Domingo 18.11.2018
CONTENIDO PATROCINADO

Con un simple gesto puedes ayudar a las personas más vulnerables

 

Son muchas las ONG que pueden ayudar gracias a ti y a una simple X, si este año no lo has hecho, el próximo marca la X solidaria, gracias a ella mira cuanto se puede hacer

 

periodicoclm
periodicoclm

Como cada año, durante la campaña de la declaración de la renta, son muchas las ONG animan a los contribuyentes a marcar la casilla solidaria con una “X”, ayudando de este modo a las personas más desfavorecidas.

Tan solo el año pasado se recaudaron casi trescientos millones de euros gracias a las aportaciones de los españoles, pudiéndose realizar decenas de proyectos destinados a ayudar a los niños, niñas, personas mayores, inmigrantes, discapacitados, enfermos de cáncer, drogodependientes y un largo etcétera.

¿Cómo se puede ayudar a la población infantil?

Cientos de niñas son obligadas a casarse antes de cumplir los dieciocho años. Las cifras son realmente escalofriantes: una menor de quince años se casa en contra de su voluntad cada siete segundos. A pesar de que este hecho se relaciona más con los países del África subsahariana y del sudeste asiático, lo cierto es que en muchos países desarrollados también se produce.

La labor de una ONG por la infancia es intentar concienciar a los líderes y a la población de esos países sobre la necesidad de terminar con el matrimonio infantil y forzoso. Se suelen realizar reuniones en las cuales coinciden los dirigentes locales con las niñas de la zona, y así mostrarles la importancia de la igualdad entre hombres y mujeres.

¿Cómo proteger los derechos de la infancia?

El papel de los gobiernos es proteger los derechos de los niños y de las niñas,  y tenerlos presentes en sus políticas. Aunque en muchos países ya se han comenzado a tener en cuenta múltiples cuestiones acerca de la infancia, el proceso hacia el cambio va demasiado despacio, quedando todavía mucho por hacer.

Las opiniones de los niños, las niñas y los jóvenes deben ser valoradas, respetadas y tenidas en cuenta. Asimismo, ellos tienen la obligación de respetar los derechos de las personas, sobre todo los de sus progenitores.

Los gobiernos de los países están obligados a proporcionar asistencia material y programas de apoyo a todos los miembros de las familias más necesitadas, en especial a los menores de edad. También tienen que apoyar y respetar el importante papel que ejercen los padres en el cuidado, la educación y la orientación de sus hijos, evitando que los niños tengan que separarse de sus familias, a no ser que esa separación sea estrictamente necesaria por el bien de los menores.

¡No más recortes en la lucha contra la pobreza infantil!

Algunas ONG denuncian los recortes que ha llevado a cabo el Gobierno en los presupuestos destinados a la lucha contra la pobreza infantil. Y es que parece ser que la promesa que hicieron se aleja de la realidad, ya que se comprometieron a destinar mil quinientos millones de euros, de los cuales solo se prevé una dotación de trescientos cuarenta y seis.

Lo cierto es que España dispone de un sistema de protección social muy débil en comparación con muchos países de la Unión Europea, además de poseer una de las tasas de pobreza infantil más elevadas. Por este motivo, las ONG ya trabajan para incluir una enmienda en los Presupuestos Generales del Estado con el fin de incrementar el dinero destinado a la infancia.

Y yo, ¿cómo puedo ayudar?

Como se ha mencionado anteriormente, la declaración de la Renta es una gran oportunidad para ayudar a los más desfavorecidos. Aunque España se caracteriza por ser un país muy solidario, todavía casi un 27% del total de los contribuyentes no marcan con una “X” la casilla destinada a fines sociales.

Algunas personas no la marcan por desconocimiento, ya que piensan que tendrán que pagar más impuestos, pero esto no es así. Solo supone que sus impuestos servirán de financiación en programas y proyectos sociales.

Tu pequeña contribución puede ser de gran ayuda

Además de contribuir en las obras sociales a través de la declaración de la renta, todo aquel que lo desee puede ayudar a los niños y las niñas del mundo. Apadrinando un niño o una niña, el donante ofrecerá ayuda constante para mejorar las condiciones de vida de los menores que no dispongan de los medios necesarios para subsistir.

La donación también es una excelente manera de contribuir con los proyectos que llevan a cabo las ONG. Gracias a esta se puede cambiar el futuro de muchos menores. Uno de los fines del dinero recaudado es la educación de muchas niñas del mundo para así evitar que se cometan atrocidades como la mutilación genital. Por medio de este aprendizaje, las niñas comprenden que pueden tener un futuro mejor.

Comentarios
x