Lunes 22.10.2018
ENCUESTA DE POBLACIÓN ACTIVA

Castilla-La Mancha ya cuenta con 74.200 puestos de trabajo más que al inicio de la legislatura

El número de ocupados se sitúa en 795.000 personas, lo que supone un aumento del 10,29% desde la investidura de Page. Además, hay 26.000 hogares menos con todos sus miembros en desempleo y la tasa de paro ha bajado ocho puntos.

Emiliano García-Page junto a su consejera de Empleo, Patricia Franco. Archivo
Emiliano García-Page junto a su consejera de Empleo, Patricia Franco. Archivo

TOLEDO.- Castilla-La Mancha ya cuenta con 74.200 puestos de trabajo más que al inicio de la legislatura de Emiliano García‑Page, lo que supone un incremento de la ocupación de un 10,29 por ciento, convirtiéndose así en la tercera comunidad autónoma en creación de empleo desde junio de 2015. 

Así se desprende de los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) relativa al segundo trimestre de 2018, publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística, que reflejan un descenso de la tasa de paro de casi ocho puntos en este periodo. 

De este modo, la población activa en Castilla-La Mancha ha alcanzado durante el segundo trimestre de este año la cifra de 982.000 personas, lo que implica un aumento del 0,29 por ciento respecto al trimestre anterior y una disminución del 0,33 por ciento en términos interanuales. 

Por su parte, la tasa de actividad en la región es del 58,76 por ciento, ligeramente inferior a la media estatal que se sitúa en el 58,80 por ciento. En Castilla-La Mancha, la tasa de actividad masculina es del 66,05 por ciento, frente a una tasa de actividad femenina del 51,45 por ciento. 

Según los datos de la EPA, el número de ocupados castellano-manchegos en el segundo trimestre del año se situó en 795.000 personas, lo que representa un aumento del 2,28 por ciento respecto al primer trimestre del año (17.800 personas más), frente al 2,49 por ciento que aumentó la media en España, y un incremento del 3,68 por ciento respecto al mismo trimestre del año anterior, creciendo así por encima de la media estatal, que ha sido del 2,82 por ciento.

Esta cifra, además, es el mejor resultado de los últimos tres años, a excepción del último trimestre de 2017, en el que se llegó a los 799.100 ocupados en la región. 

Por otro lado, y atendiendo a los datos de la EPA, el número de parados en la región durante este periodo se posiciona en 187.800 personas, registrando una disminución respecto al primer trimestre del año del 7,35 por ciento, mientras que el descenso del número de parados respecto al mismo trimestre de 2017 es del 14,36 por ciento (31.500 personas menos). Un dato este que mejora la disminución de desempleo registrada en el ámbito estatal, que ha sido de un 10,84 por ciento en términos interanuales. 

Así pues, en lo que va de legislatura, el paro descendió en 78.800 personas en la región, rozando el 30 por ciento de descenso, con 14.900 desempleados menos que en el primer trimestre del año. 

Todos estos datos sitúan la tasa de paro en Castilla-La Mancha en un 19,11 por ciento -al comienzo de la legislatura era del 27 por ciento-, siendo la del paro femenino once puntos superior al masculino, el 25,68 por ciento frente al 14,01 por ciento. A nivel nacional, la tasa de paro en este segundo trimestre del año se redujo hasta el 15,28 por ciento. 

EXTRAORDINARIO, PERO NO SUFICIENTE 

Datos que para la consejera de Economía, Empresas y Empleo de Castilla-La Mancha, Patricia Franco, ponen de manifiesto que “claramente está revirtiendo la situación”, al haber pasado “de ser la tercera comunidad en destrucción de empleo en la etapa del Gobierno de María Dolores de Cospedal, a ser la primera en creación de empleo, tanto en términos interanuales como de legislatura”. 

Franco ha querido destacar también que hoy hay 26.000 hogares menos con todos sus miembros activos en paro, lo que representa una disminución del 34 por ciento desde junio de 2015. 

Valoraciones que hacía la consejera durante una visita a la localidad toledana de Illescas, en la misma línea que las realizadas por el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, en Horche (Guadalajara), donde participaba en el acto de cesión de una carretera. El jefe del Ejecutivo autonómico subrayaba que se ha atacado “donde más dolía, donde más sangraba la sociedad”, y se ha conseguido dar una vuelta a la situación en la que se encontraban esas casi 30.000 familias que no se sabía de qué vivían y que hoy, en muchos casos, tiene a más de uno de sus miembros con trabajo. 

Para García-Page, estos datos de la EPA correspondientes al segundo trimestre de 2018 son “extraordinarios” pero “no suficientes”. Y es que, ha subrayado, “las cifras del desempleo siempre tienen detrás nombres y apellidos”, por lo que “aunque logremos grandes resultados en Castilla-La Mancha, no basta”. De este modo, el presidente ha señalado que se continuará “abundando” en las políticas de empleo, así como en la implantación de nuevas empresas y proyectos en la región. 

En este punto, García-Page  ha destacado que ya ha superado el "compromiso mínimo" que se marcó en su discurso de investidura, puesto que la tasa de paro ha descendido ya más de ocho puntos, y ha atribuido los buenos datos relativos al empleo a un "cambio de la confianza", aunque segura que “hasta que no tengamos a todo el mundo en un circuito laboral razonable, adaptado al mercado de trabajo actual, no vamos a descansar”.

"Hemos atacado donde más dolía y sangraba la sociedad", ha afirmado, para manifestar a continuación: "Aquí germina una semilla de creación de empleo y riqueza, hay confianza y el margen de ayudas a la inversión pública y privada está muy por encima de la media".

Finalmente, García-Page ha recordado que la región tiene “el honor” de encabezar el ranking de confianza empresarial en toda España.

Comentarios
x