ha sido del 6,14 por ciento. 

Sin embargo, en términos absolutos, el mayor descenso del número de parados registrados lo ha experimentado el sector servicios, con una reducción de 1.749 personas. Una disminución respecto al mes pasado del 1,54 por ciento, que sitúa el número total de desempleados registrados en las oficinas de empleo de este sector en 112.132 personas. 

Por su parte, en agricultura se ha cerrado julio con 308 parados menos, pasando de los 14.286 con los que contaba en junio a 13.978. Una reducción del 2,16 por ciento que, sin embargo, en términos interanuales es del 13,43 por ciento. 

Mientras, en el sector de la construcción, el mes de julio terminaba con 286 parados menos, situándose el número total de personas inscritas en 12.829, el 2,18 por ciento menos que hace un mes y el 13,15 por ciento menos que hace un año. 

En lo que respecta al colectivo de personas inscritas sin empleo anterior, la disminución ha sido mínima, de apenas 16 personas, situándose la cifra total en 15.223, frente a los 15.239 de hace un mes. 

Por provincias, Toledo ha sido la que mayor descenso del paro ha experimentado durante el mes de julio, registrando 1.237 personas menos en sus listas, que se sitúan en 61.334 desempleados, frente a los 62.571 de hace un mes. Es también la provincia de la región con mayor número de parados inscritos en las oficinas de los servicios públicos de empleo. 

La siguen Ciudad Real, con un total de 48.444 parados, que representan 744 menos que hace un mes; y Albacete, que ha reducido su número de desempleados hasta las 33.454 personas, 508 menos que en el mes de junio. 

Por su parte en la provincia de Cuenca, el paro se ha reducido en 267 personas, cerrando julio con 12.540 personas, mientras que en Guadalajara han salido en el último mes de las listas del paro 62 personas, situándose el paro en 14.500. 

Datos que han sido puestos en valor desde el Gobierno regional, subrayando que se trata de una bajada que sigue consolidando el dato de descenso interanual del paro registrado, "que también se produjo en los meses de julio de los últimos cuatro años". Así lo detallaba el viceconsejero de Empleo, Francisco Rueda

MÁS INDEFINIDOS QUE EL AÑO PASADO

En lo que respecta a la contratación, durante el mes de julio se realizaron un total de 100.392 contratos, lo que supone un 3,85 por ciento más que en el mes de julio y un 12,55 por ciento más que hace un año. 

Un aumento de la contratación que en Castilla-La Mancha ha sido mayor que a nivel nacional, registrándose un total de 2.086.655 contratos, un 1,5 por ciento más que en junio.

En cuanto al tipo de contratos firmados, en Castilla-La Mancha fueron 8.544 de carácter indefinido frente a los 91.848 contratos de carácter temporal, que se disparan hasta superar el 91,5% del total.

A este respecto, el viceconsejero resaltaba que, comparado con el dato de julio de 2017, la contratación indefinida en Castilla-La Mancha "casi se ha duplicado", mucho más que a nivel nacional, situando así a la región como "la primera comunidad autónoma donde más ha crecido la contratación indefinida en los últimos doce meses". 

En su opinión, "estos datos positivos de la contratación se deben a factores como el crecimiento de la actividad económica de la región, en la confianza de las empresas, cuyos empleadores se ven animados a realizar contratos indefinidos, así como a las políticas públicas puestas en marcha desde el Ejecutivo regional de fomento de la contratación indefinida y la estrecha colaboración que mantenemos con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social". 

8.041 COTIZANTES NUEVOS

Por otro lado, la afiliación a la Seguridad Social creció durante el mes de julio un 1,16 por ciento en la región, sumando así 8.041 personas. Un crecimiento "más acelerado" que en el conjunto nacional, que ha sido diez veces menos, el 0,19 por ciento. 

De este modo Castilla-La Mancha ha sido, en términos absolutos, la quinta comunidad autónoma que más ha crecido en afiliación a la Seguridad Social, teniendo por delante comunidades del litoral que tienen mayor impacto turístico, tal y como destacaba Rueda. 

Así, el número total de cotizantes en la región se ha situado en 702.314 personas, "el mejor dato" del que se tiene registro desde el mes de diciembre de 2010. 

Por su parte, en términos interanuales, ha supuesto una subida del 3,39 por ciento, lo que representa 23.020 cotizantes más que en julio del año pasado. 

ESTACIONALIDAD Y PRECARIEDAD 

Tras conocer los datos, desde el sindicato UGT han considerado que la bajada del paro de este mes refleja que el empleo "sigue creciendo al ritmo de la estacionalidad de algunos sectores". 

Y es que, aunque julio es un mes bueno para el empleo, se trata de empleo "de baja calidad", como muestra que los contratos indefinidos hayan caído el 1,77 por ciento, siendo "preocupante" que la contratación indefinida represente tan solo el 8,5 por ciento. 

Así lo ha destacado la secretaria regional de Política Sindical de UGT, Higinia García, quien lamentaba que el mercado de trabajo en Castilla-La Mancha se sustente en la contratación temporal, la cual crece de la mano a la generación de empleo, "enquistando la parcialidad y otras formas de subempleo". 

Por ello, a pesar de considerar positiva la bajada del paro, apuntaba que al analizar los distintos indicadores que conforman el dato del paro "no se puede ser complacientes" porque el empleo que se está creando "carece de derechos, y genera altos niveles de desigualdad y pobreza"

Por su parte, desde Comisiones Obreras comparten esa preocupación derivada de la cifra tan baja de contratación indefinida, así como del paro entre las mujeres y los desempleados que no cobran subsidio o prestación. 

Concretamente, la secretaria autonómica de Empleo y Políticas Sociales de este sindicato, María Ángeles Castellanos, ha señalado que se alegran por todas las personas que han encontrado un empleo en julio, pero les preocupa que, de los más de 100.000 contratos registrados, apenas 5.900 han sido indefinidos iniciales (5,9 %), lo que ha considerado que es "una cifra muy baja". 

Castellanos ha indicado también que el desempleo sigue siendo un problema para las mujeres, puesto que más del 60 % del total de desempleados son mujeres y, en la evolución interanual, el paro desciende de manera significativa en hombres, pero no en mujeres. 

Al sindicato también le preocupa, ha dicho la responsable de Comisiones Obreras, que hay más de 90.000 personas que no cobran prestación ni subsidio y no tienen ningún ingreso, y en ese sentido ha señalado que de los 170.000 desempleados que hay en Castilla-La Mancha, solo 28.000 cobran un subsidio o prestación contributiva.  

Para Castellanos "hay dos realidades paralelas que, lejos de converger, cada día están más distantes", ya que, por un lado, los datos macroeconómicos y de crecimiento son buenos, las empresas se consolidan y mejoran sus resultados, pero por otro lado, el empleo continúa siendo precario, con altos niveles de rotación y de inestabilidad y con salarios muy bajos.