Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:05 h.

DATOS DE LA EPA

Castilla-La Mancha acabó 2017 con 29.000 puestos de trabajo más que el año anterior

La tasa de desempleo al cierre del año se sitúa en el 19,74 por ciento, el segundo dato más bajo desde 2009. Desde el inicio de la legislatura, el paro de la región se ha reducido en 70.100 personas, lo que significa un descenso del 26 por ciento.

Dos personas son atendidas en una oficina de desempleo | EFE/Archivo
Dos personas son atendidas en una oficina de desempleo | EFE/Archivo

TOLEDO.- Castilla-La Mancha cerró el 2017 con 29.000 puestos de trabajo más que el año anterior, lo que supone la segunda mayor subida interanual de la ocupación desde que comenzó la crisis. Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), hecha pública hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE), correspondiente a los datos del último trimestre del año pasado. 

Datos que muestran cómo en Castilla-La Mancha el paro se redujo en 22.500 personas en 2017, hasta quedar en 196.500 desempleados, y que durante el cuarto trimestre el empleo creció en la región en 6.800 personas. De este modo, la región cerraba el año con 799.100 ocupados y una tasa de desempleo del 19,74 por ciento. 

Resultado positivo a pesar de que en relación con el trimestre anterior Castilla-La Mancha tiene 15.500 parados más, un 8,55 por ciento. Un incremento en el número de parados que también se registró en el conjunto del país, que cerró el trimestre con 34.900 personas en paro más que en el periodo anterior, lo que representa un incremento trimestral del 0,94 por ciento. 

Sin embargo, en términos anuales, la cifra total de desempleados en España disminuyó en 2017 en 471.000 personas, cerrando el ejercicio con un total de 3.766.700 parados. Un descenso del 11,1 por ciento respecto a 2016, registrando así el quinto descenso anual consecutivo, aunque en menor medida que en los ejercicios precedentes. 

La ocupación se incrementó hasta las 18.998.400 personas, al haberse creado 490.300 empleos durante el pasado año. El número de ocupados aumentaba en 2017 en mayor medida que el recorte de desempleados, debido al incremento de la población activa en 19.100 personas, situándose así la cifra total en 22.765.000 personas. 

Por provincias, la tasa de desempleo más alta la registra Ciudad Real, con el 23,30 por ciento, lo que se corresponde con 54.400 parados. Además, esta provincia es la segunda de la región en lo que respecta a número de ocupados, llevando a los 179.200, únicamente por detrás de Toledo, que cuenta con 279.800. 

Esta provincia, por su parte, terminada el año con una tasa de actividad del 61,09 por ciento, mientras que la de paro alcanzaba el 20,33 por ciento. Toledo terminaba el 2017 con 69.100 parados. 

Por su parte la provincia de Albacete, con 151.500 ocupados, acababa el último trimestre de 2017 con una tasa de actividad del 59,72 por ciento, mientras que la de paro ascendía al 22,01 por ciento, con 42.800 parados. 

Cuenca y Guadalajara han sido las provincias que han terminado el año con una menor tasa de paro en la región. Mientras que en Cuenca se situaba al finalizar diciembre en el 17,18 por ciento, en Guadalajara lo hacía en el 10,48 por ciento. En la primera el número de ocupados se situaba en 78.200 personas, mientras que en la segunda ascendía a 119.400. En lo que respecta al número de parados, en Cuenca son 16.200, mientras que en Guadalajara son 14.000. 

78.300 EMPLEOS MÁS ESTA LEGISLATURA 

Datos sobre los que se ha hecho una valoración desde el Gobierno regional, cuya consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha destacado la creación de 78.300 puestos de trabajo más desde el inicio de la legislatura, lo que representa un incremento del 11 por ciento. A ello se ha sumado una reducción del paro en 70.100 personas, lo que significa un descenso del 26 por ciento. 

Respecto a los datos del cuarto trimestre, la consejera considera que el incremento del número de personas en situación de desempleo, 15.500 más de las cuales el 61 por ciento son mujeres, responde "exclusivamente" al fuerte incremento de la población activa que se produce este trimestre, al haber 22.300 personas más que quieren trabajar y tienen expectativas de hacerlo, debido a la buena coyuntura económica. Esto hace que la población activa general de la región ascienda hasta las 995.600 personas, de las cuales el 44 por ciento son mujeres. 

Explica así el Ejecutivo autonómico que no se trata por tanto de destrucción de empleo, puesto que la comunidad autónoma se encuentra ante la segunda mayor subida trimestral de ocupación en un cuarto trimestre desde el año 2006, únicamente por detrás de la registrada el año pasado.  

Respecto al crecimiento de la ocupación y la actividad, Patricia Franco ha valorado el dinamismo que muestra la creación de empleo en el último año, al absorber el incremento de la población activa y así hacer que descienda el número de desempleados y la tasa de paro. 

"Estamos ante la segunda mayor subida de ocupación desde que comenzó la crisis, con 29.000 puestos de trabajo creados en 2017", de los cuales el 46 por ciento ha sido para mujeres, y "la tercera mayor bajada de paro en la serie histórica en un cuarto trimestre, tras las de 2015 y 2016, tanto en valores absolutos como en valores relativos: 22.500 personas desempleadas menos en 2017, el 21 por ciento mujeres", ha explicado la consejera. 

Asimismo, también ha valorado el descenso en 21.100 personas del paro de larga duración, lo que supone una bajada de más del 16 por ciento en el último año, y el 73 por ciento del descenso global en este periodo.