lunes 20.01.2020
UN SíMBOLO DE LA HERENCIA SANITARIA DEL PP

El camión que Cospedal utilizaba para hacer resonancias tiene los días contados

El vehículo no ha sido retirado todavía debido a que el PP renovó la adjudicación a menos de una semana de que Emiliano García-Page tomara posesión como nuevo presidente de Castilla-La Mancha.

Camión utilizado por el Gobierno de Cospedal para hacer resonancias | Foto Archivo
Camión utilizado por el Gobierno de Cospedal para hacer resonancias | Foto Archivo

Uno de los símbolos que mejor representan la frivolidad con la que el Ejecutivo del PP gestionaba la sanidad de Castilla-La Mancha tiene sus días contados. Más concretamente, fuentes de la Consejería de Sanidad han asegurado a periodicoclm.es que el Gobierno de García-Page no renovará el contrato con el camión que realiza las resonancias magnéticas en los terrenos aledaños al Hospital General Universitario de Ciudad Real.

La polémica surgió hace unos días cuando Rosa Romero, exalcaldesa del PP en Ciudad Real y cabeza de lista de los conservadores al Congreso de los Diputados por esta provincia, acusó a los socialistas castellano-manchegos de ser unos “demagogos”. La ‘popular’ justificaba sus declaraciones asegurando que “el camión que tanto criticaron desde el PSOE cuando gobernaba el PP sigue todavía en el mismo sitio”.

Pues bien, con la ‘prueba del delito’ en la mano, la portavoz de los socialistas en las Cortes de Castilla-La Mancha, Blanca Fernández, ha destapado una de las maniobras desleales que realizó el Gobierno de Cospedal cuando ya había perdido las elecciones y estaba en tiempo de descuento

La cuestión es que en esta historia los conservadores pasaron por alto desvelar un pequeño detalle, y es que aunque afectivamente no se ha retirado el camión donde el PP realizaba resonancias, la explicación se debe a que el ex director-gerente del Hospital de Ciudad Real y candidato del PP en Puertollano, Juan José Jiménez Prieto, firmó la resolución para renovar esta adjudicación el 30 de junio de 2015, es decir, a menos de una semana de que Emiliano García-Page tomara posesión como nuevo presidente de Castilla-La Mancha.

En este sentido, la representante castellano-manchega del PSOE se ha pronunciado con rotundidad al afirmar “que no se preocupe Rosa Romero ni ningún ciudadano que con García-Page no habrá camiones en la puerta de los hospitales ni para hacer resonancias magnéticas ni para hacer ninguna otra cosa”, y por ello garantiza que el citado camión desaparecerá en el mismo momento en el que finalice el contrato suscrito por el anterior Gobierno ‘popular’, que “podría ser antes si la señora Romero está dispuesta a poner de su bolsillo el dinero necesario para indemnizar a la empresa”.

De igual modo, ha resaltado que el Ejecutivo regional actual no va a consentir “que se siga privatizando la sanidad pública como hizo el PP de Romero y Cospedal durante toda la legislatura pasada”, en alusión clara al informe desvelado ayer mismo y que demuestra que Cospedal encargó a dos consultoras varios informes para privatizar los hospitales de Villarrobledo, Tomelloso, Almansa y Manzanares. Por cierto, un proceso anulado ahora por los gestores socialistas de la Junta de Comunidades.

Fernández ha indicado por último que “Rosa Romero no puede decir más mentiras en menos tiempo” al haber declarado que el PP garantiza una sanidad pública, gratuita universal y de calidad cuando “en realidad tenían una hoja de ruta para privatizar los hospitales, han introducido varios copagos, han eliminado la atención a inmigrantes y la valoración de la sanidad castellano-manchega ha caído hasta al segundo puesto por la cola en los años de Cospedal, por no hablar de los episodios en los que se caían los techos de los centros hospitalarios, las urgencias permanecían colapsadas y se daban citan para dentro de dos años”.

Comentarios
x