domingo 29.03.2020
SEXISMO

La Iglesia abre a las mujeres una hermandad de Ciudad Real tras prohibirlo durante cuatrocientos años

  • El obispo Gerardo Melgar autoriza a la Hermandad Nuestra Señora de la Virgen del Prado, patrona de la ciudad manchega, aceptar la adhesión de feligresas después de siglos en los que solo los hombres han sido admitidos.
  • La decisión se toma dos años después de que una asamblea de este colectivo religioso se pronunciara a favor de cambiar sus normas internas tras la polémica que se generó cuando varias creyentes denunciaron la machista tradición.
El obispo de Ciudad Real y Prior de las Órdenes Militares, Gerardo Melgar. ARCHIVO
El obispo de Ciudad Real y Prior de las Órdenes Militares, Gerardo Melgar. ARCHIVO

CIUDAD REAL.- Cuatrocientos años después de su constitución, la Hermandad de Nuestra Señora de la Virgen del Prado va a dejar de discriminar por género tras recibir el visto bueno de la jerarquía de la Iglesia católica para aprobar la modificación de sus estatutos que permiten, desde este jueves, la incorporación de las mujeres.

Así, según ha trascendido, a partir de ahora las mujeres podrán incorporarse en igualdad de condiciones a los hombres a esta hermandad, que representa a la patrona de Ciudad Real.

Y lo podrán hacer después de que el obispo de Ciudad Real y prior de las Ordenes Militares, Gerardo Melgar, haya dado luz verde a las nuevas normas por las que se va a regir esta hermandad en adelante, y que contemplan esta importante modificación, según ha dado a conocer este colectivo religioso en sus propias redes sociales, a través de las cuales una feligresa contestaba al anuncio asegurando que "ya era hora".

Tras varios años de debate sobre si la mujer debía o no poder formar parte de esta hermandad y acceder en las mismas condiciones que los hombres, se han aprobado los nuevos estatutos que ponen fin a la norma que permitía desde el siglo XVI únicamente la entrada de hombres a esta hermandad.

El artículo 8 de los nuevos estatutos establece que "podrán pertenecer a esta hermandad todos los fieles católicos, hombres y mujeres, que se comprometan a cumplir con los deberes comunes a todos los católicos y a observar los propios de la Hermandad".

Se permite, por tanto, la entrada de las mujeres a esta hermandad, después de varios años en los que se había cuestionado la modificación de los estatutos y ello en base a que existe una hermandad paralela, denominada la Corte de Honor, formada mayoritariamente por mujeres ‑ aunque también está permitida la presencia de hombres‑ al ser el sitio donde la Iglesia las venía derivando al estar prohibida su participación en la Hermandad de Nuestra Señora de la Virgen del Prado.

La entrada definitiva de las mujeres a esta hermandad se ha producido casi dos años después de que todos los hermanos decidieran en una asamblea general ordinaria modificar los estatutos acordando estos cambios.

Hace unos años saltó en Ciudad Real la polémica porque varias mujeres denunciaron la machista tradición de no dejarlas formar parte de esta hermandad y alguna de ellas llevaban años reivindicando que hombres y mujeres procesionaran juntos, puesto que hasta ahora las mujeres que formaban parte de la Corte de Honor siempre lo hacían al final.

Otras mujeres, sin embargo, habían considerado que era algo tradicional no formar parte de la Ilustre Hermandad de la Virgen del Prado de Ciudad Real y habían señalado que no veían la necesidad de agruparse hombres y mujeres.

Comentarios
x