Lunes 19.11.2018
MEDIO AMBIENTE

El Gobierno de Rajoy no acata el bloqueo judicial contra el almacén nuclear de Villar de Cañas

La Junta ha pedido al Ejecutivo central que abandone el proyecto, pero el ministro Catalá dice que, a pesar de la sentencia del Tribunal Superior de Castilla-La Mancha que declara nulo el plan urbanístico que sustentaba el ATC, se seguirá trabajando para que sea una realidad.

El ministro Rafael Catalá conversa con Mariano Rajoy en el Congreso | EFE/Archivo
El ministro Rafael Catalá conversa con Mariano Rajoy en el Congreso | EFE/Archivo

CUENCA.- El Gobierno de Mariano Rajoy se resiste a admitir el último varapalo judicial que ha sufrido en relación a la instalación del almacén temporal centralizado (ATC) de residuos nucleares en Villar de Cañas (Cuenca). A pesar de que el Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha ha confirmado la nulidad del Plan de Ordenación Municipal (POM) que posibilitaba el proyecto, desde Moncloa no se resignan y advierten en su intención de seguir trabajando para hacerlo realidad.

A pesar de reconocer la "complicada" trayectoria judicial de los últimos tiempos del cementerio nuclear, el ministro de Justicia y diputado del PP por Cuenca, Rafael Catalá, insiste en que la resolución judicial que avala la anulación del plan urbanístico de Villar de Cañas, que fue decretada por el Ejecutivo que preside el socialista Emiliano García-Page, no será impedimento para que el Gobierno central trate de sacar adelante el ATC en esta localidad conquense.

Un órdago a las resoluciones judiciales que desde la Junta no se entiende, por lo que han pedido al Ejecutivo central que abandone y renuncie definitivamente a construir el almacén nuclear. Consideran que continuar adelante con este proyecto solo puede constituir un "enorme derroche" de tiempo y de dinero para las arcas públicas y los españoles. 

Además, califican la sentencia del alto tribunal castellano-manchego como "muy positiva", al poner ésta de relieve que la construcción del basurero nuclear en Villar de Cañas "cae por todos los lados". En concreto, el fallo judicial deja claro que se incumple la normativa sobre la distancia de seguridad que debe existir entre el ATC y el núcleo urbano, algo que debería ser "suficiente" para que el Gobierno de Rajoy "diera por zanjado el proyecto", afirman desde el Gobierno de García‑Page. 

Asimismo, la sentencia subraya la falta de recursos hídricos para la puesta en marcha de un proyecto que ha resultado ser "una enorme patraña", tanto desde el punto de vista técnico como procesal, tal y como subrayaba el presidente del Ejecutivo autonómico este lunes. "No solo fueron a elegir un mal sitio, no solo es nefasto el proyecto, sino que además se ha ejecutado de manera chapucera", recalcaba. 

Desde el Ejecutivo castellano-manchego se pide además del abandono del proyecto que se depuren "responsabilidades políticas", debido al "malgasto" económico que ha supuesto el proyecto del ATC y porque el desarrollo de este proyecto sería "un negocio nefasto para la salud de la gente, para la seguridad, para la economía del país". 

En opinión de García-Page, el Gobierno de España "haría muy bien" en "sacar la pata de donde la ha metido", puesto que a partir de ahora cualquier posicionamiento del Ejecutivo central a favor del ATC de Villar de Cañas lo único que conseguiría sería llevar a pensar que "algo se esconde detrás de este proyecto", que solo ha generado "pobreza, miedo e inseguridad a la comunidad autónoma".  

En este sentido, y respondiendo al ministro Catalá, para el que el proyecto del ATC tenía "todas las garantías", García-Page señalaba que, al no existir ya POM en Villar de Cañas, conceder nuevas licencias supondría "prevaricar"

Considera García-Page que ha quedado sobradamente probado que este proyecto únicamente interesaba "a Cospedal y al exministro Soria", ambos sabrán por qué. "Alguna razón muy poderosa, de tipo económica, debe estar detrás de este proyecto para que el Gobierno, de forma contumaz, se siga planteando este proyecto", sentenciaba este martes en Motilla del Palancar el presidente autonómico. 

LA PLATAFORMA HABLA DE "FIN DEFINITIVO"

Por su parte, desde la plataforma contra el Cementerio Nuclear en Cuenca consideran que la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-La Mancha supone "el fin definitivo" del proyecto de almacén temporal de residuos. 

En un comunicado, subrayan que este fallo es una prueba más de que varios procedimientos de licencias del almacén temporal no cumplieron con el ordenamiento jurídico, puesto que desde el principio se deberían haber tenido en cuenta los principios de precaución, seguridad y transparencia, lo cual "no se ha cumplido". 

Muestran así su satisfacción por esta sentencia, que "avala" que las prisas por aprobar el plan urbanístico de Villar de Cañas "tenían el riesgo de la falta de seguridad jurídica". 

Desde la plataforma explican que ahora al alcalde de Villar de Cañas, el ‘popular’ José María Saiz, solo le quedan dos opciones, recurrir ante el Supremo o hacer otro POM. En ambos casos los retrasos "pueden hacer inviable el ATC", puesto que ahora todas las centrales tienen o están en trámites de tener almacenes individuales, a lo que se suma el hecho de que los terrenos elegidos "no son aptos"

EL ALCALDE: NI ACEPTA EL BLOQUEO NI LO RECURRE

Visión muy distinta es la que ofrece el regidor de Villar de Cañas, para quien la resolución del alto tribunal castellano-manchego "no va a parar el ATC". José María Saiz está convencido de que la sentencia "no va a afectar para nada" al proyecto del Almacén Temporal Centralizado y lamentaba que el Gobierno regional haya querido "fastidiar al pueblo" con la anulación del plan urbanístico. 

En este sentido, el regidor conquense asegura que la Junta le ha echado para atrás el POM "por un papel de la Confederación Hidrográfica del Guadiana que no le ha exigido a ningún otro pueblo al redactar su plan". Ha explicado que decidieron recurrir esa anulación porque pensaban que en estos años, los que han pasado desde su aprobación en junio 2015, iba a llegar ese documento, algo que finalmente no ha ocurrido.

Sobre el incumpliento de la distancia entre la población y la instalación nuclear, el regidor ha indicado que el hecho de que el POM estableciera la distancia "no era para proteger al pueblo del ATC", porque ha añadido que "no es una actividad molesta, insalubre ni peligrosa". A este respecto, el regidor ha dicho que la edificación del cementerio nuclear "se corre cien metros para atrás y ya está solucionado".

A pesar de ello, el alcalde del PP ha dicho que no recurrirá ante el Tribunal Supremo la decisión judicial de rechazar el recurso que presentó el Consistorio contra la anulación de su Plan de Ordenación Municipal.

Comentarios
x