Domingo, 22 de Julio de 2018 Actualizado: 12:49 h.

MACHISMO

"Ibas cañón" o "menuda pechuga": una alumna de 15 años denuncia mensajes sexuales de su profesor

La menor puso los hechos en conocimiento de la dirección del instituto y desde Educación ya se ha puesto en marcha una investigación. El docente habría mandado los mensajes a su estudiante a través de las redes sociales.

Fotografía de archivo del instituto 'Jorge Manrique', de Motilla del Palancar (Cuenca)
Fotografía de archivo del instituto 'Jorge Manrique', de Motilla del Palancar (Cuenca)

CUENCA.- La Consejería de Educación de Castilla-La Mancha ha activado un procedimiento de información reservada  a raíz de la denuncia presentada por una alumna del Instituto de Enseñanza Secundaria 'Jorge Manrique' de la localidad conquense de Motilla del Palancar, tras haber recibido presuntamente mensajes de contenido sexual por parte de un profesor. 

Según adelantaba la Cadena SER, la conversación se habría producido a través de la red social Instagram, donde el profesor presuntamente habría escrito a la joven mensajes como "ibas cañón", "cuando me veas pisando restos aunque lleves escote verás a dónde van mis ojos", "menuda pechug jajajajajaja 95?" y otros en los que hablaba de la forma de vestir de la menor. 

La chica, de 15 años, puso en conocimiento de la dirección del instituto la semana pasada lo que estaba sucediendo, iniciándose así los procedimientos para el esclarecimiento de los hechos. Además, varias fuentes confirmaban a la emisora que el profesor acusado de enviar estos mensajes también había iniciado otras conversaciones con alumnas y exalumnas a través de redes sociales de carácter personal y sin que tuvieran un fin educativo.

Un procedimiento, puesto en marcha desde el servicio de Inspección Educativa, que tendrá como finalidad determinar si se ha producido o no un caso de acoso. 

En este caso, han precisado fuentes de la Consejería de Educación a la agencia EFE, no se trata del protocolo de acoso escolar, puesto que no se produce entre iguales ‑como sí sucedería en el caso de que ambos fuesen alumnos‑, sino que el procedimiento se ha abierto ante la denuncia de una alumna hacia un profesor, de ahí que el procedimiento puesto en marcha sea de información reservada. 

Asimismo, este caso no se cataloga aún como acoso, porque no será hasta que la Inspección resuelva el procedimiento abierto cuando se concluya si efectivamente ha existido el acoso o no. 

No obstante, desde la Dirección Provincial de Educación en Cuenca se está en permanente contacto con el centro educativo para extremar las medidas de vigilancia y protección de la alumna llegado el caso. 

Mientras que se resuelve el procedimiento, desde Educación confirman que contra el profesor denunciado no se ha tomado ninguna medida hasta el momento y sigue en su puesto de trabajo en el centro educativo. 

De momento, a parte de la denuncia presentada ante la dirección del centro educativo, ni la joven ni su familia habrían interpuesto una denuncia ante la Policía o la Guardia Civil, pero si los inspectores de Educación determinan que sí se ha producido la situación de acoso, estarían en la obligación de trasladar estos hechos a la Fiscalía para que actúe de oficio si considera que podría haber algún acto punible.