Lunes 22.10.2018
DESEMPLEO

Febrero deja 1.221 parados más en Castilla‑La Mancha, el tercer menor repunte de la historia en este mes

El desempleo se sitúa en 187.939 personas, lo que supone un aumento del 0,65 por ciento con respecto a enero. La Junta achaca esta subida al fin de recogida de aceituna y de las rebajas. En relación al mismo mes de 2017, el paro ha descendido más de un 7 por ciento.

Imagen del interior de una oficina de Empleo. EFE/Archivo
Imagen del interior de una oficina de Empleo. EFE/Archivo

TOLEDO.- Las listas del paro en Castilla-La Mancha han sumado 1.221 personas en el mes de febrero, situando la cifra total de desempleados en 187.939. Se trata, no obstante, de la tercera menor subida para un mes de febrero de la serie histórica. Así se desprende de los datos publicados por el Ministerio de Empleo y Seguridad Social, que reflejan un descenso respecto al paro registrado hace un año del 7,26 por ciento, con 14.708 parados menos en la región.

En el conjunto del país, el número de parados registrados en las oficinas de los Servicios Públicos de Empleo se redujo en 6.280 personas en relación al mes anterior. Dato que contrasta con los registrados en los últimos diez años en este segundo mes del año, en los que el incremento registrado por término medio había sido de 50.696 personas. La cifra total de parados registrados en España se sitúa así en 3.470.248 personas, siendo éste su nivel más bajo de los últimos 9 años. 

En Castilla-La Mancha, por su parte, atendiendo a los sectores de actividad económica, el paro experimentó un aumento del 8,7 por ciento respecto a enero en la agricultura, con 1.356 desempleados más que hace un mes, situándose así la cifra total en 16.944. Un dato que, sin embargo, refleja un considerable descenso respecto al mismo mes hace un año, al contabilizarse un 12,89 por ciento menos de desempleados. 

En menor medida también creció el número de parados registrados en el colectivo de personas sin empleo anterior, un 1,58 por ciento, y en el sector servicios, en el que las listas aumentaron un 0,18 por ciento durante el mes de enero. De este modo se alcanzaban los 15.217 y 122.621 parados, lo que en términos interanuales se traduce en un descenso del 3,16 y el 5,43 por ciento, respectivamente. 

Distinta tendencia registró durante el mes de febrero el sector industrial, que cerró con una reducción del paro del 1,42 por ciento. De este modo, la cifra de desempleados se situaba en 18.257 personas, 263 menos que hace un mes, y un 8,73 por ciento menos de parados en este sector que hace un año. 

Por su parte, la construcción fue el sector de actividad económica que mejor comportamiento tuvo durante el mes de febrero, reduciéndose en la región su número de desempleados en 332 personas, situándose en 14.900 personas. Una reducción del 2,18 por ciento respecto a enero de este año, pero que respecto a febrero de 2017 refleja una significativa recuperación del empleo en este sector, al haber disminuido el número de parados un 16,35 por ciento. 

Por sexo, el número de hombres desempleados en la región se situó en 71.24, mientras que el desempleo femenino afectó a 116.697 mujeres. 

CIUDAD REAL, DONDE MÁS SUBIÓ 

Durante el mes de febrero, el paro subió en las provincias de Ciudad Real, Toledo y Guadalajara, mientras que se redujo en las de Albacete y Cuenca. 

La que mayor subida ha experimentado en el número de parados registrados ha sido Ciudad Real, que el pasado mes incorporaba a sus listas a 537 personas, terminando el mes con 52.310 parados, un 1,04 por ciento más que en enero. Sin embargo, la variación respecto a febrero de 2017 es de 3.579 desempleados menos (-6,4 por ciento). 

También vio crecer el número de inscritos en sus listas del paro la provincia de Toledo, con 514 personas más, alcanzando la cifra total los 66.978 parados, lo que representa un 0,77 por ciento más que el mes anterior. En términos interanuales, se ha producido sin embargo un descenso del 8,25 por ciento, siendo 6.023 desempleados inscritos menos que en febrero de 2017. 

Por su parte Guadalajara, que registra la variación interanual más amplia, con un 8,84 por ciento menos de parados que hace un año, también experimentaba en este mes de febrero una subida del paro, sumando a sus listas a 408 personas. Se sitúa así el paro registrado en la provincia en 16.616 personas, un 2,52 por ciento más que hace un mes. 

En el extremo contrario se situaron las provincias de Cuenca y Albacete. En esta última fueron 155 personas las que dejaron las listas del paro, llevando el número total de desempleados a los 37.736 (-0,41 por ciento). Respecto a febrero de 2017 la provincia de Albacete tiene 2.252 parados menos inscritos, lo que representa una reducción del 5,63 por ciento. 

Finalmente en la provincia de Cuenca abandonaron las listas del paro 83 personas, situándose el número de parados en 14.299, un 0,58 por ciento menos que hace un mes. Comparando estos datos con los de hace un año, la provincia de Cuenca cerraba febrero con 1.242 parados menos, siendo la variación interanual del 7,99 por ciento. 

MENOS CONTRATOS, PERO MÁS INDEFINIDOS 

En lo que respecta a la firma de contratos, durante el mes de febrero se formalizaron en Castilla-La Mancha 58.910 contratos, lo que supone una reducción del 13,57 por ciento respecto a enero. Sin embargo, comparado con el mes de febrero de 2017, han sido 6.713 contratos más los firmados en la región, un aumento del 12,86 por ciento, siendo la mayor subida interanual registrada en España. 

De estos casi 59.000 contratos firmados, 5.507 fueron de carácter indefinido, frente a los 53.403 de carácter temporal. 

En cuanto a los beneficiarios de prestaciones por desempleo, en el mes de enero -último dato que ofrece el Instituto Nacional de Estadística- se contabilizaron en Castilla-La Mancha un total de 89.184 beneficiarios. De ellos, 32.075 cobraron una prestación contributiva, mientras que fueron 42.337 los castellano-manchegos que percibieron el subsidio. Otras 11.006 personas recibieron la renta activa de inserción y se beneficiaron del programa de activación de empleo 3.766 personas. 

FIN DE LA ACEITUNA Y DE LAS REBAJAS

Datos de los que hacía una valoración la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, quien atribuía esta subida del paro en el mes de febrero al final de la campaña de rebajas en el sector servicios y del punto final de la campaña de recogida de la aceituna en el ámbito agrario. 

En declaraciones a los medios de comunicación, Franco señalaba que este "ligero" incremento del paro en la región está marcado por el comportamiento de estos sectores. Explicaba la consejera que el fin de la campaña de la aceituna se ha notado especialmente en las provincias de Toledo y Ciudad Real –aquellas en las que más ha subido el paro en febrero- mientras que el fin de las rebajas tiene mayor efecto en Guadalajara, donde el sector logístico tiene una repercusión "fundamental" en dicha campaña. 

No obstante, el Gobierno regional hace una valoración "positiva" en términos interanuales de estos datos, al haber bajado el número de desempleados en 14.000 personas respecto a febrero de 2017, habiendo subido también la afiliación a la Seguridad Social. 

En lo que va de legislatura, recordaba Franco, el paro ha tenido un comportamiento positivo y también la Seguridad Social, puesto que a día de hoy son 32.000 más los cotizantes y 27.000 menos las personas en paro, habiendo aumentado también la tasa de cobertura de las prestaciones por desempleo. 

Evolución favorable aunque no suficiente, por lo que la consejera admitía que el Gobierno regional tiene "trabajo por delante" en materia de empleo, para lo cual ya se han puesto en marcha dos planes de empleo y se trabaja en un tercero. 

Por último se mostraba confiada en que a partir de marzo, también con la Semana Santa, la evolución del paro sea distinta y favorable para los datos de creación de empleo. 

Comentarios
x