Lunes 22.10.2018
MALTRATO ANIMAL

Arrestado por embestir con su coche a dos manifestantes antitaurinos y un guardia civil en Manzanares

El ataque tuvo lugar frente a la plaza de toros, durante una concentración para protestar contra la corrida y novillada que se celebraba. Los activistas han denunciado que aficionados taurinos reaccionaron con "vítores y aplausos en señal de aprobación al atropello".

Imagen de la concentración. Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real.
Imagen de la concentración. Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real.

CIUDAD REAL- Un hombre, aparentemente ebrio, arrollaba este sábado a un guardia civil que se encontraba participando en las labores de vigilancia y control de una concentración antitaurina, así como a dos de los participantes en la misma.

Los hechos sucedían en la localidad ciudadrealeña de Manzanares, frente a la plaza de toros, donde desde la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real se había convocado a las seis de la tarde una concentración pacífica para protestar contra los festejos previstos para el fin de semana, una corrida de toros y una novillada en la que se iba a dar muerte a doce animales.  

Una protesta, debidamente comunicada a la Subdelegación del Gobierno en Ciudad Real, con la que también se quería llamar la atención sobre el encierro infantil, que desde el colectivo antitaurino consideran “una forma de inculcar la violencia hacia los animales, disfrazada de actividad lúdica, desde edades tempranas”. En este sentido, destacaban que se “normalizan los festejos taurinos desde la cuna”, por lo que “estos niños y niñas pueden acabar en cambiar el toro de juguete por un animal sintiente que solo quiere vivir”.  

Según el relato del colectivo antitaurino, un vehículo de grandes dimensiones de color blanco se habría dirigido contra los manifestantes, “golpeando a varias personas”. 

Frente a los participantes en la concentración se encontraban varios agentes de la Guardia Civil, que procedieron a la detención del conductor, quien también golpeó a uno de los agentes que le había dado el alto y le intentaba detener

Así se recoge en la denuncia interpuesta por el colectivo y 19 personas a título particular, que se encontraban en la concentración y que también se sintieron perjudicados por el intento de atropello de esta persona. Todos ellos, señalaban desde el colectivo en sus redes sociales, se encontraban situados en el lugar que les había sido indicado por los agentes de los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado. 

Los participantes en la concentración portaban pancartas en las que se podían leer mensajes como “Basta ya de maltrato animal” o “Los niños a jugar, no a ver matar”, y verse imágenes de astados desangrándose, acompañados de la pregunta “¿Dónde ves el arte?”

Pero no todo terminaba con el intento de atropello, puesto que tras ello y al marcharse los agentes de la Benemérita, varias personas aprovecharon para increpar a los participantes en la concentración y acusar a una de ellas de “grabar a menores”. Una situación ante la que fue necesario reclamar la presencia de la Guardia Civil, ante tales acusaciones. 

Desde la Asociación Cultural Antitaurina de Ciudad Real denuncian también los “vítores y aplausos” de quienes acudían al espectáculo taurino “en señal de aprobación a lo sucedido con el intento de atropello”, mostrando así “una gran insensibilidad”. 

Para el colectivo, lo sucedido es “una de las interminables muestras de la violencia que rodea el mundo del maltrato animal legal llamado tauromaquia” y confían en que el agresor sea sancionado como corresponde a su intento de atropello. 

Asimismo, agradecen a todos los que se han preocupado por lo sucedido, así como a los cuerpos de seguridad por su intervención y el apoyo recibido. En este sentido, esperan que el agente que resultó herido en la huida del conductor se encuentre bien.  

Por su parte, el autor de los hechos era puesto este domingo a disposición judicial, prestando declaración en el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Manzanares. Tras ello, quedaba en libertad con cargos.

Se le imputa provisionalmente ser el presunto autor de un delito contra la seguridad vial y de otro delito de atentado contra la autoridad, según han desvelado a fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Castilla‑La Mancha.

Además, estas mismas fuentes han señalado que se han establecido como medidas cautelares la obligatoriedad de comparecer ante el juzgado cuantas veces sea llamado.

Comentarios
x