Miércoles 12.12.2018
CONFLICTO LABORAL

Los empleados de la Biblioteca de Castilla-La Mancha convocan huelga cuatro sábados consecutivos

  • Los días 20 y 27 de octubre, así como 3 y 10 de noviembre, los trabajadores de la Biblioteca regional irán a la huelga, la cual amenazan con hacerla indefinida, para reclamar una mejora de sus condiciones laborales.
  • Critican que en lo que va de legislatura no se han revertido los "enormes recortes" de María Dolores de Cospedal; confían en el "talante negociador" del responsable de Educación, Ángel Felpeto, y sitúan en "el foco de los conflictos" al consejero de Administraciones Públicas, Alfonso Ruiz Molina.

TOLEDO.- Los empleados de la Biblioteca de Castilla-La Mancha irán a la huelga los sábados 20 y 27 de octubre, así como 3 y 10 de noviembre, para reclamar una mejora de las condiciones laborales del colectivo, del que forman parte cerca de doscientas personas en la región.

Cuatro jornadas de huelga convocadas por los sindicatos CCOO, CSIF, UGT e STAS-Intersindical, cuyos representantes informaban este lunes de los motivos que les han llevado a ella, durante una rueda de prensa. Una situación insostenible para el colectivo, que ha querido denunciarlo con una concentración, celebrada también ayer, a las puertas de la Biblioteca regional, ubicada en el Alcázar de Toledo, donde trabajan alrededor de medio centenar de estos empleados públicos, que durante cuatro sábados a partir del 20 de octubre protagonizarán estas movilizaciones.

Acciones de protesta que ha detallado el representante de STAS Intersindical, Gustavo Fabra, quien ha lamentado que se hayan preparado distintos actos para conmemorar el vigésimo aniversario de la Biblioteca de Castilla-La Mancha, que se cumple el próximo 16 de octubre, pero que "nadie" se haya preguntado "sobre la situación en la que se encuentra la plantilla".

Situación que se caracteriza, denunciaba Fabra, por la "ausencia de mejoras para los empleados", después de haber sufrido los "enormes recortes de Cospedal" y que sin embargo, tres años después del cambio de Gobierno en la Junta, "no se han solucionado".

Según el representante de STAS, los trabajadores están dispuestos a "aguantar" los cuatro días de huelga, a no ser que la Dirección General de Función Pública y la Consejería de Educación les convoquen a una reunión para buscar una solución a esta situación, a la que hasta el momento, "no han hecho ni caso". De lo contrario se podría plantear una huelga de carácter indefinido.

No obstante, Fabra se ha mostrado "confiado" en el "talante de negociación" del consejero de Educación, Ángel Felpeto, y no ha dudado en señalar al titular de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, como "el foco de los conflictos" en la función pública en esta legislatura.

Son el medio centenar de trabajadores de la Biblioteca de Castilla-La Mancha quienes pondrán en marcha estas jornadas de huelga, que fueron aprobadas por unanimidad de la plantilla, mientras que en el resto de centros de las otras provincias se realizarán concentraciones esos días, a la espera de la reacción de la Consejería. La cual, de no ser positiva, haría que el resto de empleados de bibliotecas de la región se pudieran sumar a las movilizaciones.

Al margen de esto, los representantes sindicales han alertado del "grave problema estructural" que presentan las bibliotecas, tanto en materia de plantillas como de horarios y niveles. En este sentido, Gustavo Fabra citaba como ejemplo la falta de personal que ha llevado al cierre de la hemeroteca de la Biblioteca Provincial de Guadalajara.

Por su parte, el coordinador autonómico de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras, Ramón González, ha apuntado a la "carencia" de personal y ha lamentado que el Ejecutivo castellano-manchego esté incumpliendo sus compromisos con el personal de las bibliotecas, al no cubrir jubilaciones ni bajas, así como tampoco otras situaciones.

Una necesidad de cubrir plazas vacantes a la que se ha referido por su parte la vicepresidenta castellano-manchega de CSIF, Victoria Ortiz, quien apuntaba que algunas se están cubriendo con personal de otras consejerías; así como de establecer unos horarios racionales y una ampliación de la plantilla.

En materia de horarios recuerdan los "amplios horarios" de atención al público que ofrecen en estas bibliotecas, por lo que la jornada de las plantillas tiene que cubrir mañanas y tardes de lunes a viernes, así como las mañanas de los sábados, para lo cual se utiliza una disposición de turnos rotatorios. Esto ha hecho que hasta ahora la distribución de horas de trabajo se haya ajustado "a costa de hacernos trabajar de 13 a 15 días más al año", denuncian, ya que los sábados que trabajan no les son compensados, tal y como recuerdan en el escrito dirigido a la Consejería.

Para Ortiz la biblioteca es "la pariente pobre de la Consejería de Educación", de ahí que quieran dar un "aldabonazo" de modo que el Gobierno regional se dé cuenta de que es un colectivo "olvidado".

En este sentido, la representante de CSIF ha querido destacar el "servicio de calidad" que ofrecen los trabajadores de las bibliotecas, "como pueden, a costa de su salud y por encima de sus posibilidades".

También ha recordado que cuando entre en vigor la jornada de 35 horas, "habrá que volver a racionalizar los horarios", y que hay también otra asignatura pendiente, una ley de 2011 que está sin desarrollar, que daba opción a la movilidad de los puestos de trabajos.

Además de la reducción a las 35 horas semanales, la racionalización de horarios y el aumento de la plantilla, reclaman también una subida de nivel generalizada para todos los funcionarios de la Biblioteca regional "para compensar la falta de oportunidades para desarrollar la carrera profesional".

EN LA JUNTA, NO SE SABÍA NADA

Y sin embargo, en el Gobierno regional han asegurado no conocer hasta hoy las reivindicaciones que han llevado a los representantes sindicales de las bibliotecas a convocar cuatro jornadas de huelga.

Así lo ha asegurado el consejero de Educación, Cultura y Deportes, Ángel Felpeto, quien tras el anuncio hecho por los sindicatos ha señalado que hablará con ellos para conocer los motivos que les han llevado a esta convocatoria.

Y es que a pesar de que Felpeto reconocía haber tenido conocimiento de algunas quejas a través de las organizaciones sindicales, ha recordado que hace muy pocos días había mantenido una reunión de gestión, de las que mantiene con carácter periódico, con los directores y directoras de bibliotecas, en la que no se habló de este asunto.

En este sentido, el consejero ha señalado que "no tenía noticia" de la situación y a la Consejería tampoco ha llegado "nada sobre este tema concreto, motivo de la huelga", y que al parecer "está relacionado con el trabajo de los sábados".

Es por ello que Ángel Felpeto ha apuntado su intención de ponerse en contacto con las direcciones de las bibliotecas y sus representantes "para conocer de cerca cuál es su reivindicación".

Un contacto que, tal y como ha podido saber 'PeriódicoCLM', se producía este mismo martes, y a través del que se ha emplazado a una reunión mañana, a las 9 de la mañana, para abordar el asunto.

Comentarios
x