sábado 23/1/21
EXCLUSIVA

Un juez ve indicios de homicidio imprudente en las muertes de la residencia privada del 'Wuhan manchego'

  • Familiares de fallecidos por COVID-19 en ELDER llevan a los tribunales a José Manuel Sampedro, director de este polémico centro sociosanitario de Tomelloso y edil del PP, para que se esclarezca su gestión durante la primera oleada de la pandemia.
  • El Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de esta localidad ciudadrealeña ha admitido a trámite la denuncia e incoado diligencias previas al ver hechos que "hacen presumir la posible existencia de delito".
El director de la residencia ELDER, José Manuel Sampedro, junto a un extracto del auto emitido por el juez tras la denuncia que presentaron contra él familiares de fallecidos en el centro. EFE/PeriódicoCLM
El director de la residencia ELDER, José Manuel Sampedro, junto a un extracto del auto emitido por el juez tras la denuncia que presentaron contra él familiares de fallecidos en el centro. EFE/PeriódicoCLM

CIUDAD REAL.- Un grupo de familiares de mayores fallecidos por contagio de COVID-19 en el Centro Residencial de Mayores de la Fundación ELDER de Tomelloso durante la primera ola de la pandemia  ha presentado ante los tribunales una denuncia por homicidio imprudente y omisión de socorro contra el director del centro, José Manuel Sampedro Lara, así como contra la fundación responsable del mismo.

Denuncia que ha sido admitida a trámite por el juez, tal y como recoge el auto de fecha 22 de noviembre del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 1 de Tomelloso al que ha tenido acceso PeriódicoCLM, en el que se apunta cómo a la vista de los hechos denunciados se considera que dichas actuaciones "presentan características que hacen presumir la posible existencia de delito".

Denuncia con la que quieren que se esclarezca lo sucedido en la conocida como "residencia de los horrores", de gestión privada, para que se depuren las responsabilidades oportunas tras haberse registrado en ella el mayor número de muertes de toda Castilla-La Mancha en la primera oleada. Concretamente, según fuentes del Gobierno regional, en este centro se habrían registrado 41 fallecimientos por COVID-19 y en otros 33 casos se habrían presentado síntomas pero el diagnóstico no se habría confirmado con PCR.

Con esta denuncia este grupo de familiares quiere que se escuche su voz y se investigue una gestión que consideran "cuanto menos irregular" y "presuntamente delictiva" por parte de los responsables del centro.

Familiares que reclaman justicia ante los acontecimientos vividos en esta residencia de mayores sobre la que piden se investigue un presunto delito de homicidio imprudente y omisión del deber de socorro.

Delitos que, tal y como recoge la denuncia planteada por estas familias de la mano del despacho Polo Panadero Abogados, habrían sido presuntamente cometidos por el director de ELDER, José Manuel Sampedro, como responsable del centro en la primera oleada de COVID-19.

Desde el Juzgado se han requerido sendos informes sobre las actuaciones y medidas aplicadas entre los meses de febrero y mayo de 2020, ambos inclusive, relativos a la incidencia del coronavirus en esta residencia, al tiempo que se ha solicitado al propio centro que remite "a la mayor brevedad" un informe sobre las medidas y protocolos, tanto sanitarios como laborales o de cualquier otra índole, que fueran aplicados por el centro en ese mismo periodo en relación con la incidencia de la COVID-19.

Informes de cuyo análisis, señala el auto, se resolverá sobre las diligencias de investigación solicitadas y se determinarán aquellas otras que se estimen conducentes al esclarecimiento de los hechos.

Cabe recordar que este centro residencial de Tomelloso, localidad conocida como el 'Wuhan manchego', saltaba a las primeras páginas de periódicos e informativos el pasado 18 de marzo, cuando el propio Sampedro acudía a Telecinco a denunciar una presunta situación de abandono por parte de la Administración regional hacia el centro, en el que apuntaba se habían producido 12 fallecimientos a causa del coronavirus.

Algo que desmentía de inmediato la Junta de Comunidades, desde la que se explicaba cómo no había sido hasta el fin de semana anterior cuando se había dado traslado de la crítica situación en la que se encontraba la residencia ELDER, en la que no solo se habían producido ya más de una decena de muertes entre sus residentes y más de 70 presentaban síntomas compatibles con el virus, sino que tampoco se había dotado a los trabajadores de los equipos de protección necesarios y no se contaba con médico en plantilla.

Asimismo explicaban cómo desde el primer momento en que se tuvo conocimiento de la situación se enviaba un equipo para proceder a realizar las primeras valoraciones y se comenzaban a realizar las pruebas diagnósticas, derivando al centro hospitalario a los pacientes que se encontraban en situación más grave.

Primeras actuaciones a las que seguía la intervención de la residencia por parte del Gobierno regional,  que se ponía  al frente de la gestión después de que Sampedro 'desapareciera' de la dirección del centro.

Según explican familiares y trabajadores de la residencia, "una vez que el director fue incapaz de proteger la salud de la plantilla y de los residentes, la Junta tuvo que hacerse cargo de la situación horrorosa que estaba sucediendo, muerte tras muerte".

Sin embargo, tras estabilizarse la situación en el centro residencial, Sampedro volvía a aparecer en escena, sorprendiendo a familiares y trabajadores. Y es que, a pesar de todo lo sucedido y de las decenas de muertes y contagios de COVID-19 registrados en la residencia, José Manuel Sampedro era restituido en el cargo por parte del presidente del Patronato de la Fundación titular de la residencia, que no es otro que su propio padre.

En este sentido, las familias denunciantes recuerdan que, además de acaparar la Presidencia del Patronato de la Fundación ELDER y la Dirección del centro residencial, la familia Sampedro tiene otros negocios vinculados también a la residencia.

Entre ellos al parecer se encontrarían los seguros contratados por el centro, realizados a través de la correduría de la propia familia Sampedro. Algo que hace sospechar a estos familiares de mayores fallecidos en el centro que en este caso "los intereses económicos familiares han primado durante todo este tiempo por encima de la protección de la salud de trabajadores y mayores".

Al margen de esta relación familiar con quien preside la Fundación que es titular de esta residencia, el de Sampedro no es un nombre ajeno a la polémica. Cabe recordar en este sentido, que quien ostenta la condición de concejal del Partido Popular en el Consistorio tomellosero desde hace algo más de año y medio, ya era conocido por ser 'el azote' de los gobiernos municipales socialistas de la provincia durante su etapa como redactor en 'TeleCospedal', al frente de la cual estaba entonces Nacho Villa.

Tras la salida del gobierno del PP, Sampedro, sin experiencia ni formación previa, era colocado al frente de la residencia de mayores ELDER, para después dar el salto a la política municipal.

Ahora estas familias animan a otras personas a que "exijan justicia por las muertes de los suyos en manos de malos gestores", convencidos de que "no en todas las residencias se atendió igual a las personas mayores".

DOCUMENTO | Extracto del auto dictado para esclarecer la gestión de la residencia ELDER durante la pandemia

Comentarios