viernes 19.07.2019
ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

La tasa de paro de Castilla-La Mancha cae por debajo del 16% por primera vez en la última década

  • La región cierra el primer trimestre con 5.000 parados menos, el mejor arranque de año desde 2007.
  • El Gobierno autonómico destaca el "logro" conseguido, al duplicar el ritmo de creación de trabajos respecto al conjunto del país y ser la segunda comunidad autónoma en la que más empleo se ha creado en los últimos cuatro años.
Imagen de una oficina de empleo estatal. EFE/ARCHIVO
Imagen de una oficina de empleo estatal. EFE/ARCHIVO

TOLEDO.- Buenas noticias en materia de empleo para Castilla-La Mancha al cierre del primer trimestre de 2019. El número de parados en la región ha descendido en 5.000 personas, un 3,15 por ciento, respecto al trimestre anterior, la primera reducción que se produce en este periodo desde 2007, cuando se redujo en 2.600 personas.

Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, que reflejan cómo el número de desempleados se ha situado así en 154.900, 47.800 menos ‑un 23,56 por ciento menos‑ respecto al mismo trimestre del año anterior.

Mientras, en el conjunto de España el número de parados ha aumentado en 49.900 personas, un 1,51 por ciento respecto al trimestre anterior, situándose el número de desempleados en 3.354.200 y la tasa de paro en el 14,70 por ciento.

Por su parte, en Castilla-La Mancha la tasa se ha situado en un 15,74 por ciento, con un total de 829.500 personas ocupadas, siendo entre las mujeres de la tasa de paro del 21,01 por ciento y entre los hombres del 11,60 por ciento. Así pues, se contabilizaron entre enero y marzo de este año 52.300 ocupados más que el mismo periodo del año 2018, un 6,73 por ciento, de las cuales el 58 por ciento son mujeres.

En lo que respecta a la población activa de Castilla-La Mancha, bajó en 5.600 personas en el primer trimestre de este año en relación con el trimestre anterior, pero aumentó en 4.500 si se compara con el mismo periodo del año pasado, y la cifra de trabajadores activos quedó en 984.400.

Datos que la consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha valorado y calificado como positivos, al evidenciar una reducción de la brecha de la tasa de paro de 3,6 puntos con respecto al desempleo en el conjunto del país, pasando de 4,6 a 1 punto.

Asimismo, desde el Gobierno regional la ocupación se ha situado en los niveles de 2008 y por primera vez en la última década la tasa del paro ha bajado del 16 por ciento.

Franco ha destacado así que "casi la mitad del empleo que se ha creado en esta legislatura" se ha registrado en el último año, 52.300 de 108.700. Datos que sitúan a Castilla-La Mancha como la primera comunidad autónoma en creación de empleo en términos relativos, duplicando el ritmo de creación de empleo a nivel nacional (3,16 por ciento).

Respecto a la bajada del paro, la consejera ha subrayado que se trata de "la mejor bajada de paro de la serie histórica, tanto en términos relativos como absolutos", al haber bajado casi cinco puntos en el último año.

Del mismo modo, Castilla-La Mancha es también la primera comunidad autónoma en descenso porcentual del número de personas desempleadas, duplicando la reducción media nacional, situada en el 11,64 por ciento.

Por otra parte, la consejera ha destacado cómo en todas las provincias de la región se crea empleo respecto al mismo trimestre del año pasado, en el que baja el número de parados y la tasa de paro, y crece la actividad, excepto en Albacete, donde baja la población activa.

"PARA SENTIRSE ORGULLOSOS"

Datos de la EPA a los que también se ha referido el presidente del Ejecutivo regional, Emiliano García-Page, quien ha subrayado que Castilla-La Mancha se sitúa así como la segunda comunidad que más empleo ha creado en los últimos cuatro años.

Para García-Page se trata de un descenso del paro que "debemos celebrar todos", al ser fruto de un esfuerzo colectivo, y que es "para sentirse orgullosos". Aunque ha reconocido que todavía "hay mucho camino que recorrer", puesto que el objetivo es el paro cero, "hemos dado la vuelta" a la situación.

Sin embargo desde el PP, su presidente regional, Francisco Núñez, atribuía esta bajada del paro a que Madrid "tira" de los "dos corredores económicos" de la región. Aunque asegura alegrarse siempre que baja el paro, ha incidido en que la tasa de paro en Castilla-La Mancha se queda en el 15,7 por ciento, mientras que en el conjunto del país es del 14,7 por ciento, dejando a la región por encima de la media nacional.

Por su parte desde los sindicatos, el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha abogado por cambiar el modelo productivo de España, que tiene un "grave problema de crecimiento del empleo de calidad y bajos salarios".

El líder de UGT ha señalado que se mantiene la tendencia de temporalidad y creación de "empleo basura" que "no da para vivir dignamente, con una calidad ínfima y con salarios que no cubren ni las necesidades más básicas".

Mientras, el secretario general de Comisiones Obreras en Castilla-La Mancha, Paco de la Rosa, también ha advertido de que la reforma laboral condena a los trabajadores a un contrato precario, temporal y a tiempo parcial.

Si bien ha reconocido que el empleo ha mejorado en el último año en la región, lo que ha permitido que el número de personas desempleadas baje de forma notable, ha señalado que queda mucho camino por recorrer para mejorar la calidad del empleo y que este tenga mayor estabilidad y mejores salarios.

Así, De la Rosa ha manifestado que el 40 por ciento del empleo creado ha sido de jornada parcial, porcentaje que sube al 50 por ciento en las mujeres frente al 29 por ciento de los hombres.

"AFIANZAR EL CRECIMIENTO"

Respecto a la patronal castellano‑manchega, Cecam, han valorado positivamente este descenso del desempleo en la región, aunque apuntan que "no hay que olvidar el escenario de desaceleración de la económica que se está produciendo", lo cual "se traslada de forma automática a la capacidad que tienen las empresas para crear empleo".

En un comunicado, los empresarios señalan que "a este escenario negativo se suman las medidas puestas en marcha por el Gobierno nacional, cuyo efecto sobre las cuentas de las empresas a nivel impositivo es muy importante", unido al aumento de los costes de la energía, "con consecuencias sobre la capacidad competitiva de las empresas y de creación de empleo a lo largo del ejercicio.

En este sentido, desde la Confederación Regional de Empresarios consideran que es necesario "afianzar el crecimiento económico que se ha venido produciendo en nuestro país y permitir que se siga desarrollando en los próximos años, para lo cual hay que seguir apostando por las reformas que permitan impulsar la actividad económica y la competitividad de las empresas y de esta forma, favorecer la creación de empleo de forma sostenida".

Comentarios
x