Lunes, 23 de Abril de 2018 Actualizado: 03:22 h.

POLÉMICAS DECLARACIONES

Un concejal del PP de Cuenca dice que quien duerme en los cajeros "es porque quiere"

El edil de Atención a las Personas en el Ayuntamiento conquense, José María López Martínez, aseguró durante el último pleno municipal que "cada uno es libre para estar excluido o intentar no estarlo" y que dormir en la calle es "una opción personal".

José María López Martínez, edil del Partido Popular en el Consistorio conquense
José María López Martínez, edil del Partido Popular en el Consistorio conquense

CUENCA.- Quien duerme en un cajero automático en Cuenca lo hace por "elección personal". Esto es lo que opina el concejal 'popular' de Atención a las Personas, José María López Martínez, quien asegura que en la ciudad gobernada por su partido "no duerme nadie en la calle", al menos si ha acudido al Ayuntamiento a pedir ayuda y si lo hace es por decisión propia. 

Consideraciones que realizaba el edil en el transcurso del último pleno municipal ‑el pasado mes de diciembre‑, durante su intervención cuando se debatía una moción presentada por el PSOE para la elaboración e incorporación al futuro Plan de Vivienda Estatal de un programa de prevención y atención al 'sinhogarismo'. 

Una propuesta ante la que López Martínez subrayaba la necesidad de poner "realidad" sobre el asunto planteado por los socialistas, puesto que si bien estos casos constituyen "la cara más triste y dramática" del problema y son personas que "tienen derecho a vivir dignamente", con esta moción de "corta y pega" se muestra que el único interés son "los votos" de las personas en situación de exclusión social

Atribuía así un carácter oportunista a la propuesta del PSOE, y frente a ello defendía la labor que se está llevando a cabo desde el Ayuntamiento para atajar este tipo de situaciones.  

Por una parte, a través del albergue municipal, por el que este año han pasado 551 personas, y en el que se van a realizar una serie de inversiones, como la adquisición de una lavadora industrial y la "corrección" de diversas cuestiones, como las mamparas, tal y como "ha exigido la Inspección". Todo ello para mejorar aún más este centro, que "ya se reconoce como uno de los mejores de Castilla‑La Mancha", aseguraba el concejal conservador. 

En este sentido, José María López se mostraba tajante y aseguraba que "en Cuenca no duerme nadie en la calle". Precisaba así que, si bien el albergue tiene una capacidad limitada para 10 o 12 personas, desde el Ayuntamiento se mantiene "un acuerdo verbal" con una pensión de la ciudad de modo que cuando alguien llega al albergue y se encuentra completo, "se le manda a este sitio". Algo que conoce Cáritas, organización encargada de la gestión de este recurso municipal, apuntaba el concejal, y de lo que se beneficiaba el pasado puente "una familia con esas circunstancias". 

Y es que, aseguraba López, "sería un fracaso para todos que alguien muriese en la calle de frío". Por ello desde el Ayuntamiento se realiza un "fuerte" esfuerzo en el mantenimiento del albergue, un edificio "con muchísimos años", y por el que en este 2017 han pasado más de medio millar de personas de las cuales 17 se han conseguido introducir en un proceso de reinserción social. 

Se refería así al trabajo que se realiza desde el Ayuntamiento en el marco del proyecto 'Convive', dirigido a personas en riesgo de exclusión social a la que se les da formación sobre hábitos de convivencia y si se comprometen a realizar unos determinados itinerarios "se les ayuda con el alquiler hasta un máximo de 6 meses". Algo que, para López, es "un camino intermedio" al de vivir realmente en la calle. Muestra de que "sí nos preocupan estos ciudadanos" que, como todos, "tienen derechos", apostillaba el concejal 'popular'. 

En su diagnóstico sobre la moción planteada por el PSOE, coincidía López Martínez con el diagnóstico realizado por el concejal de IU, Pablo García, respecto al "carácter asistencialista" de la moción planteada por los socialistas. Consideraba así que "si hay algo que hacer en política de exclusión es cambiar el chip", y por ello la "filosofía" que se está tratando de implantar es la de dotar a la gente de "mecanismos" para salir de la situación en la que se encuentran, proporcionarles "instrumentos y dignidad". "Lo más fácil es dar una ayuda, pero así nadie sale de ahí", llegó a decir el edil conservador. 

Sin embargo, desde el equipo de Gobierno del 'popular' Ángel Mariscal se reconocía que esto no es factible en todos los casos, puesto que "a una persona que lo ha perdido todo, que está supermachacada por la vida y absolutamente sola, no es fácil sacarla de ahí". En este sentido, López apuntaba que hay quienes "se niegan absolutamente" a recibir cualquier tipo de ayuda, mientras que "otros tienen una cantidad de adicciones impresionante" y con ellos tampoco es fácil. 

Según López Martínez, "hay gente que no quiere saber nada de los servicios sociales", y por ello "la gente que duerme en los cajeros es porque quiere dormir allí"

No obstante, afirmaba que "no hay nadie" que acuda al Ayuntamiento de Cuenca "y se quede en la calle porque no le demos una alternativa". Pero "si un señor quiere dormir en un cajero, yo no me puedo meter con la libertad de las personas", explicaba, ya que "cada uno es libre para estar excluido o intentar no estarlo"

Un argumento sobre el que insistía el concejal del PP señalando que "hay gente que ha tomado una determinación en su vida", y eso "también hay que respetarlo". 

Por ello rechazaba que desde la oposición se le acusara de dejar dormir a la gente en los cajeros, puesto que en estos momentos "si el albergue está lleno, tenemos una alternativa que antes no había". En este sentido, José María López recordaba que cuando se lo propuso a los técnicos dejó claro que "no quería problemas económicos", habiéndose mostrado incluso dispuesto a pagar de su bolsillo la noche en la pensión a alguien si suponía un problema. "Siendo yo concejal no permito que nadie se muera en la calle", aseguraba el concejal, para el que el dormir en un cajero es "una opción personal" de quien lo hace. 

El concejal de Atención a las Personas se mostraba ofendido de que se pusiera en duda su "moralidad" y "profesionalidad", argumentando que se había leído "perfectamente" la moción y la ley estatal al tiempo que acusaba a la oposición de "difamar" acusándoles siempre de no trabajar. 

"Para mí es un insulto", señalaba López, puesto que "cuando tengo una responsabilidad, los temas me los preparo".  

En este sentido aseguraba que le encantaría que el Ayuntamiento tuviese más medios, pero "la realidad económica es la que es", y de eso "no es culpable este equipo de Gobierno". Argumentaba así que con los medios que tiene el Consistorio está cumpliendo con esa doble labor, a través del albergue y del proyecto de inserción. 

PSOE Y C'S SACAN ADELANTE LA MOCIÓN

Desde el Partido Popular se mostraban dispuestos a votar a favor de la moción del PSOE, si se añadían diversas consideraciones al texto de la propuesta, como el instar a la Junta de Comunidades a que en sus convocatorias de ayuda al alquiler se destine una partida para los 'sin techo' y en sus planes de vivienda se reserve un porcentaje para estas personas, o la habilitación de una subvención directa al Ayuntamiento para la gestión del albergue municipal. 

Cuestiones que no fueron aceptadas por el Grupo Socialista, al considerar que ya estaban contempladas en la exposición de motivos de su propuesta, aunque sí se aceptó una aportación de Ciudadanos sobre la elaboración de un programa integral de atención. 

Esto hacía que la votación saliera adelante, con los votos a favor de los once concejales de PSOE y Ciudadanos, y la abstención de nueve ediles del Partido Popular ‑uno se había ausentado del salón de plenos‑ y los tres concejales de Izquierda Unida