miércoles 18.09.2019
EMPLEO JUVENIL

Una apuesta por los jóvenes de Castilla-La Mancha

  • A lo largo de esta legislatura las medidas implementadas desde el Gobierno regional, contando con financiación del Fondo Social Europeo, han conseguido reducir la tasa de desempleo juvenil en más de 15 puntos.
  • Formación, cualificación, fomento de la contratación y autoempleo son los pilares sobre los que se asientan las políticas que están permitiendo recuperar la esperanza a miles de jóvenes castellano-manchegos.

Imagen de un grupo de jóvenes cruzando una calle. EFE/Archivo
Imagen de un grupo de jóvenes cruzando una calle. EFE/Archivo

TOLEDO.- La reducción del desempleo juvenil constituye uno de los principales retos para Castilla-La Mancha. Objetivo en el que se ha venido trabajando en los últimos años contando para ello, entre otras medidas, con las herramientas que ofrece el Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020.

Un proyecto plurirregional, cofinanciado con el Fondo Social Europeo (FES), la Iniciativa de Empleo Juvenil (IEJ) y en la que también participa la Junta castellano‑manchega, que tiene como meta final bajar la tasa de paro entre los jóvenes, incluidos aquellos que han finalizado su etapa formativa pero se encuentran con dificultades a la hora de acceder al empleo.

De este modo, la prioridad de esta iniciativa es que los jóvenes mayores de 16 años y menores de 30 años puedan recibir una oferta de trabajo, educación o formación tras haber finalizado sus estudios o quedar desempleados.

Según los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA) correspondientes al tercer trimestre del año, son cerca de 32.000 los jóvenes castellano‑manchegos menores de 25 años que se encuentran en paro.

Una situación que poco a poco se va revertiendo, y aunque todavía es mucho lo que queda por hacer, las mejoras se van comenzando a ver. En este sentido, cabe destacar cómo en lo que va de año la tasa de desempleo juvenil se ha reducido tres puntos, mientras que en lo que va de legislatura se ha conseguido un descenso del 15,7 por ciento, situándola en el 43 por ciento. Un dato que todavía no es el ideal, pero que demuestra que las medidas que se van poniendo en marcha van dando sus frutos.

Acciones como las implementadas en este tiempo en el marco del Programa Operativo de Empleo Juvenil 2014-2020 dirigido a favorecer la inserción en el mercado laboral de los jóvenes beneficiarios del Sistema Nacional de Garantía Juvenil, a través de un conjunto de medidas de formación, cualificaciones, fomento de la contratación y el autoempleo.

Un Programa que se desarrolla en el marco del Fondo Social Europeo, contando con un tramo nacional, financiado por la Administración General del Estado, y otro autonómico, cuya gestión y financiación es responsabilidad de las comunidades autónomas.

En su conjunto, el total del Programa supera los 2.332 millones de euros, de los cuales más de 65 millones serán gestionados por Castilla-La Mancha para atender a jóvenes de la región, que se encuentren sin trabajo y no integrados en los sistemas de educación y formación.

Para ello, desde el Ejecutivo autonómico se han implementado diversas acciones estructuradas en ámbitos como el de la orientación, ofreciendo un asesoramiento individualizado, orientación profesional y acompañamiento en la búsqueda de empleo; o la empleabilidad, donde destacan los programas de segunda oportunidad, la formación con compromiso de contratación, la formación en TIC e idiomas, el impulso de la Formación Profesional Dual o los programas de movilidad para mejora de las competencias profesionales.

Medidas estas últimas encaminadas a paliar uno de los principales problemas con los que se encuentra un alto porcentaje de jóvenes desempleados, que abandonaron prematuramente sus estudios atraídos por un mercado laboral en expansión, en el que no se exigía cualificación, y que después con la crisis económica terminaron perdiendo el puesto de trabajo ‑muchos de ellos eran precarios‑, sin haber concluido sus estudios básicos.

Asimismo, contempla acciones encaminadas a favorecer el emprendimiento, con formación específica, asesoramiento para la creación de empresas y el autoempleo, así como también ayudas para ello.

En el ámbito de la promoción de la contratación, las medidas están dirigidas al fomento del empleo para jóvenes investigadores, la implementación de ayudas para la contratación de jóvenes, así como la contratación para formar parte de los equipos de formación y trabajos multidisciplinares.

Actuaciones todas ellas al amparo del Programa Operativo de Empleo Juvenil que en Castilla-La Mancha se gestiona desde las consejerías de Economía, Empresas y Empleo, y la de Educación Cultura y Deportes, la cual se ocupa de la gestión de los fondos de la Unión Europea que se destinan para alcanzar el desarrollo necesario de la región.

En ella son varias las direcciones generales que intervienen en la puesta en marcha de estas medidas, gestionando ayudas, becas o cursos.

Así desde la Dirección General de Programas, Atención a la Diversidad y Formación Profesional se gestionan los programas de segunda oportunidad, tanto en los centros públicos como mediante incentivos económicos a la participación del alumnado.

Por su parte, desde la Dirección General de Universidades, Investigación e Innovación, se gestionan ayudas para la formación de personal investigador por la Garantía Juvenil; ayudas para la contratación de ayudantes de investigación y técnicos de laboratorio cofinanciadas por Garantía Juvenil; ayudas a la contratación de doctores y tecnólogos, así como becas para cursos de lenguas extranjeras. La Dirección General de Juventud y Deportes se ocupa de gestionar las ayudas a entidades.

RETORNO DEL TALENTO JOVEN

Pero, además de estas medidas encaminadas a integrar a los jóvenes en situación de desempleo en Castilla-La Mancha, desde el Ejecutivo regional también se han implementado otra serie de actuaciones orientadas a la recuperación del talento, de otros muchos jóvenes que tuvieron que marchar en busca de oportunidades.

Para ello se ponía en marcha el Plan Regional de Retorno del Talento Joven, una iniciativa que ahora el Gobierno de España pretende exportar al ámbito nacional, que tiene como principal objetivo facilitar la vuelta a Castilla-La Mancha a aquellos jóvenes que se vieron obligados a emigrar para poder trabajar.

Un programa que hasta ahora ha permitido el regreso de 200 jóvenes de la región, la mayor parte de ellos con un contrato bajo el brazo, aunque también algunos con proyectos propios.

EL 'CONTRATO JOVEN'

Una lucha contra el desempleo juvenil que también ha tenido su reflejo el Plan Regional de Empleo y Garantía de Rentas 2018-2020, acordado con los agentes sociales, cuya implicación es también fundamental para dar solución a este problema.

Una de las medidas contempladas en este Plan, aprobada el pasado mes de abril por el Consejo de Gobierno, fue la puesta en marcha del denominado 'Contrato Joven'. Una nueva convocatoria del mismo, dotada con 7,2 millones de euros, cuyo objetivo era que 1.400 jóvenes de la región pudieran acceder a un primer empleo en empresas a través de contratos para la formación y el aprendizaje, contratos en prácticas y la transformación de estos en indefinidos. De las dos convocatorias anteriores se beneficiaron más de 3.700 jóvenes, con una inversión de 13,3 millones.

Programas, planes y medidas que comparten objetivo: sacar de la situación en la que se encuentran a miles de jóvenes castellano‑manchegos, ofreciéndoles una oportunidad para formarse y facilitar su acceso al mercado laboral, que les permita mirar al futuro con optimismo y sin tener que dejar su tierra.

Comentarios
x