Lunes 19.11.2018
TRIBUNALES

Piden 56 años de cárcel para un profesor de Cuenca por abusos sexuales a menores durante dos décadas

  • La Fiscalía le imputa diversos delitos, entre ellos cuatro de abuso sexual y dos de agresión sexual a menores de edad, que habría cometido entre los años 1995 y 2015 cuando ejercía como profesor de piano en el Conservatorio 'Pedro Aranaz'.
  • Desde agosto de 2015 se mantienen contra el acusado medidas cautelares que contemplan la prohibición de acercarse a las víctimas a menos de 300 metros y comunicarse con ellas, así como su alejamiento del centro educativo.
Imagen de la fachada del Conservatorio conquense Pedro Aranaz. Archivo
Imagen de la fachada del Conservatorio conquense 'Pedro Aranaz'. Archivo

CUENCA.- La Fiscalía Provincial de Cuenca solicita 56 años de prisión para un profesor de piano del Conservatorio por los presuntos abusos sexuales a sus alumnas, cometidos durante veinte años, por hasta trece infracciones penales. Pena de cárcel a la que además suma la petición de multa y la prohibición de comunicarse con las víctimas.

Así lo recoge el Ministerio Fiscal en un comunicado remitido a los medios, en el que informa que ha formalizado acusación contra el procesado, J.M.M.T., por un delito contra la libertad sexual, cuatro delitos de abuso sexual a menores, dos delitos de agresión sexual a menor de edad, un delito continuado de exhibición de material pornográfico y cinco delitos contra la integridad moral.

El acusado habría cometido los abusos que se le imputan entre los años 1995 y 2015, en el marco de su labor como docente a niños de ocho años en adelante. Clases en las que les sometía a continuos actos de menosprecio y actitudes intimidantes, así como insultos y golpes al mobiliario.

“Minando con ello la autoestima y voluntad de los mismos, manifestándoles que él era el mejor profesor y sin él no llegarían a ser nada, lo cual originó importantes distorsiones en el desarrollo emocional y afectivo de un número plural de alumnos durante el tiempo que desarrolló su actividad profesional”, argumenta el fiscal.

Por su parte, a las alumnas, según relata la Fiscalía, les hacía comentarios con connotaciones sexuales, con referencias por ejemplo al tipo de ropa que tenían que llevar, que enseñaran las piernas o el pecho, "que eran muy guapas o tenían cuerpo bonito, así como referencias explícitas a relaciones sexuales".

Un contexto de control emocional generado por el acusado hacia sus alumnos, en cuyo marco procedió de forma encadenada durante los cursos académicos en los que impartió clase en el Conservatorio de Cuenca a someter a las alumnas "a plurales actos atentatorios contra su indemnidad y libertad sexual de diferente intensidad".

Actos que iban desde manifestaciones verbales "denigrantes y vejatorias" a tocamientos varios, llegando incluso a penetraciones vaginales y bucales, "en la medida que se lo permitía el limitado desarrollo psicoevolutivo de las víctimas".

El acusado, que actualmente se encuentra en libertad con cargos y alejado de la docencia, fue profesor del Conservatorio Profesional de Música 'Pedro Aranaz' durante varios años.

El procedimiento contra él se iniciaba con la denuncia interpuesta por las víctimas en la Comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de Cuenca. Poco después, en el marco del procedimiento judicial mediante auto de fecha 19 de agosto de 2015 se acordaba cautelarmente la prohibición al acusado de aproximarse a menos de 300 metros y comunicarse con las víctimas, así como acudir al Conservatorio conquense. Medidas cautelares que aún hoy, más de tres años después, siguen vigentes.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre la Fiscalía de Cuenca solicitaba a la Audiencia Provincial la apertura de juicio oral contra este exprofesor del Conservatorio que había sido denunciado por varios menores por presuntos abusos sexuales, al detectar "indicios de delito".

A pesar de que desde la defensa del acusado se alegaba que, algunos de estos hechos, podrían haber prescrito al datar de finales de los 90, desde la Fiscalía se entendió que no es así.

El auto de procesamiento incluye delitos de naturaleza sexual y contra la integridad moral, y los alumnos, ya mayores de edad, están personados como acusación particular, tal y como apuntaba el pasado 28 de septiembre la propia fiscal jefe de Cuenca, Isabel Gómez, al ser preguntada al respecto durante la presentación de la memoria de la Fiscalía de 2017.

Comentarios
x