lunes 30/11/20
Advertisement
PARO

La covid marca la EPA con una subida de 23.400 parados y una tasa del 18,34 por ciento

  • Durante el tercer trimestre del año el número de desempleados en Castilla-La Mancha se ha incrementado hasta los 179.500. siendo la tasa de paro entre los menores de 25 años del 40,43 por ciento.
  • La ocupación aumentó entre julio y septiembre en 28.500 trabajadores respecto al anterior trimestre, que estuvo marcado por el confinamiento.
La tasa de paro en Castilla-La Mancha se sitúa en el 18,34 por ciento. / GRÁFICO: INE
La tasa de paro en Castilla-La Mancha se sitúa en el 18,34 por ciento. / GRÁFICO: INE
Advertisement

TOLEDO.- El número de parados en Castilla-La Mancha entre julio y septiembre subió en 23.400 personas respecto al trimestre anterior, hasta alcanzar la cifra total de 179.500 parados, una tasa del 18,34 por ciento, pero entre los menores de 25 años el desempleo se situó en una tasa del 40,43 por ciento.

En comparación con el mismo trimestre del año pasado, el paro en Castilla-La Mancha subió en 21.000 desempleados, según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicados este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

No obstante, el número de ocupados en Castilla-La Mancha aumentó entre julio y septiembre en 28.500 trabajadores más que el trimestre anterior que fue un periodo afectado por el confinamiento debido a la pandemia de coronavirus, con lo que el número de empleados se situó en un total de 799.600.

Sin embargo, en relación con el mismo trimestre del año pasado, la cifra de ocupados en Castilla-La Mancha cayó en el tercer trimestre en 26.500 empleados.

La población mayor de 16 años en adelante asciende en esta región a 1.694.300 y son trabajadores activos 979.200, esto es, 51.900 más que el trimestre anterior, pero 5.500 menos que hace un año.

La consejera de Economía, Empresas y Empleo, Patricia Franco, ha explicado que estos datos siguen estando claramente marcados por la pandemia de coronavirus y algunos incluso parecen contradictorios pero que se explican por la situación especial habida este año con el confinamiento de marzo y abril.

Simplificando, ha dicho, en el segundo trimestre 50.000 castellanomanchegos salieron de la población activa, bien por estar confinados o bien porque no estaban buscando empleo, y en el tercer trimestre, esas más de 50.000 personas retornan como población activa.

En la EPA de julio a septiembre se contabiliza un aumento de la población activa de 51.900 personas; y eso hace que el 55 por ciento de esas 51.900 son las que recuperan el empleo y el 45 por ciento son personas que están en búsqueda activa de empleo.

"Algo de alivio", ha resaltado Franco, se encuentra en el desempleo de larga duración que aumentó notablemente en la pasada crisis de 2008 y que ahora "hemos sido capaces de mantener a raya" en 76.000 personas, 2.000 menos que el mismo trimestre del año pasado.

Ha advertido de que los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) no están incluidos en la EPA, y en ese sentido la consejera ha recordado que hay en la región 24.671 afectados por ERTE y que no se perciben en dicha encuesta, a los que se hay que sumar las más de mil personas acogidas a los nuevos ERTE.

El sindicato CCOO ha advertido de que la pandemia de coronavirus tiene un impacto de género sobre las mujeres ya que mientras los hombres recuperaron la pérdida de actividad del trimestre anterior con un incremento de 21.700 activos más, de las 35.000 mujeres que pasaron a la inactividad solo regresaron 30.000.

UGT ha manifestado que los datos reflejan una mala situación del empleo como consecuencia de la crisis económica y social provocada por la COVID-19, por lo que es preciso financiar suficientemente los servicios públicos y los servicios sociales para que la crisis no provoque un aumento de las desigualdades.

La Confederación de Empresarios de Castilla-La Mancha (CECAM) ha manifestado su preocupación por los datos que, si bien reflejan una contención en el nivel de desempleo, sigue habiendo un alto porcentaje de trabajadores que están en situación de ERTE y no contabilizan en estos datos, por lo que es presumible que las cifras de desempleo se incrementen en los próximos meses.

La diputada del PP Ana Guarinos ha lamentado los "muy malos" datos de desempleo en la región en el último trimestre, con 23.400 nuevos parados, que se suman al interanual, con 21.000 empleos destruidos y una tasa de paro del 18,34 por ciento, dos puntos y medio por encima de la media nacional (16,26 por ciento).

El portavoz de Empleo del PSOE en las Cortes regionales, Antonio Sánchez Requena, ha calificado de "negativos" y "acordes con la situación de crisis económica que estamos viviendo fruto de la COVID-19" los datos de desempleo, si bien ha valorado que ha subido la ocupación y la tasa de actividad y ha bajado el desempleo de larga duración respecto al mismo trimestre del año pasado.

Y el diputado de Ciudadanos en las Cortes de Castilla-La Mancha David Muñoz Zapata ha lamentado que la EPA refleja que esta es "la cuarta comunidad autónoma donde más ha subido el paro y ha reivindicado un "apoyo fundamental al sector privado".

Advertisement
Comentarios