miércoles 16.10.2019

5 consejos para proteger a tu bebé del calor este verano

Sigue estos 5 consejos para proteger a tu bebé del calor este verano, ellos son quienes más sufren sus efectos

 

5 consejos para proteger a tu bebé del calor este verano
5 consejos para proteger a tu bebé del calor este verano

Protege a tu bebé del calor este verano: aquí te dejamos 5 consejos prácticos que te ayudarán. Toda precaución es poca cuando hablamos de ellos.

No muchas son las webs dedicadas al mundo del bebé, el embarazo y el cuidado prenatal, que se preocupan de las medidas a tomar por los progenitores durante esta estación. Desde aquí hacemos especial mención al portal web “Mi bebé y yo”, uno de los más leídos en España, por la proyección de artículos dedicados a este tema.

Los bebés y niños pequeños son muy vulnerables al calor, y más cuando éste es sofocante. Son mucho más sensibles al sol, a las altas temperaturas y a los cambios de rutina que esta época trae consigo, sobre todo en las vacaciones.

Para disfrutar al aire libre de un verano sin riesgos, vamos a dar unos prácticos consejos para madres con recién nacidos o bebés de hasta cuatro años.

Es necesario extremar las precauciones, tanto frente a las radiaciones solares, como al aumento de las temperaturas que pueden causar serios problemas de salud en ellos.

¿Cómo disfrutar del verano con tu bebé?

Ya está aquí el primer verano de tu bebé, y muy ilusionada planeas las vacaciones que vas a pasar con él. En la época estival hay más horas de luz y las temperaturas son más favorables para aprovechar y tomar baños de sol en la orilla del mar.

Esta es una de las mejores épocas para disfrutar de tu bebé pero ten en cuenta que las altas temperaturas propias de esta estación no les sientan bien, y es que el calor, además de ser incómodo, puede causar serios problemas. Es necesario que mantengas a tu hijo fresco e hidratado.

Toda precaución es poca pero ten en cuenta que hay medidas básicas que debes cumplir sí o sí. Esto será de gran ayuda no solo para tu bebé sino también para ti, que estás deseando disfrutar con él de esta estación.

Evita la exposición directa del sol pues su piel casi no tiene melanina, el pigmento que le da su color y su propia protección. Así que evítalo y no sufrirán ninguna quemadura. Cubre su cuerpecito con ropa ligera y su cabeza con un sombrero de ala ancha

Contribuirás a su completo bienestar si mantienes una temperatura ambiental de entre 20-22 grados en casa.

Los paseos al aire libre, hazlos por la sombra y durante determinadas horas del día: por la mañana temprano o bien al atardecer. Pasear durante unos quince minutos le proporcionará toda la vitamina D que necesite para evitar carencias 

Ofrécele agua entre las tomas, si la rechaza no lo obligues, eso quiere decir que no la necesita de momento. También esto es válido para los bebés que toman el pecho, pues en ambientes muy calurosos la pueden pedir.

Si lo llevas de paseo en coche, es mejor que lo ventiles, abriendo las ventanas cada poco, y haciendo paradas de descanso en zonas donde haya sombra. El aire acondicionado no es muy aconsejable en estos casos pues reseca las mucosas de las vías aéreas. Desconéctalo a ratos y ofrece agua al niño.

No le abrigues en exceso, si lo haces puede sufrir una sudamina, una especie de erupción de las glándulas sudoríparas o también un golpe de calor.

proteger a tu bebé del calor este verano: consejos

5 Consejos para proteger a tu bebé del calor este verano

El cuerpo del bebé no sabe adaptarse a las altas temperaturas, por lo que el cuidado que este debe recibir tiene que ser especial.

Esto se produce porque su sistema de autorregulación corporal es insuficiente y sufren el doble los efectos del calor bochornoso.

Así que sigue estos 5 consejos para proteger a tu pequeño:

  1. En el verano, lo que realmente molesta al bebé es la humedad más que el calor. Por lo tanto, usa deshumificadores o ventiladores de aspas anchas
  2. Si tu hijo tiene menos de un año, no lo expongas directamente a la luz directa del sol. Si supera el año, no lo expongas entre las 11 de la mañana y las 4 de la tarde. Fuera de estas horas, aplícale previamente protección solar alta.
  3. Si vas a la playa o la piscina, estate siempre a la sombra. 
  4. Si no quiere que le pongas sombrero, será suficiente con mojarle el pelo continuamente con un poco de agua
  5. Si toma pecho no es necesario ofrecerle agua entre toma y toma, a no ser que el mismo la pida. La leche es un elemento lo suficientemente completo para mantener hidratado al niño.

Esperamos que estos consejos sean de ayuda a la hora de proteger a tú bebé del calor del verano. Una época para disfrutar del merecido descanso y aprovechar para jugar y disfrutar de él con el mínimo de preocupaciones. 

Comentarios
x