Viernes, 22 de Junio de 2018 Actualizado: 12:54 h.

CONFLICTO LABORAL

Cuatro meses sin cobrar tras negar la alcaldesa del PP de Priego un permiso de lactancia

Casi una veintena de empleados de este Ayuntamiento conquense no percibe su salario desde agosto debido a la ausencia de la secretaria-interventora, que se encuentra de baja por enfermedad después de que la ‘popular’ Azucena Redruello le rechazara el permiso de lactancia.

Azucena Redruello, alcaldesa del PP en Priego | Foto: Las Cuatro Esquinas
Azucena Redruello, alcaldesa del PP en Priego | Foto: Las Cuatro Esquinas

CUENCA.- Cuatro meses llevan sin cobrar sus nóminas la veintena de trabajadores del Ayuntamiento de Priego, presidido por la 'popular' Azucena Redruello. Una situación que arrastran desde el pasado mes de agosto en esta localidad conquense, debido a la ausencia de la secretaria‑interventora de este Consistorio conquense al encontrarse de baja por enfermedad y disfrutar de un permiso de lactancia. 

El problema radica en que para que el Consistorio pueda pagar las nóminas a sus empleados, se precisa la firma de la secretaria‑interventora. Sin embargo, desde septiembre de 2017 se encuentra de baja por enfermedad, tiempo durante el cual denunció también al Ayuntamiento al no haberle concedido la alcaldesa el permiso de lactancia tal y como ella lo había solicitado. 

Una situación que llegó a juicio, dando los tribunales la razón a la secretaria-interventora, que aún hoy se encuentra de baja. Y es que una situación que se podría haber resuelto con una ausencia de la secretaria entre los meses de septiembre y mediados de noviembre, que habría disfrutado así del permiso de lactancia acumulado, ha terminado alargándose y convirtiéndose en un grave problema para casi una veintena de familias de Priego. 

La regidora del PP consideró que el Ayuntamiento no podía quedarse sin el servicio de Secretaría-Intervención durante dos meses y a cambio le ofreció una reducción de jornada que permitiera a la trabajadora compatibilizar su trabajo con la lactancia. Propuesta que la secretaria no aceptó y decidió llevar el asunto a los tribunales, que terminaron reconociendo su exigencia.

Ahora los dos meses se han convertido en cuatro y, si nadie lo evita, parece que la cuestión se alargará en el tiempo. 

De nada ha servicio que la alcaldesa pidiera ayuda a la Diputación de Cuenca y a la Junta de Comunidades tras conocer la sentencia que daba la razón a la secretaria municipal. Desde la Institución provincial respondieron que únicamente podían enviar a alguno de sus secretarios para realizar trabajos puntuales, mientras que la Junta tampoco podía enviar a nadie, puesto que la bolsa de secretarios interinos se encuentra vacía. 

Cuatro meses sin percibir su salario a pesar de que estos empleados municipales siguen desarrollando sus trabajos, aun en la situación de incertidumbre que se ha generado. Trabajadores que prestan servicios públicos como administrativos, en la vivienda de mayores, en la biblioteca municipal y en el centro de la mujer, que atienden los servicios sociales y la ayuda a domicilio, entre otros. 

Empleados en los que se ha generado una sensación de "desconfianza" y creciente "agobio" ante una situación para la que parece no llegar solución. Y es que, estos cuatro meses sin ingresos, ha llevado a alguno de ellos a situaciones personales muy complicadas, como el no poder afrontar los gastos corrientes de la economía familiar e incluso no poder pagar la hipoteca de su vivienda. 

Desde el Sector de la Administración Local de la Federación de Servicios a la Ciudadanía de Comisiones Obreras denuncian la situación que viven estos trabajadores desde hace cuatro meses. 

Consideran que la ausencia de la secretaria‑interventora del Ayuntamiento "no puede ser excusa" para que la alcaldesa de Priego, Azucena Redruello, "asuma su responsabilidad" y lleve a cabo las gestiones oportunas para "evitar" que este problema se dilate, paliando así el grave perjuicio a los empleados municipales. Así lo señala el portavoz del sindicato, Ángel Luis Castellano Bobillo, quien no obstante considera que para dar solución a este problema deben implicarse otras administraciones. 

Concretamente, Castellano Bobillo apunta a la Diputación de Cuenca, dirigida por el también 'popular' Benjamín Prieto, la cual cuenta con un servicio propio de atención técnica y asesoramiento legal a los ayuntamientos, así como a la Delegación de la Consejería de Hacienda y Administraciones Públicas, para buscar entre todos una solución, "aunque sea temporal".  

Y es que, aunque todos los trabajadores cobran del Ayuntamiento de Priego, algunos de ellos dependen del Gobierno regional, que reintegra posteriormente al Consistorio la nómina de estos trabajadores. De ahí que, junto a la Diputación Provincial, también se reclame la implicación de la Junta de Comunidades en la búsqueda de una salida a esta situación. 

Mientras tanto, desde el sindicato se va a denunciar ante la Inspección de Trabajo el impago de las nóminas, no descartando otras acciones legales y jurídicas a su alcance, así como las movilizaciones que pudieran acordar los trabajadores afectados para defender sus derechos y sus salarios.