martes 14.07.2020
DESESCALADA

Cuenca y Guadalajara estrenan el lunes la fase 3, la última antes de la "nueva normalidad"

  • El Ministerio de Sanidad ha atendido la solicitud realizada desde el Gobierno de Castilla-La Mancha y las dos provincias avanzarán a la última fase de la desescalada el próximo 8 de junio.
  • Las franjas horarias quedan suprimidas, se permiten las reuniones de hasta 20 personas y los establecimientos hosteleros podrán funcionar con un aforo del 50 por ciento, entre otras medidas.
Las provincias de Cuenca y Guadalajara avanzan en la desescalada y entran el lunes en la fase 3.
Las provincias de Cuenca y Guadalajara avanzan en la desescalada y entran el lunes en la fase 3.

TOLEDO.- Cuenca y Guadalajara darán este lunes un paso más en el proceso de la desescalada, al pasar a la fase 3, la anterior a la denominada "nueva normalidad", después de que el Ministerio de Sanidad haya atendido la petición del Gobierno regional.

Una decisión que ha dado a conocer el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros en la que ha explicado que el próximo 8 de junio el 52 por ciento de la población española estará ya en esta fase de la desescalada.

No así las tres provincias castellanomanchegas restantes, Toledo, Albacete y Ciudad Real, en las que se ha preferido esperar los catorce días recomendados para el cambio de fase y no será hasta la próxima semana cuando, si los datos acompañan, se solicite el avance el lunes siguiente -15 de junio- a este último escalón antes de la  normalización de toda la actividad.

En este sentido cabe recordar que las provincias de Cuenca y Guadalajara daban el paso a la fase 2 el pasado 25 de mayo, mientras que las tres restantes no avanzaban a ella hasta este pasado lunes, 1 de junio.

Un avance hacia la "nueva normalidad" que en el caso de Castilla-La Mancha se está llevando de forma asimétrica, permitiendo así contar con la experiencia de los resultados y comportamientos en las dos primeras provincias, de cara a ir completando fases en las tres restantes.

Una nueva fase en el proceso de desescalada  con el que las comunidades autónomas recuperan la "gobernanza plena" y podrán determinar si permiten la movilidad entre sus provincias -aquellas que se encuentren ya en la fase 3-, pero también decidir cuándo llegan a la nueva normalidad.

En este sentido, la portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha subrayado que no se trata de un punto y final, sino de "un punto y seguido".

Será el próximo martes cuando el Consejo de Ministros apruebe un real decreto ley en el que se contemplen las medidas de esta "nueva normalidad" en la que habrá que convivir con el virus hasta que exista una vacuna.

Un documento cuyo borrador está previsto que comparta esta tarde Illa con los consejeros de Sanidad de todas las autonomías, con el objetivo de que puedan hacer al mismo "mejoras y aportaciones".

Para Montero esta nueva etapa se afronta "con ánimo, fuerza y esperanza" para recuperar "la vida cotidiana", pero también para que "España vuelva a ponerse en marcha".

Pero además de la recuperación de la gobernanza plena y la capacidad de decidir cuándo termina la desescalada por parte de las comunidades autónomas, esta fase 3 introduce nuevas flexibilizaciones antes de esa entrada en la "nueva normalidad" entre las que se encuentra la supresión de las franjas horarias y la posibilidad de reunirse hasta 20 personas, siempre respetando las medidas de seguridad.

Asimismo se establece que hasta 50 personas podrán asistir a los velatorios al aire libre y 25 en los que se celebren en espacios cerrados.

Respecto a las bodas y lugares de culto se amplía  la asistencia permitida hasta el 75 por ciento de la capacidad -con un máximo de 150 personas al aire libre o de 75 en espacios cerrados-.

Los comercios amplían su aforo hasta el 50 por ciento, al igual que ocurre para bares y restaurantes.

En esta fase 3 ya tienen cabida diversos tipos de espectáculos, de modo que cines, teatros, auditorios y circos, entre otros, podrán desarrollar su actividad siempre y cuando ofrezcan butacas preasignadas y no se supere el 50 por ciento de su aforo.

Por su parte los museos y salas de exposiciones podrán abrir limitando su aforo también a la mitad. Están permitidas las visitas en grupo hasta un máximo de 20 personas.

Junto a Toledo, Ciudad Real y Albacete se mantienen una semana más en la fase 2 la Comunidad Valenciana y Ceuta, y acceden a ella la Comunidad de Madrid, Castilla y León y Barcelona, así como el área sanitaria de Lérida -que había quedado atrás debido a un rebrote-, las metropolitanas norte y sur de Cataluña.

De este modo la vecina Comunidad de Madrid avanza también de fase, aunque aún no estará a su población desplazarse fuera del territorio autonómico, salvo en las excepciones ya contempladas en anteriores fases.

LLAMAMIENTO A LA PRUDENCIA

Ante este pase a la fase 3, desde el Gobierno regional se ha insistido en realizar un llamamiento a la prudencia. Hoy lo ha realizado el presidente autonómico, Emiliano García-Page, quien ha destacado "el reto" que se plantea para que, sabiendo que el virus "va a seguir", éste pueda "ser abordado por el sistema sanitario.

Así lo ha señalado en Molina de Aragón (Guadalajara), durante su visita al Monasterio de San Francisco, poco antes de visitar el Parque Natural del Alto Tajo con motivo del vigésimo aniversario de su declaración de protección. Allí se ha mostrado convencido de que ese reto "lo vamos a conseguir", puesto que "cada caso que nos llegue lo vamos a poder tratar de una manera mucho más eficaz sin que el conjunto de la sociedad tenga que paralizarse para ello".

Comentarios