Lunes 22.10.2018
MUSEO CON DOBLE SEDE

Toledo y Cuenca acogerán desde febrero casi medio millar de obras maestras del coleccionista Roberto Polo

El toledano convento de Santa Fe y la Casa Zavala conquense serán las sedes provisionales del nuevo Centro de Arte Moderno y Contemporáneo de Castilla‑La Mancha, que albergará obras de artistas como Delacroix. La muestra cedida está valorada en 368 millones de euros.

Roberto Polo junto a Emiliano García‑Page firmando la cesión de parte de su obra. EFE
Roberto Polo junto a Emiliano García‑Page firmando la cesión de parte de su obra. EFE

TOLEDO.- Una selección de 445 obras maestras de la colección Roberto Polo podrán verse en Cuenca y Toledo a partir del próximo mes de febrero. Tesoro artístico de mediados del XIX hasta el siglo XXI, actualmente con escasa representación en otras colecciones españolas, y que podrán admirarse dentro de unos meses en las dos ciudades castellano‑manchegas. 

Piezas cuya tasación a efectos de seguros supera los 368 millones de euros, que a partir del próximo año quedarán expuestas en el convento toledano de Santa Fe y en la Casa Zavala de la capital conquense. Emplazamientos temporales con vistas a que a 31 de diciembre de 2023 la parte conquense pueda trasladarse al Archivo Histórico Provincial ‑que debe habilitarse en este tiempo‑, mientras que en Toledo se debería ampliar el espacio expositivo con dependencias, aún por determinar, de la antigua Biblioteca del Miradero. Trabajos para los que se adoptarán los acuerdos necesarios con el Ministerio de Cultura, titular de dicho inmueble. 

Espacios que, junto a la colección exhibida, darán forma al que se denominará ‘Centro de Arte Moderno de Castilla-La Mancha’. Un centro que deberá “cantar una nueva canción”, no repetir las “fórmulas” ya empleadas en otros museos, siendo su cometido “abrir los ojos a sus visitantes a grandes artistas poco conocidos”, que fueron “revolucionarios en su época”.  

Esta muestra llevará a ambas ciudades “grandes obras maestras” de artistas modernos y contemporáneos, como un Delacroix, que como avanzaba Polo, estará en la sede de Toledo. Igualmente, este primer lote de obras de arte contendrá trabajos de pintores, escultores, fotógrafos y diseñadores de las vanguardias históricas del centro, este y norte de Europa y Estados Unidos como Oskar Schlemmer, Georges Vantongerloo, Laszlo Moholy-Nagy, Wassily Kandinsky, Hermann Max Pechstein o Honoré Daumier. 

Así lo subrayaba el mecenas cubano‑estadounidense tras la firma del protocolo que posibilitará la cesión de las obras para ese museo con doble sede, cada una de ellas “con su propia identidad”, y que será “uno de los más bellos y originales del mundo”, auguraba Polo. Un museo que, además, debe ser “internacional”, subrayaba, “como lo soy yo y como lo es mi colección”. 

En este sentido, ha recordado que su colección está formada por alrededor de 7.000 obras de arte, por lo que este proyecto debe ser ambicioso. Considera así que su patrimonio artístico “no solo la debe contener el museo dentro de las paredes de estos edificios”, sino que debe aspirar a ampliarse y “sacar el museo del museo, hacerlo girar”. Una oportunidad de “hacer conocido el nombre de Castilla-La Mancha en el mundo entero a través de sus instituciones artísticas”, ha sentenciado. 

El mecenas ha señalado que "el verdadero coleccionismo es una vocación" ya que, según ha relatado, cuando comenzó su patrimonio de arte francés del siglo XVIII "no estaba de moda y dos años después costaba el doble" y, en ese sentido, ha apuntado que "una cosa es el arte y la otra el mercado", un planteamiento que ha compartido el presidente de la Junta, Emiliano García-Page, quien ha considerado que "hay quienes hacen cultura y hay quienes trafican con ella" y Roberto Polo pertenece, a su modo de ver, a este primer grupo. 

El jefe del Ejecutivo regional también considera fundamental “encajar” este museo de arte moderno y contemporáneo en las ciudades de Cuenca y Toledo que “tienen mucho, pero no suficiente”. García-Page se ha referido así a la importancia de que la “acumulación permanente” de historia y cultura de ambas, “siga evolucionando”, marcando esta iniciativa un punto de inflexión en su recorrido cultural. 

Asimismo, califica la firma de la cesión como "un día importante para la cultura y para la región", al tiempo que ha agradecido la "determinación" de Roberto Polo, no solo a la hora de elegir Castilla-La Mancha para exhibir su colección, sino por el hecho de haber dedicado "una vida entera trabajando para el futuro con una colección que verán las nuevas generaciones". "Esta tierra adquiere una deuda contigo por tu generosidad", ha apostillado.

GESTIÓN A TRAVÉS DE UNA NUEVA FUNDACIÓN

Para la gestión de estas más de 400 obras, se creará la Fundación Colección Roberto Polo, cuyos fines serán “estrictamente culturales”, sin ánimo de lucro, y que contará con un capital fundacional de 30.000 euros.  

Una Fundación a cuyo registro notarial se ha referido el presidente autonómico como una obra de “ingeniería jurídica y económica”, tras la cual ha habido un “intenso trabajo”. 

Un esfuerzo que se ha materializado este miércoles en la firma del protocolo que posibilita la cesión de estas obras durante los próximos años. Un acto en el que el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, y el coleccionista Roberto Polo han rubricado el acuerdo. 

Una firma con la que se dan los primeros pasos para que lleguen a Castilla-La Mancha las obras de esta importante colección. Se establece así que la cesión de las obras se extenderá durante los próximos 15 años, pudiendo implicar en el futuro una donación voluntaria a la Junta de Comunidades. Una muestra que en principio estará formada por 445 obras, detallaba Felpeto, cuya tasación “solo a efectos de seguros importa 368.128.300 euros”. 

Y mientras que se llevan a cabo los trámites administrativos para la creación de esta nueva fundación, que estará presidida por Felpeto, la Junta castellano‑manchega encomienda la realización de las acciones necesarias a la Fundación Impulsa, también de dominio público. Por su parte, dentro de sus competencias, el propio Gobierno regional posibilitará la recepción, custodia y seguro de las obras según los estándares al uso en el ámbito museístico internacional.  

Comentarios
x