Lunes, 20 de Agosto de 2018 Actualizado: 11:04 h.

DURANTE EL PLENO MUNICIPAL

El exedil de C's en Ciudad Real niega la violencia machista y dice que las feministas "odian a los hombres"

El concejal no adscrito Pedro Fernández, que fue candidato del partido de Albert Rivera a la Alcaldía ciudadrealeña, aseguró que el Estado "no debe intervenir" en cuestiones de la familia porque eso corresponde "al ámbito privado" y acusó a las feministas de "sectarias".

CIUDAD REAL.- "Sectarias que odian a los hombres", así es como califica a las feministas el exconcejal y cabeza de lista de Ciudadanos en Ciudad Real, Pedro Fernández, que actualmente es edil no adscrito. Manifestaciones que hacía en el transcurso del pleno celebrado la pasada semana, cuando se debatía una moción planteada por Ganemos para mostrar apoyo institucional a la huelga feminista del próximo 8 de marzo en defensa de la igualdad. 

Moción en la que se solicitaba al Ayuntamiento que secunde la convocatoria, facilitando "con todos los medios materiales, personales y de difusión" las manifestaciones, concentraciones, actividades y actos que se celebren por parte de las asociaciones de mujeres. Asimismo, que se enarbole la bandera feminista en la casa consistorial ciudadrealeña "como símbolo de apoyo a la lucha de las mujeres". Una propuesta que fue aprobada con los votos a favor de Ganemos y el PSOE, con la oposición no solo del concejal no adscrito, sino también del Partido Popular, y la abstención del edil del partido naranja. 

Una lucha que para Fernández no tiene razón de ser, ya que no existen tales problemas de desigualdad y violencia machista, porque "si los conociera los denunciaría y lucharía", tal y como aseguraba sin sonrojarse.  

No obstante, y siguiendo la línea planteada hace unos días por el propio presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, quien señalaba que combatir la brecha salarial no era competencia de la Administración, Fernández se mostraba convencido de que los poderes públicos "no deben intervenir" en cuestiones de igualdad. Para él, lo importante son "la familia y el hogar", con independencia de quien trabaje, siendo las cuestiones de familia pertenecientes "al ámbito privado". 

Palabras que llevaban a la propia alcaldesa, Pilar Zamora, a intervenir para recordarle los lazos morados que cuelgan en el carrillón cervantino de la Plaza Mayor, justo enfrente del Ayuntamiento, en recuerdo de las mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas, víctimas de la violencia de género, por lo que le instaba a "no decir que no existen los problemas". 

En la misma línea que la alcaldesa se pronunciaba la concejal de Igualdad, Manuela Nieto, quien tras mostrar su apoyo a la huelga y a la moción planteada por Ganemos, pedía a Fernández no retrotraerse a los años en los que los malos tratos quedaban en el ámbito de la familia y el Estado no podía intervenir. "Ahora el Estado debe ser el garante de la seguridad de las mujeres y la violencia de género no es nada privado, sino todo lo contrario", por lo que "se debe luchar contra ella desde todos los ámbitos". 

Algo en lo que refrendaba la portavoz de Ganemos, Nieves Peinado, quien recordaba al concejal no adscrito que es obligación del Estado "garantizar que hombres y mujeres tengan los mismos derechos, sin olvidar que muchas de las desigualdades que se producen son en el ámbito de la organización familiar". 

Pero Fernández no se limitaba a negar la existencia de problemas de desigualdad entre hombres y mujeres, sino que rechazaba también un dato señalado por el grupo municipal de Ganemos en su moción, que indicaba que en España el trabajo dedicado por las mujeres a los hogares, al cuidado y a la reproducción alcanza el 53 por ciento del PIB. Cifra que rebatía señalando que le parece una “animalada” y preguntándose si lo que hay son "granjas reproductoras"

El exconcejal del partido de Albert Rivera incluso llegó a decir que en cuestiones familiares prefiere un modelo "como el antiguo", en el que sea "el hombre el que manda".

EL PP, TAMBIÉN CONTRA LA HUELGA

Pero también tuvo su protagonismo en el debate de esta moción la concejala del PP y diputada regional, al tiempo que presidenta de la Federación de Municipios y Familias del Ámbito Rural (AMFAR), Lola Merino, para quien resulta "triste" que "aprovechando" cuestiones como la desigualdad, la violencia de género, el acoso sexual o la brecha salarial "cojan la bandera falsa del feminismo y hagan un aprovechamiento político de todo ello". 

Y es que para Merino, con este planteamiento "van a conseguir lo que nadie ha conseguido nunca en este país: dividir hasta a las propias mujeres", al considerar que la huelga feminista se basa en "actitudes dogmáticas y excluyentes". 

PIDEN LA DIMISIÓN DE FERNÁNDEZ

Tras las controvertidas palabras del concejal Pedro Fernández, la Asamblea Feminismos de Ciudad Real ha solicitado este lunes su renuncia por sus "ataques" contra las mujeres. En un comunicado, el colectivo asegura que "es increíble y muy triste que a estas alturas tengamos que explicar que las feministas luchamos por la igualdad entre mujeres y hombres, o mostrar los contundentes e incuestionables datos sobre la violencia que sufrimos las mujeres en el mundo".

"Pero lo que, además, nos parece inconcebible y que no se puede consentir", ha afirmado la plataforma feminista, "es que este señor cobre dinero público por representarnos y hacer unas declaraciones tan machistas y despreciables".

Por este motivo, exigen la dimisión de Pedro Fernández, ya que "estamos convencidas de que un representante público no puede lanzar de manera tan irresponsable mensajes tan llenos de ignorancia y machismo, despreciando de manera absurda a las personas que queremos igualdad entre géneros".