Lunes 22.10.2018
DESEMPLEO

Castilla-La Mancha cierra marzo con 301 parados más

Ha sido la única comunidad autónoma en la que aumentó el desempleo en marzo, un 0,16 por ciento más respecto al mes anterior. El número total de parados inscritos en la región se sitúa en 188.240 personas, un 6,11 por ciento menos que hace un año.

Varias personas hacen cola en una oficina de empleo | Archivo
Varias personas hacen cola en una oficina de empleo | Archivo

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ha cerrado el mes de marzo con 301 desempleados más, lo que supone un aumento del 0,16 por ciento respecto al mes anterior, siendo la única comunidad autónoma en la que el paro subió. A pesar de ello, el número total de parados registrados se sitúa en 188.240, lo que representa un descenso del 6,11 por ciento respecto a hace un año, en concreto 12.247 parados menos. 

Así se desprende de los datos publicados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), que a nivel estatal recogen una disminución del paro registrado en 47.697 personas, situándose la cifra total de desempleados en 3.422.551 personas, el nivel más bajo de los últimos nueve años. 

Un comportamiento generalizado a la baja que no ha tenido en este tercer mes del año el desempleo en Castilla-La Mancha, donde el paro aumentaba en todos los sectores salvo en servicios, que ganó 965 empleos. Un descenso del desempleo en este sector de actividad, pasando de los 122.621 parados registrados en febrero a 121.656 en marzo, que ha servido para reducir el impacto de las subidas registradas en el resto de sectores. 

En este sentido, cabe destacar que el mayor aumento del paro en la región se ha registrado en la agricultura, que ha sumado 450 parados en el último mes ‑de las 16.944 personas inscritas en febrero se ha pasado a 17.394 en marzo‑; seguido por la construcción, que ha incorporado 378 personas más a los 14.900 desempleados que registraba en febrero. 

También ha sido significativo el aumento en 330 parados registrado entre los inscritos en los servicios públicos de empleo sin contar con empleo anterior, que ya suman los 15.547 en Castilla-La Mancha. Además, en el sector industrial también se registraba subida del paro, en este caso más ligera, sumando 108 personas respecto al mes de febrero. De este modo el sector industrial acumula en la región un paro registrado de 18.365 personas. 

Por sexo, el número de hombres desempleados en Castilla-La Mancha se situó en 71.759, mientras que el desempleo femenino afectó a 116.481 mujeres. De todos ellos, 17.939 tienen menos de 25 años y del total 21.204 son extranjeros, siendo prácticamente igual la cifra de desempleados comunitarios y extracomunitarios. 

CIUDAD REAL Y TOLEDO, TRAS LA SUBIDA 

En el mes de marzo las provincias de Ciudad Real y Toledo acapararon la subida del desempleo en la región, mientras que Cuenca y Guadalajara redujeron sus listas en 291 y 239 personas, respectivamente, y Albacete, más discretamente, lo hizo en 64. 

De este modo, Ciudad Real fue la provincia que mayor aumento del número de desempleados registró en marzo, con 680 parados más en sus listas, lo que representa un 1,3 por ciento más que el mes anterior. Se sitúa así con un total de 52.990 parados, 2.854 menos que hace un año (-5,11%). 

Por su parte Toledo sigue siendo la provincia castellano-manchega con mayor número de inscritos en las listas del paro, con 67.193 personas, de las cuales 215 se han sumado en este mes de marzo. Una subida del 0,32 por ciento que, no obstante, sitúa a Toledo con 4.796 parados menos que en el mismo mes del año pasado, lo que supone una disminución del 6,66 por ciento. 

Un descenso interanual que es aún mayor en términos relativos en la provincia de Cuenca, donde el paro se ha reducido en el último año un 9,06 por ciento (1.396 personas), situándose en un total de 14.008 parados. Son, según los datos del SEPE, 291 personas menos que hace un mes, lo que representa una disminución del 2,04 por ciento. 

También significativa es la reducción interanual del 7,52 por ciento experimentada por las listas del paro en la provincia de Guadalajara, que registraba en marzo un total de 16.377 parados, 1.332 menos que hace un año. Respecto al mes de febrero, han sido 239 las personas que han dejado las listas del paro, lo que representa una bajada del desempleo del 1,44 por ciento. 

En Albacete la cifra de personas inscritas en las listas del paro asciende a 37.672, en total 64 menos que en el mes de febrero, por lo que su reducción ha sido del 0,17 por ciento. Respecto al mismo mes de hace un año, son 1.869 menos los parados registrados, un 4,73 por ciento menos. 

1.900 CONTRATOS MENOS FIRMADOS 

Tampoco han sido positivos los datos relativos a la contratación en Castilla-La Mancha, puesto que durante el mes de marzo se firmaron un total de 56.979 contratos, un 3,28 por ciento menos que en el mes de febrero (-1.931). 

De estos contratos, 5.795 tuvieron carácter indefinido ‑aproximadamente la mitad como conversión de temporal a indefinido‑ y los 51.184 restantes fueron temporales.

Por provincias, Toledo fue en la que mayor número de contratos se firmaron en marzo, con 17.157 (146 menos que el mes anterior), seguida por Albacete con 12.321 (418 más respecto a febrero) y Ciudad Real con 11.711 contratos, 2.741 menos en esta provincia respecto al mes anterior.  

Por su parte en Cuenca fue la provincia castellano-manchega donde la variación mensual fue mayor en la firma de contratos, ascendiendo a 643, lo que representa un 14,08 por ciento más que en febrero. 

En comparación con el mismo mes del año anterior, han sido 3.353 menos los contratos suscritos, lo que representa una variación interanual negativa del 5,56 por ciento. 

En el conjunto del país, en marzo se firmaron un total de 1.646.846 contratos, de los cuales tan solo 193.448 fueron de carácter indefinido. De este modo, se firmaron 100.444 contratos más que en febrero, lo que representa un aumento del 6,5 por ciento, aunque en su conjunto son 85.927 contratos menos que hace un año. 

MENOS AFILIADOS 

Y si la cifra de contratos firmados bajaba en marzo en la región, también lo hacía el número de afiliados a la Seguridad Social, que en Castilla-La Mancha ha perdido 220 personas, situándose la cifra total en 671.589. 

Por provincias, el número de afiliados aumentaba en Albacete, que alcanza los 132.033 afiliados; Guadalajara que se sitúa con 88.195 y Cuenca con 72.864 afiliados. 

En el extremo contrario se situaba la provincia de Ciudad Real, que en el último mes ha perdido 828 afiliados a la Seguridad Social, contando así con 159.530; mientras que Toledo registra 218.967 afiliados, 106 menos que en febrero.

DISCREPANCIAS ENTRE GOBIERNO Y SINDICATOS

Una subida del paro que ha sido valorada por el viceconsejero de empleo y Relaciones Laborales del Gobierno regional, Francisco Rueda, para quien marzo es "probablemente el mes más complicado de analizar en términos de serie histórica", puesto que se trata de un mes con una estacionalidad poco definida, a la que hay que añadir el efecto calendario que provoca que la Semana Santa unos años sea en marzo y otros en abril.

No obstante, para el Ejecutivo autonómico son cuatro los motivos fundamentales de este incremento del paro en la región. En este sentido, señalaba en primer lugar las inestables previsiones meteorológicas para los días de Semana Santa; el efecto 'frontera' de la celebración de la Semana Santa (finales de marzo, principios de abril); la finalización del Plan de Empleo y la parada técnica de la factoría de Repsol en Puertollano, lo que habría propiciado la subida de los datos del paro en la oficina de la ciudad industrial.

Por su parte, desde Comisiones Obreras consideran este dato "más que preocupante", al tiempo que lamentan que "ni el empuje" que supone la Semana Santa haya conseguido reducir el desempleo. 

En un comunicado, la secretaria regional de Empleo y Políticas Sociales del sindicato, María Ángeles Castellanos, señalaba que "la precariedad, la temporalidad y las actividades estacionales son señas de identidad del empleo en nuestra región y así no salimos de pobres". Hacen así hincapié en que Castilla-La Mancha ha sido la única comunidad autónoma en la que ha subido el paro registrado y, al mismo tiempo, ha bajado la afiliación a la Seguridad Social. 

Castellanos lamenta que la precariedad del empleo en la región no tenga "contención", habiéndose convertido en "la marca de la casa", puesto que en lo que va de año menos del 9 por ciento de los contratos han sido indefinidos. Desde el sindicato exigen una "apuesta decidida" por el empleo estable y de calidad, así como por actividades económicas que generen riqueza de forma permanente, con empleos a jornada completa que duren todo el año. 

Diagnóstico que comparten desde la Unión General de Trabajadores, sindicato desde el que reclaman el fortalecimiento del sector industrial, para tener un tejido más sólido, así como potenciar las políticas activas de empleo, y evitar así que se "enquiste" el problema de la estacionalidad. 

En nota de prensa, la responsable autonómica de Acción Sindical, Higinia García, destaca la estacionalidad y temporalidad del empleo creado en la región, "con contratos precarios y de baja calidad", de ahí la necesidad de potenciar políticas activas de empleo desde el ámbito de lo público y fortalecer el tejido industrial para hacerlo más sólido y que no se sostenga exclusivamente sobre la precariedad y los bajos salarios". 

Mientras tanto, desde CSIF califican como "muy negativa" la dinámica existente en la región, ya que en los tres primeros meses de 2018 se han destruido 9.671 empleos. 
En este sentido, destacan que el mercado laboral de Castilla-La Mancha es "muy volátil, con una enorme estacionalidad y dependencia a determinados ámbitos económicos". 

Comentarios
x