miércoles 20/1/21
PIDEN 25 AñOS DE INTERNAMIENTO PSIQUIáTRICO

Juzgan a un joven de Almadén (Ciudad Real) acusado de matar a su madre y de intentarlo con su padre

La Sección 1ª de la Audiencia de Ciudad Real va a juzgar este martes y este miércoles a un joven de 18 años cuando sucedió el supuesto crimen. El fiscal pide 25 años de internamiento en un centro psiquiátrico como supuesto autor de la muerte de su madre.

Según el escrito de acusaciones, el joven está acusado de un delito de asesinato, otro de homicidio en grado de tentativa y un delito de maltrato de animales por unos hechos ocurridos en Almadén (Ciudad Real) el 22 de noviembre de 2013.

Ese día, tras regresar de Madrid donde trabajaba toda la semana, el joven llegó a casa de los padres y se encerró en su habitación saliendo solo a comprar cocaína, volviendo a encerrarse en su dormitorio.

Sobre las 22.30 horas de esa noche, salió de la casa con su perro y se dirigió a casa de su abuela paterna, y, en la calle, comenzó a agredir al animal, propinándole patadas, golpes y pisotadas hasta causarle la muerte.

Cuando la Policía Local se enteró del incidente, dos agentes se acercaron a la casa de los padres y se encontraron con el padre en la puerta, que iba a recoger el perro muerto, y el muchacho se negó a hablar con ellos.

Poco después, el joven salió del dormitorio y se dirigió al salón de la casa, donde estaba la madre, sobre la que se abalanzó y comenzó a golpear, rompiéndose el cristal de una mesa.

El joven clavó uno de los trozos rotos en el cuello a la madre, mientras seguía golpeándola, clavándole otro trozo de cristal en la cara, agresión que continuó hasta que le causó la muerte.

Al llegar el padre a la casa, éste descubrió parte del maxilar superior de la madre, rastros de sangre, hasta que se encontró con el cadáver de su mujer. El acusado, en ese momento, también se dirigió a su padre y le puso contra una pared diciendo que "también te voy a matar", como había hecho con la mujer.

El ruido que se había generado alertó a un vecino que intercedió entre los dos, padre e hijo evitando la agresión, huyendo el joven del lugar.

El acusado fue encontrado poco después en una calle cercana, semidesnudo, por una persona que le invitó a subir a su coche, a lo que accedió. Dentro del vehículo, K.R.P. le confesó que había matado a su madre.

Comentarios