martes 22.10.2019
GRÁFICOS | ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

Castilla-La Mancha cierra 2018 con 30.900 ocupados más y es la segunda región en descenso del paro

  • La tasa de desempleo regional cae hasta el 16% después de que se hayan registrado 36.500 castellano-manchegos parados menos que al acabar 2017. La comunidad se sitúa así como la cuarta de España donde más ha aumentado la ocupación.
  • En lo que va de legislatura se han creado casi 110.000 empleos, los hogares con todos sus miembros activos en paro se han reducido un 44% y hay 94.600 personas desempleadas menos de larga duración.

Imagen de un trabajador descargando fruta. EFE/Archivo
Imagen de un trabajador descargando fruta. EFE/Archivo

TOLEDO.- Castilla-La Mancha cerraba el 2018 con 30.900 ocupados más que el año anterior, tras sumar 12.400 personas durante el cuarto trimestre del año, situándose así como la cuarta comunidad autónoma en la que más aumentó la ocupación, con un 3,87 por ciento, únicamente por detrás de Baleares, Canarias y Andalucía. De este modo alcanzaba la cifra total de 830.100 ocupados al término del cuarto trimestre del año.

Así se desprende de los datos correspondientes al último trimestre de 2018 recogidos en la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el Instituto Nacional de Estadística. Cifras que reflejan cómo Castilla-La Mancha también en el cuarto trimestre se situó entre las regiones que más crecieron en ocupación respecto al trimestre anterior. Lo hacía un 1,52 por ciento, mientras que la media nacional se situó en el 0,19 por ciento.

En el conjunto del país, aumentaba también el número de ocupados en 36.600 personas en el cuarto trimestre de 2018 y se sitúa en 19.564.600.

En lo que se refiere al número de desempleados, Castilla-La Mancha ha reducido la cifra en 36.500 personas en los últimos doce meses, de los cuales 4.000 entre los meses de octubre y diciembre, lo que representa una variación del 2,46 por ciento respecto al tercer trimestre del año. Por su parte, el descenso es mucho mayor respecto al mismo trimestre de 2017, situándose en el 18,59 por ciento. Dato que sitúa a la castellano-manchega como la segunda región española en la que más bajó el paro en el último año, por detrás de Cantabria, donde la reducción ha sido de 30 puntos.

De este modo la tasa de paro se sitúa en la comunidad autónoma en el 16,16 por ciento, con un total de 160.000 desempleados al cierre de 2018. Por sexos, la tasa de paro de las mujeres es del 21,56 por ciento y la de hombres del 11,89 por ciento.

A nivel nacional la tasa de paro en el tercer trimestre se situó en el 14,45 por ciento. Tasa que en los últimos doce meses se ha reducido en algo más de dos puntos.

Según la EPA, la población activa en Castilla-La Mancha alcanzó así la cifra de 990.000 personas, lo que implica un aumento del 0,86 por ciento respecto al trimestre anterior y un descenso del 0,56 por ciento respecto a 2017.

Mientras, la tasa de actividad en la región es del 59,06 por ciento ‑cinco décimas por encima de la media nacional, siendo la de actividad masculina del 65,92 por ciento frente a una tasa de actividad femenina del 52,18 por ciento.

En el conjunto de España, el número de ocupados creció en 566.200 personas en 2018, una cifra no alcanzada desde el año 2006, hasta lograr los 19,56 millones de trabajadores, mientras que el número de desempleados disminuyó en 462.400 personas el pasado año (hasta los 3,3 millones de parados), por debajo de las 471.000 personas que salieron del desempleo el año anterior.

En cuanto a las provincias castellano‑manchegas, en todas se crea empleo y baja el número de parados respecto al mismo trimestre del año pasado, excepto en Guadalajara. Pese a ello, esta provincia es la que menor tasa de paro registra, un 11,69 por ciento;  mientras que la cifra más alta se encuentra en Albacete, con un 17,59 por ciento; seguida de Toledo, que se sitúa en el 17,50 por ciento; Ciudad Real, con un 16,82 por ciento, y Cuenca, que cierra 2018 en el 13,69 por ciento.

CASI 110.000 EMPLEOS EN ESTA LEGISLATURA

Datos de la EPA que desde el Gobierno regional se han valorado subrayando el hecho de que Castilla-La Mancha sea la segunda comunidad autónoma en creación de empleo desde junio de 2015, por detrás de Canarias, con un incremento del empleo de más de un 15 por ciento, lo que ha supuesto la generación de cerca de 110.000 puestos de trabajo desde el inicio de la legislatura.

Periodo en el que el paro ha descendido en 106.600 personas, lo que sitúa a Castilla-La Mancha como la cuarta región en descenso de desempleo, mientras que la tasa de paro, que ha descendido cerca de 11 puntos, la coloca como aquella en la que más ha bajado este indicador.

Así lo ha señalado la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, que ha calificado estos datos como "muy positivos para la región", y ha explicado que el descenso de la tasa de paro pone de manifiesto la reducción de la distancia de la tasa de paro regional con la del Estado a menos de la mitad, de casi cinco puntos cuando Emiliano García-Page llegó al Palacio de Fuensalida a cerca de dos a finales de 2018.

Además, ha indicado que la tasa de paro de hombres en Castilla-La Mancha se sitúa por debajo de la del conjunto de las comunidades autónomas, no obstante, reconoce que hay que seguir trabajando porque esta tasa, que se sitúa en el 16,16 por ciento, siga descendiendo, en particular la de mujeres, en la que todavía existe una brecha importante tanto con la de hombres como con la media nacional.

Del mismo modo, ha destacado que los hogares con todos sus miembros activos en paro se han reducido un 44 por ciento, lo que significa que hay 34.500 hogares menos con todos sus miembros en paro desde junio de 2015.

También considera significativo el paro de larga duración que, a lo largo de los tres últimos años, se ha reducido en más de un 53 por ciento. Hay 94.600 personas desempleadas de larga duración menos que en julio de 2015.

Comentarios
x